Cervera y Manzano, en un partido del Ciudad de La Línea.
Cervera y Manzano, en un partido del Ciudad de La Línea.

Cádiz CF

Mismo plan con distinto rumbo

Cervera apostará por el mismo fútbol a pesar de Salvi y Alvarito

Por  20:33 h.

El entrenador cadista no desprecia otras alternativas, pero está seguro de que cambiar de filosofía acabaría dando más problemas al Cádiz CF. Por tanto, Álvaro Cervera seguirá con el mismo plan un año más. Aunque el entrenador cadista está haciendo el cuerpo ante las más que previsibles –a pesar de la palabra del presidente– salidas de sus jugadores más desequilibrantes, entiende que este Cádiz CF no puede jugar a otra cosa con o sin ellos. Y le da igual la velocidad con la que cuente en sus bandas una vez se dé luz verde a las operaciones de las ventas de Álvaro García y Salvi. Cervera no cierra la mano a posibles alternativas que puedan surgir más allá de su juego basado en una buena defensa y un contragolpe letal, no, no eso. Al menos, así exactamente.

El caso es que le están llegando jugadores apetitosos para jugar a otra cosa pero no quiere entrar en ese error que ya han entrado muchos entrenadores y que acaban con la destitución de los mismos y los problemas para el equipo.

Su Cádiz CF tiene un fútbol de autor y entiende que es una ventaja partir con esas premisas por delante de otros equipos con entrenadores nuevos. Sabe que lo más complicado, ahora, es meter esa filosofía de juego a los recién llegados pero apuesta a que una vez que lo consiga el equipo ser vea reforzado en la idea de siempre.

Hay veces que Cervera quiere jugar a otra cosa, pero está convencido de que a la larga se perdería, junto a sus jugadores, en una crisis de identidad mientras el equipo se desvanece en la clasificación al tiempo que intenta encontrar su razón de ser.

Transmitir esas dudas en el juego es precisamente donde no quiere incurrir pues sería la primera señal de que el entrenador mostraría dudas hacia un vestuario que lo sigue con los ojos cerrados.

Espera que los sustitutos de Salvi y Álvaro García le den, además de una explosividad parecida, algo más que los anteriores no tenían y que valgan para que el equipo gane por un lado lo mucho que va a perder por el otro.

De momento, Cervera quiere mejorar la presión al rival así como perfeccionar la salida de balón para no cometer los errores que ellos bucan en cada rival.