Piovaccari y Lekic, junto a Garitano, coincidieron en en la 2014/15 en el Eibar.
Piovaccari y Lekic, junto a Garitano, coincidieron en en la 2014/15 en el Eibar.

Cádiz CF

Piovaccari: “Lekic es grandote pero sabe lo que se hace con el balón”

El ariete italiano del Córdoba avisa a los suyos de la calidad del que fue su compañero en el Eibar

Por  18:14 h.

Federico Piovaccari será una de las amenazas del Cádiz CF este domingo en El Arcángel. El veterano delantero italiano de 34 años volverá con casi toda seguridad al once de Sandoval tras ser baja la pasada jornada en Mallorca por una expulsión que sufrió ante el Extremadura en el encuentro en el que el Córdoba ganó 4-2 de manera trepidante. Para el ex del Steaua de Bucarest, entre otros, fue injusta la doble amonestación pero no por ello deja de aprender de su fallo. “Soy un jugador de carácter y con sangre caliente que vi la segunda amarilla en una jugada que me quita el balón (un rival) y le empujo y se tira como si lo hubiera matado”, explica con un español macarrónico y divertido a Deportes Cope Cádiz. “Fue un error que pagamos. He visto cosas peores aunque hice una tontería, el árbitro tiene que tener en cuenta cómo iba el partido… Pero bueno, me vio y me sacó la segunda. No hay nada que hacer, solo aprender”.

El jugador llegó a España de la mano del Eibar, tras jugar en el Steaua de Bucarest y en más de una decena de clubes en Italia. También estuvo en Australia en el Western Sydney Wanderers. Todo un trotamundos del fútbol que repescó el Córdoba, tras tenerlo en la 2016/17, el pasado verano tras quedar libre de su último equipo, el Zhejiang Yiteng de la Superliga de China. Fue precisamente en el equipo armero donde coincidió con otro veterano del gol, actualmente en las filas del Cádiz CF, Dejan Lekic, de quien tiene buenos recuerdos y no peores palabras en lo deportivo. “He jugado con él en el Eibar. Siempre me ha gustado como delantero clásico de referencia que pelea todo. De cabeza es casi imposible ganarle una. A ver si le pasa algo y no viene este domingo”, bromea el italiano sobre su excompañero, del que sigue hablando maravillas. “Tengo muchos buenos recuerdos de él y de vez en cuando hablamos por ‘wasap’. Cuando me enteré que firmó por el Cádiz CF el último día del mercado me puse muy contento porque sabía que no podía jugar si se quedaba en el Nàstic”, dice por error queriéndose referir al Reus.

Es tanto lo que le conoce y le teme como rival que no ha dudado en advertir a sus compañeros del Córdoba de cómo se las gasta el ariete balcánico del Cádiz CF. “Desde que estuvimos en el Eibar ha cogido más experiencia y ha mejorado muchísimo. Parece muy grande pero técnicamente tiene un juego muy bueno; en Segunda hay pocos como él. Hablando con mis compañeros, les he dicho que tienen que tener en cuenta que parece grandote pero con la pelota sabe lo suyo”.

El encuentro se prepara en el Córdoba como una final a tenor de las palabras de Piovaccari. “Los tres puntos son vitales. Preparamos el partido como si fuera el último. Iremos como sea a ganar”, avisa. No esconde el ariete trasalpino que el fuerte de este Córdoba es su estadio, donde “hacemos las cosas muy bien, a diferencia de fuera, que nos está costando puntuar y nos está perjudicando”.

Admite que el puesto de su entrenador está en juego. “Es normal en el fútbol, pero nosotros estamos trabajando igual”, sostiene. Y en cuanto al Cádiz CF, dice que “también comenzó bastante flojillo y ahora esta recuperando lo suyo. Es un partido de gran cartel”, asegura.

Lo que tiene claro es que su afición volverá a estar con ellos una semana más. “La gente nos está dando mucho cariño pese a que las cosas no van bien; siempre está de nuestra parte”.