Quique Pina, en un partido del Cádiz CF.
Quique Pina, en un partido del Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Pina: «Solo pienso en recuperar el control del Cádiz CF»

«Mi idea es volver al club. Es mi proyecto y me siento con fuerza para conseguirlo», asegura el murciano en IDEAL justo antes del Cádiz CF-Granada

Por  8:00 h.

2018 no fue un año precisamente sencillo para Quique Pina. El último día del mes de enero del pasado año el entonces consejero delegado del Cádiz CF era detenido en Murcia en el marco de la ‘Operación Líbero’, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Los investigadores buscaban un posible blanqueo de capitales en diversos contratos de jugadores en los que había participado Quique Pina, que a lo largo de estos años había actuado como agente en operaciones relacionadas con los futbolistas del Udinese Calcio, para la dirección de Gino Pozzo.

A continuación, el viernes 2 de febrero de 2018, el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata decretaba el ingreso en prisión sin fianza para el murciano por posible delito contra la hacienda publica, blanqueo de capitales e insolvencia punible en la venta de jugadores de fútbol, según informaban fuentes jurídicas.

Días después, el 19 de febrero, Quique Pina quedaba en libertad sin fianza después de haber prestado declaración en la Audiencia Nacional. El juez De la Mata dejaba en libertad al murciano, que se encontraba ingresado en la cárcel de Soto del Real.

En un auto, el magistrado de la Audiencia Nacional decidía ponerle en libertad, pero Pina estaba obligado a comparecer cada semana en el juzgado y tenía prohibido salir de España. También debía entregar su pasaporte.

Casi once meses después, a finales de diciembre y para cerrar 2018, el presidente cadista Manuel Vizcaíno hacía valer su superioridad en el Consejo, como consejero delegado que es de Locos por el Balón (propietario del 60% de las acciones del Cádiz CF), para desposeer del cargo de consejero a Quique Pina.

Así culminaba un año en el que Pina perdió el control de la entidad del Ramón de Carranza. Ahora, con el inicio del nuevo año 2019, el empresario murciano analiza la situación en IDEAL (y a través del periodista Rafa Lamelas) justo antes de la visita del Granada (club del que fue presidente y al que hizo regresar a Primera) al Ramón de Carranza para medir este viernes por la noche sus fuerzas ante el Cádiz CF.

Estrategia desconocida

Su intención es clara y contundente: «No pienso en otra cosa que no sea recuperar el control del Cádiz CF», aunque es consciente que «esto pasa por los tribunales».

Ahora bien, Quique Pina no ha querido desvelar su estrategia para recuperar esas acciones, ya sea a través de Locos por el Balón o mediante otra manera inesperada. Pero no duda en señalar: «No quiero saber nada de esa hipotética oferta de los americanos. Mi idea es volver al Cádiz CF». Y afirma: «Es mi proyecto y me siento fuerte para conseguirlo».  

Y ahí no duda en apuntar a Manuel Vizcaíno, del que asegura que ya no le presenta las cuentas del club gaditano. «En la sociedad Locos por el Balón no me han dado las cuentas para aprobarlas y en el Cádiz CF tengo pruebas, con requerimiento notarial, de haber pedido información y no se me ha facilitado. Puedo saber lo que se habla en una junta de accionistas, pero conocer las cuentas del Cádiz CF, no», asegura.

Sobre el actual presidente del Cádiz CF, el murciano señala: «Me traicionó cuando salí del Granada al no querer entregarme la firma mancomunada y me lo ha vuelto a hacer».

Además recalca: «Él en la junta de accionistas dijo que había ido a Cádiz a ganar dinero. Que estaría dispuesto a vender acciones pero que, al mismo tiempo, querría quedarse con la gestión. Está cobrando 180.000 euros en concepto que no ha explicado. Yo no he ido al Cádiz CF a venderlo, sino a dirigir su actividad en lo deportivo. Cuanto más crezca el Cádiz CF, más valor tendrá mi parte, pero no venderé».

Del mismo modo, Pina añade: «No ha respetado la presunción de inocencia; me ha condenado». Y no duda en apostillar: «La medida del juez no me inhabilita».

Y finaliza: «Todo el mundo me ha tratado con cariño, con la excepción del presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, que se burlaba de esta situación y la festejaba. Sé que en los momentos difíciles míos, cuando estuve unos días en prisión, dijo muchas cosas para fomentar una imagen mala de mí. Hace daño que sea tan inhumano. Si le sucediera a él, yo no lo habría hecho».