Perea, durante un partido de la presente temporada ante el Huesca.
Perea, durante un partido de la presente temporada ante el Huesca.

Cádiz CF

Perea: “Si subimos me visto de torero o de lo que haga falta”

El manchego cree que "tarde o temprano se acabará jugando lo que queda de Liga"

Por  19:27 h.

Para cerrar la semana ‘laborable’ en las charlas virtuales que el Cádiz CF mantiene con sus jugadores para ponerlos en contacto con los aficionados estuvo Alberto Perea, que se enfrentó a una batería de preguntas que comenzó por cómo se sintió la pasada pretemporada cuando tras ser un descarte en el anterior mercado invernal (se fue al Extremadura como cedido), Cervera le vuelve a abrir las puertas del equipo. “Yo regresé con ilusión pero con realismo, pero vino el segundo entrenador (Roberto Perera) y me dijo que este año el míster me quería recuperar y que si estaba al cien por cien podía ayudar mucho al equipo”, cuenta el manchego, que fue escuchar eso y ponerse manos a la obra hasta comenzar titular la Liga.

Se sincera Perea en torno a este curso porque “no pensaba que iba a jugar tanto debido al pasado año en el que apenas contaba. Esto es fútbol y cambia todo en nada”. Y a la hora de escoger algún motivo por el que se ha dado ese cambio dice que “es verdad que las lesiones me están respetando y es posible que el trabajo defensivo que hago ahora me esté ayudando también”.

La Liga está parada pero la cabeza de Perea sigue dando vueltas a lo que queda de temporada. Y en este sentido, lo tiene muy claro. “Esperemos cumplir el objetivo que nos merecemos una vez pase esta tragedia”.

Preguntado acerca de si Cervera es el entrenador con el que más está creciendo, responde que “el mister y yo nos conocemos mucho ya de estos años y puede que sea el que más rendimiento me esté sacando. Eso es bueno para el equipo”.

Como no, a Perea se le preguntó por cómo está llevando el confinamiento. “Se me está haciendo largo porque soy un chico de hacer cosas por la tarde; salir con mi novia y dar paseos, pero la cosa está muy mal y tenemos que estar en casa”.

Un tuitero le cuestionó si con la magia se viene o se hace, a lo que Perea argumentó que “el talento viene de sí, pero no hay que dejar de trabajar nunca”.

Si Perea dejó claro una cosa es su predilección por Iniesta a pesar de que para él Messi es el número uno. Pero sobre el campeón del mundo dijo que “me cambiaría por Iniesta. Es paisano mío, lo conozco y es una leyenda y lo ha demostrado al mundo entero. Además es muy humilde”.

A lo largo de su carrera coincidió en el Atlético, con el que entrenó un año en el primer equipo cuando formaba parte del filial, con jugadores de la talla de Agüero, Forlán o su amigo Reyes. “Me encantó ese año entrenar con el primer equipo y la verdad que se nota los jugadores de élite”.

Como al resto de sus compañeros también se le pidió alguna extravagancia en el caso de un ascenso. Perea no tiene problemas para ello. “Si ascendemos me visto de torero y de lo que haga falta. Es un gran premio para celebrarlo de la manera que sea”. También se comprometió con un aficionado a hacer una ruta por El Gastor, una zona que conoce y que le encanta.

Su rutina diaria en estos días de encierro es la siguiente según contó. “Me despierto con mi novia sobre las 9.30-10. O ella o yo bajamos a Canela, nuestra perra. Luego jugamos a algún juego de mesa y por la tarde hago algo de piernas, bicicleta y comba para mantener la forma de cara a la recta final”. Como todos, Perea también tiene su particular ‘día de la marmota’.

Aunque no es de Cádiz, firmaría un futuro vestido de amarillo ya que lleva ya “aquí tres años, hace poco renové, y por mí estaría aquí el tiempo que hiciera falta”.

No le duelen prendas en admitir quién del vestuario atesora más clase. “Jurado es el que más clase tiene. Ahí está su trayectoria. A ver si este tiempo de parón le viene bien para recuperarse y nos puede ayudar en esta recta final de Liga”, dice desde el compañerismo.

Iván Alejo apareció entre las preguntas de los internautas y fue para preguntarle por su compañero de habitación y por si roncaba. Entre bromas, Perea desveló que “mi compañero es él y ronca. De vez en cuando por la noche le tengo que subir la voz o darle con el codo para que pare”.

Le pidieron a Perea que recordase su mejor gol con el Cádiz CF. Y no tuvo dudas. “El que metí en Carranza el primer año ante el Oviedo, que pilló en Carnavales. Fue el empate y luego Servando nos dio el triunfo”, dijo en alusión a ese 2-1 trepidante que firmó aquel Cádiz CF.

No tiene más que palabras de elogio para su afición, que “es de Primera, pero desde hace muchos años. Cada vez que jugamos en Carranza es un plus; hay mejor ambiente que en muchos campos de Primera”, asegura.

Sabido es que en el vestuario manda la melodía carnavalera que propone Juanito el utillero, algo que no a todo el mundo gusta durante todo el tiempo tal y como cuenta Perea. “Juanito siempre está con el tema de los Carnavales hasta que alguien le quita el móvil y pone otra cosa, pero siempre es bonito escuchar esas coplas que pone”.

En cuanto a los compañeros con los que mejor se lleva manifestó ante todo que “hay una piña increíble. Me llevo muy bien con Iza, Álex, Iván Alejo y puedo decir más porque todos nos llevamos muy bien”.

También se unió a la charla Álex Fernández, el peli, como le llaman en el equipo. El madrileño le preguntó si se entiende bien con él en el campo. A lo que contestó lo siguiente: “Él sabe que me entiendo muy bien con él en el campo y fuera”. Lo que le sirvió para reflejar lo cómodo que se encuentra en el Cádiz CF. “Nos entendemos todos muy bien. Estoy haciendo unas muy buenas amistades aquí”.

Es normal que diga que “aquí en Cádiz estoy muy bien y no me importaría retirarme aquí, sobre todo en Primera División, que sería la bomba”.

El tema de quiénes son los más golfos del vestuario o los que aportan más cachondeo, Perea recuerda que “hay varios. Querol era muy gracioso hasta que se fue a Albacete. Alejo es un buen fichaje y con Iza Carcelén también te echas unas risas”, descubre.

No sabe muy bien qué hubiera sido de no ser futbolista aunque tiene claro que quiere ser entrenador una vez cuelgue las botas. Para ello ya tiene sacado los cursos.

Si tuviera que apostar por quién está llevando peor el confinamiento cree que “Entre Iván Alejo y yo somos los que peor lo estamos pasando. Con él hablo mucho por videollamada y sé que él tiene a su hermana en casa y yo a mi novia y eso nos lo hace más llevadero”.

No olvida su peor momento en el Cádiz CF. “Fue el primer año. Vine con toda la ilusión y a los ocho días en Murcia me operaron de apendicitis”. En cuanto al mejor, no es difícil adivinarlo. “Este que estamos viviendo y que nos tiene tan cerca de conseguir el objetivo que nos merecemos todos”.

Por último, quiso mandar un mensaje optimista sobre el fin del confinamiento y el reinicio de la competición. “Tarde o temprano se acabará jugando la Liga y si se acaba tarde pues empezaremos más tarde la temporada que viene”.