Alberto Perea, de camino  a un entrenamiento.
Alberto Perea, de camino a un entrenamiento.

Cádiz CF

Perea, un ejemplo a seguir para otros que están o estuvieron

Jugadores como Barral, Brian o Romera no fueron capaces de darle la vuelta a una situación en la que ahora se encuentra Sergio Sánchez

Por  18:20 h.

Muchos han sido los jugadores que han salido del Cádiz CF y de otros muchos equipos por la puerta de atrás por culpa de un entrenador con el que no han tenido ‘feeling’ o no han entrado en sus planes desde el punto de vista táctico. Sin ir más lejos, con Cervera sufrieron esta situación jugadores como Barral, Brian Oliván, Carpio, Lucas Bijker, Karim Azamoum, Dani Romera, Aitor García o sin ir más lejos, Sergio Sánchez, que actualmente se encuentra formando parte de la plantilla.

Pues bien, el caso de la renovación por tres años de Alberto Perea puede servir de espejo en el que mirarse a otros jugadores que no supieron ganarse la confianza de un entrenador que ha dado muestras de poder cambiar de opinión respecto a la evolución de un jugador tal como es el caso del interior manchego que llegó hace tres campañas ya procedente del filial del FC Barcelona.

Siempre se ha dicho que un entrenador no debe tirarse piedra contra su propio tejado y Cervera, más allá de sus roces personales con determinados jugadores, también evidenció en el pasado que prioriza el bien general que el particular. El caso del año pasado de Brian Oliván fue un ejemplo. Y es que el hoy jugador del Girona pasó de la grada al campo sin que la sintonía con su entrenador mejorará. Finalemente, sus errores en el campo a ojos de su entrenador le pasaron factura.

En el presente puede ocurrir lo mismo con Sergio Sánchez, un jugador que hace solo un año era primordial en los esquemas de Álvaro Cervera. Pues bien, este año, ya desde verano incluso, el técnico ha cambiado claramente su forma de pensar respecto al central barcelonés, al que lo desea fuera del equipo. Ahora sí, está en el jugador volver a ganarse la confianza de un entrenador que confió en él en la temporada pasada. El camino recorrido por Alberto Perea, cedido el año pasado, es un buen camino de ejemplo para estas situaciones.