Marcos Mauro cumple contrato este junio de 2020.
Marcos Mauro cumple contrato este junio de 2020.

Cádiz CF

¿Qué pasará con los contratos que expiran el 30 de junio?

La FIFA medita prolongar hasta enero la primera ventana de fichajes para paliar los efectos de la pandemia

Por  8:02 h.

La pandemia del coronavirus ha congelado todas las competiciones y el fútbol se ha quedado a verlas venir. Desde los organismos futbolísticos del país ya se ha confirmado que la Liga estará suspendida ‘sine die’ y hasta que las autoridades gubernamentales no digan lo contrario se mantendrá paralizada.

Como es obvio, son muchos los que se preguntan si la temporada acabará antes o después del 30 de junio, fecha en la que expiran los contratos de muchos futbolistas y entrenadores. Sin ir más lejos, en el Cádiz CF Marcos Mauro y Álvaro Cervera pueden negociar con otros clubes desde el pasado 1 de enero.

Como es lógico, nadie quiere hacer sus apuestas en voz alta dadas las tristes circunstancias que rodean al negocio, pero tan lógico es eso como que desde la FIFA se medite una idea para afrontar una situación que sin duda se dará en el caso de que los campeonatos acaben más tarde de junio como todo parece indicar.

Por eso mismo, la FIFA ya está valorando la opción de que esos contratos se prolonguen entre jugadores y clubes hasta que los ejercicios no acaben de manera oficial.

El ejemplo es claro. Si la Liga acaba, por poner, el 15 de agosto, los contratos que acababan inicialmente el 30 de junio se prolongarán hasta el día siguiente en el que acaba la competición, es decir, el hipotético 16 de agosto de 2020. Aunque no está aprobada la medida, todo parece indicar que será aceptada por todas las partes dada la situación que se está viviendo.

Alargar la ventana de fichajes

Pero esto entrañaría una situación incómoda para esos profesionales que agotasen sus contratos el 30 de junio y que de buenas a primeras ven que no quedan libres hasta mediados de agosto. Por eso mismo, la FIFA también medita que la ventana de fichajes veraniegos se prolongase hasta el mes de enero dando así mucho más margen a esos jugadores o entrenadores en su búsqueda de nuevos equipos. Por tanto, se pasaría del 31 de agosto al 31 de enero.

Aunque hasta el momento no es nada oficial, la estrechez del calendario, la eventualidad de la situación por la que se está pasando y el golpe que recibirán las economía de todos los clubes hacen que esta hipótesis vaya cogiendo forma como medida para paliar los efectos devastadores de esta trágica pandemia.