Jairo y Garrido en un entrenamiento
Jairo y Garrido en un entrenamiento

Cádiz CF

Un parón para “resetear” y coger impulso

Jairo Izquierdo admite que "puede haber nerviosismo" aunque confía en el trabajo de estas dos semanas para mejorar

Por  14:55 h.

No puede decirse que el parón al que se enfrenta el Cádiz CF le vaya a coger en un mal momento. Bueno, le coge en un mal momento, por eso precisamente puede ser este parón en su competición un magnífico momento para detenerse, reflexionar, trabajar y coger de nuevo el impulso perdido en los tres últimos encuentros donde solo ha podido sumar dos puntos tras la derrota en el Martínez Valero de Elche y los empates contra Lugo y Córdoba en Carranza, ambos a un gol.

El caso es que si el parón navideño frenó en seco el buen momento de los amarillos y la competición regresó con la derrota en Pamplona y varios resultados negativos más, el instante en que llega estos quince días sin competición no puede ser mejor para frenar la dinámica negativa en la que se encuentra el equipo de Cervera.

Sin ir más lejos, el pasado martes en Onda Cero, Jairo Izquierdo confesaba que este parón obligado le viene bien al Cádiz CF, enfrascado como está en un embotellamiento mental por el que ha perdido comba en los puestos de ‘play off’ de ascenso.

Sobre este parón hablaba el canario. “Nos puede venir bien después de tantos partidos para resetear y volver con ganas a entrenar duro para el final de temporada”.

Y es que las cosas no están saliendo como se desean a juicio del extremo zurdo, que el pasado domingo fue de los mejores del conjunto gaditano. “Sabemos que los últimos partidos no han salido como queríamos, pero vamos a corregirlo para sacarlo adelante. Hicimos una segunda parte desastrosa pero nos pusimos por delante, y al final el empate del rival demostró que algo nos estaba pasando”, explicó admitiendo que el equipo no se encuentra seguro, y menos sin la presencia de Manu Vallejo y Machís a pesar de que se enfrentaban a un equipo con pie y medio en la Segunda División B.

Todo el mundo en el vestuario sabe que en estos momentos el juego no está fluyendo y que los malos resultados son producto directo de que las cosas no se están trabajando bien. El primer paso para levantarse es admitir que hay que mejorar y eso es precisamente en lo que se piensa actualmente dentro del equipo amarillo tal y como muestran las palabras del jugador zurdo. “Queremos luchar por ganar todos los partidos posibles, el siguiente será ante el Real Zaragoza, creo que es más al revés”, dice para negar que haya acomodamiento o algo parecido. Y es que para Jairo una consecuencia directa de la actual irregularidad son las ganas y las prisas para que salgan las cosas. Por eso mismo, cree que “puede haber existido nerviosismo al ver que se le crea peligro al rival pero no se consiguen materializar las ocasiones”.