Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano.
Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano.

CÁDIZ CF

Paco Jémez: «No estoy dispuesto a pasar un test cada cuatro días»

«La culpa no es de los futbolistas, la culpa es del Gobierno al no ser capaz de prever, gastar, controlar o dotar de material para controlar esta situación», asegura el entrenador del Rayo Vallecano

Por  12:22 h.

El Rayo Vallecano es el siguiente rival del Cádiz CF en la competición liguera si, tal y como está previsto, finalmente se reanuda. A priori será el próximo mes de junio, aunque la fecha no está definida, pero los equipos ya han vuelto al trabajo con la vista puesta en el retorno al campeonato.

Quedan semanas para que Cádiz CF y Rayo Vallecano puedan verse las caras en el Estadio Ramón de Carranza, aunque muchas son las incógnitas de cara a ese momento. Y así lo hizo saber Paco Jémez, entrenador del equipo franjirrojo, en ‘El Partidazo’ de COPE. «Ya me parecía pronto el 20 de junio, así que imagina adelantarlo al 12 de junio. No tenemos ningún control sobre la pandemia e incluso en el último día subieron el número de contagiados y el número de fallecidos. Todos tenemos mucha ganas de empezar, pero me da mucho miedo que nos precipitemos porque si nos equivocamos una vez ya no hay vuelta atrás», aseguró el míster de la escuadra vallecana.

Con el 27 de junio como fecha límite de la vuelta a la competición, Paco Jémez señaló en los micrófonos de COPE: «Mi recomendación es que la pausa es una virtud y con la precipitación no vamos a ningún lado. ¿Tenemos necesidad de correr y adelantar pasos sin saber qué pasará? No la tenemos. Para esta fecha, dos semanas más o dos semanas menos es mucho tiempo. Creo que hay que ser más cautos. Será favorable para todos». Y puntualizó: «Espero que sea un primer paso firme para todos y no tengamos que volver atrás. Sea el 12 o el 27 de junio».

Del mismo modo apuntó el entrenador del Rayo Vallecano: «Nadie se está negando a no jugar o a no entrenar, pero esos plazos a mí me parecen demasiado prematuros. También en el aspecto deportivo porque no hay tiempo para poner a un equipo profesional a un nivel exigente para retomar una competición, máxime al no haber partidos de preparación antes de empezar la competición».

Y Paco Jémez fue un poco más allá: «El gran problema aparece si una semana antes de competir existe un contagiado, ya que puede contagiar a siete, a catorce o a todos». Al tiempo que destacó: «Que firme Tebas y ponga por escrito si el riesgo es cero. Nadie puede garantizarlo. ¿Creéis de verdad que alguien puede asegurarlo con 200 y pico muertos, y casi 1.000 contagiados al día?».

Por eso concretó: «Todos hacemos un esfuerzo muy importante. Sólo pido tranquilidad, pues aquí nadie se queja de nada. No sabemos qué va a suceder y ponemos en riesgo nuestra salud como cualquier trabajador que sale».

Además, el preparador de los madrileños añadió: «En un tema tan complicado que es imposible que todas las decisiones sean correctas y le gusten a todo el mundo. Hemos tenido tiempo para reunirnos y tomar decisiones en consenso. Algunas decisiones son correctas y otras son mejorables. Yo digo que la opinión de los jugadores es muy importante en este sentido».

«Me duele que parezca que somos unos privilegiados»

Pero el gran problema llegó cuando se valoró la posición de los futbolistas. «Me duele que parezca que somos unos privilegiados. Tendremos que sudar, escupir, estornudar, sangrar, tocarnos… Cada profesión tiene su riesgo», señaló Paco Jémez.

Y dejó claro que «habrá que ver si estaremos pasando tests tan a menudo. Yo no estoy dispuesto a pasar un test cada cuatro días porque no me da la gana. Me iré a mi casa si no puedo entrenar. No lo veo con buenos ojos porque hay más gente que no los tiene y lo necesita».

Por lo que no dudó en dejar clara su postura. «El gran problema de este país es que hay gente que se juega la vida y su salud y no tiene ese material. La culpa no es de los futbolistas, que parece que la culpa es nuestra. La culpa es del Gobierno al no ser capaz de prever, gastar, controlar o dotar para controlar esta situación y dar material a la gente que lo necesita. No es culpa ni responsabilidad nuestra, nosotros queremos ayudar».

«Han venido tiesos»

Para finalizar, Paco Jémez comentó la vuelta al trabajo de su plantilla. En este sentido apuntó: «Buscamos que los entrenamientos sean lo más amenos posibles pese a ser individuales. Poco a poco iremos aumentando la carga para que se vayan recuperando jugadores que han estado dos meses sin entrenar y en su casa. Indudablemente han perdido muchísima capacidad física».

Y apostilló: «Han venido tiesos. Es normal porque son 60 días metidos en un piso, por mucho que hayan tenido su bicicleta estática, su cinta y una tabla especializada de ejercicios». Sin olvidar que «en verano vienen mejor porque pasean, nadan, corren, juegan al golf, al pádel y al fútbol. Por lo menos se mueven. Ahora es un confinamiento puro y duro y, aunque se han cuidado y han venido bien de peso. Han sido muy profesionales, pero tienen no están acondicionados física ni mentalmente».

En última instancia, Paco Jémez concluyó: «Tenemos que correr todos en grupo. Es importante llegar, pero más importante es no perder a nadie por el camino. Las prisas y las precipitaciones no son buenas nunca y menos en situaciones de este calibre».