Luis Alfonso 'Pacha' Espino.
Luis Alfonso 'Pacha' Espino.

CÁDIZ CF

‘Pacha’ Espino: «Nuestro secreto es que sabemos a lo que jugamos»

«Álvaro Cervera es una gran persona que me ayudó mucho desde el principio», asegura el lateral uruguayo del Cádiz CF

Por  8:30 h.

Los uruguayos viven el fútbol de una manera especial. Tan especial que en este pequeño país sudamericano de algo más de 3.000.000 de habitantes el balompié pasa a ser una religión. Lo confirma el cadista Luis Alfonso Espino, una de las grandes sensaciones de este Cádiz CF líder por derecho propio. «En Uruguay el fútbol es la mayor de las pasiones. Es muy difícil que a alguien no le guste allí el fútbol y al ser tan pocos hace que seamos muy competitivos. Tenemos el gen competitivo y ganador en la sangre», asegura el ‘Pacha’, apodo que le puso un preparador físico que tuvo durante sus inicios en Miramar Misiones.

Ganar dos Mundiales no es casualidad y Uruguay, desde su fe, lo ha conseguido. Hace tiempo, es cierto, pero lo ha conseguido. Y se ha quedado cerca hace no demasiado tiempo. Al fin y al cabo, de allí han salido insignes futbolistas de la talla de Schiaffino, Ghigghia, Enzo Francescoli, Forlán, Luis Suárez, Cavani… Historia de este deporte.

El fútbol ‘charrúa’ es pundonor y compromiso en estado puro y Espino es un gran referente en este sentido. ¡Y qué mejor manera de demostrarlo que en este Cádiz CF de Álvaro Cervera!

Nacido el 5 de enero de 1992 en San Jacinto (Uruguay), el ‘Pacha’ afronta en el Cádiz CF su primera experiencia en el ‘Viejo Continente’ después de cerrar una gran etapa en Nacional de Montevideo, uno de los grandes de su país.

En El Rosal, después de entrenar y disfrutar del mate, atiende con cercanía y amabilidad a CANAL AMARILLO. Asentado ya en El Puerto de Santa María junto a su esposa Saralea y su hija Alai, ‘Pacha’ Espino se muestra satisfecho con su adaptación. Eso sí, como buen ‘charrúa’ sabe que hay que seguir y que nada está ganado. Va en su ADN.

– ¿Cómo se siente en este Cádiz CF?

– Me siento en un gran momento, contento y disfrutando muchísimo. Obviamente acompaña que el equipo también esté dando la talla porque todo va unido.

– Es su mejor momento desde que llegó. ¿Qué ha cambiado en estos meses?

– Sí, por ahora así es. Han cambiado muchas cosas en estos meses. Partimos que yo estaba sin equipo, con el contrato recién rescindido en mi antiguo club y esperando oportunidades. En ese momento no estábamos en competición y no teníamos el ritmo, era fin de temporada, se terminó mi contrato y llegaba sin hacer la pretemporada. Obviamente me costó adaptarme y en los partidos se pudo ver que así era. Afortunadamente me adapté al vestuario porque los compañeros me acogieron de maravilla. Ahora, por suerte, estoy mucho mejor.

– ¿Lo pasó mal en sus inicios como cadista?

– No es que lo pasara mal, pero necesitaba adaptarme a otro país, a otro fútbol. Todo era distinto. Yo sabía que había dos laterales izquierdos más en la plantilla, pero el técnico me quería. Vine con expectativas de poder jugar, aunque me costó mucho por el ritmo, la intensidad, el hecho de venir sin entrenar. La adaptación también implica un cambio… Ahora todo eso es un recuerdo.

– ¿Cómo se fraguó el fichaje? Como bien comenta era su primera aventura lejos de Uruguay…

– Tenía varias opciones, entre ellas las de algunos equipos argentinos, pero le dije a mi representante que la prioridad era jugar en Europa. Ahora bien, yo sólo domino el castellano, por lo que la opción de venir a España la veía con muy buenos ojos. Una semana antes de cerrarse el acuerdo ya sabía que vendría al Cádiz CF. Era lo ideal, lo que quería.

– ¿Y qué sabía del Cádiz CF a su llegada?

– Escuché hablar del Cádiz CF y lo conocía, aunque no controlaba LaLiga porque allí no la emiten. De hecho, ‘Cacique’ Medina, que jugó aquí fue mi último entrenador antes de venir. Además, Víctor Espárrago es una leyenda y Fleurquin, que también jugó muchas temporadas en el Cádiz CF, es un referente para los uruguayos.

– ¿Se imagina que emula a Espárrago y Fleurquin y sube también con el Cádiz CF a Primera?

– Ufff. Sería espectacular, ¿verdad?.

Con la humildad por bandera

A ‘Pacha’ Espino jamás le regalaron nada y a base de esfuerzo llegó al viejo continente, escenario en el que ahora triunfa. Sus inicios, eso sí, fueron los de un futbolista que trabajó a conciencia para cumplir sus objetivos.

– ¿Es cierto que usted iba en autobús a entrenar para ahorrar dinero y comprar una casa a su familia?

– A ver, miro atrás y veo esfuerzo por llegar, como todos. Siempre quise ayudar a mi familia, como es normal, pero iba en autobús porque no sabía conducir. Mis compañeros en aquel momento me animaron a sacar el carné de conducir para no depender del autobús. Al final lo saqué y hoy en día conduzco, más o menos, pero conduzco (entre risas).

– Sinceramente, ¿esperaba estar en esta situación en estos momentos? A nivel individual y colectivo, con usted de titular indiscutible y con el Cádiz CF como líder incontestable.

– Cuando llegué no pensaba ser titular indiscutible porque había otros jugadores y estaban jugando. Esta temporada, sin embargo, empecé solo y luego llegó Luismi Quezada. He empezado de titular desde el principio y estoy aprovechando la oportunidad, aunque no hay que aflojar nunca el ritmo. Estoy disfrutando mucho y soñando con este inicio, pero no hay que decaer porque los tropiezos pueden llegar en cualquier momento.

– Le han ganado a Huesca, Zaragoza, Almería, Girona, Málaga… No es casualidad.

No es casualidad que estemos así porque aquí todos trabajamos mucho. El cuerpo técnico trabaja mucho para saber cómo son los rivales y que nosotros tengamos posibilidad de ganar. Además, los jugadores también trabajamos mucho para que salga en el campo lo planeado.

– ¿Por qué los rivales, aunque conocen al Cádiz CF, son incapaces de hacerle daño? ¿Cuál es el secreto?

Nosotros sabemos a lo que jugamos, sabemos donde somos buenos y en lo que fallamos. Hay que seguir en la misma línea.

– ¿Qué destaca de Álvaro Cervera?

Álvaro Cervera es una gran persona que me ayudó mucho desde que llegué. Desde el primer momento me dejó clara su forma de jugar y de competir. La adaptación ha sido más sencilla gracias a él, ya que me ha ayudado desde el principio y me ha aportado tranquilidad y confianza. También los compañeros me han arropado al principio y me han hecho sentirme uno más en la plantilla.

– Por cierto, ser lateral no ha sido una misión sencilla en este Cádiz CF en los últimos años…

– Yo trato de cuidar mi zona, que es lo que pide el míster. Un lateral tiene que defender su zona y tratar que no le tiren centros o le desborden en las jugadas. Sabía del problema de los laterales en este Cádiz CF, pero Álvaro Cervera siempre intenta ayudarnos. Lo que nos pide es claro y concreto, y nos va bastante bien. Luego llega el momento del ataque.

– Como pasó en Almería, ¿no? ¿Qué sintió en ese momento al marcar el gol de la victoria?

En Almería me la puso perfecta Nano y sólo tuve que empujarla gracias al desmarque que tiró Salvi, pues me quedé solo ante el guardameta. Fue un momento muy bonito porque además nos dio tres puntos en el terreno de juego de un adversario poderoso como es el Almería.

– ¿Qué le parece LaLiga SmartBank?

LaLiga SmartBank es muy competitiva y tiene más intensidad que el campeonato uruguayo. Allí se compite mucho, pero con menos infraestructuras en los equipos menores. Salvando a Nacional, Peñarol, Danubio, Defensor y un par de equipos más que sí tienen buenas infraestructuras, al resto le cuesta. Aquí, sin embargo, son todos los equipos los que cuentan con esas infraestructuras. Además allí es más semiprofesional que aquí porque aquí todos cobran. Siempre recalco que jugar aquí es como jugar una Copa Libertadores porque hay mucha intensidad, con equipos muy agrupaditos… Yo conozco eso porque jugaba en el equipo más grande de Uruguay y había que salir a ganar sí o sí.

– ¿Qué le parece el cadismo? ¿Se esperaba este apoyo hacia el equipo?

– El cadismo es muy parecido a la afición charrúa. Aquí y allí hay muchísima pasión. Jugar en el Ramón de Carranza es espectacular, pero como visitantes siempre estamos arropados por los nuestros. Es una afición caliente, canta todo el partido. En ese sentido me recuerda mucho a lo que vivía en Uruguay.

Tiene contrato hasta el 30 de junio de 2021, con opción a una temporada más. ¿Se ve muchos años de amarillo?

Eso espero y me encantaría. Y si es en Primera, muchísimo mejor.