Ortuño recibe instrucciones de Cervera en el partido ante el Huesca.
Ortuño recibe instrucciones de Cervera en el partido ante el Huesca.

Cádiz CF

Ortuño extraña a Cervera

El delantero se telefonea con el que fue su técnico para que consiga su vuelta

Por  13:48 h.

Alfredo Ortuño quiere volver. Y eso es incluso más importante que el Cádiz CF quiera su regreso. El delantero de Yecla desea volver a vestirse de amarillo tras una temporada que se ha convertido en un calvario del que quiere salir pese a contar con un generoso contrato en Estados Unidos.

Su situación la controla, pese a que nunca fue del Cádiz CF ya que llegó a Carranza en calidad de cedido por parte de la UD Las Palmas, prácticamente todos los aficionados cadistas. Como es sabido, Ortuño acabó su cesión en el Cádiz CF y regresó a la UD Las Palmas, que entonces se encontraba preparando la temporada en Primera. El ariete, pese a ser máximo goleador del Cádiz CF, no contaba en los planes del equipo canario y entre su representante y la directiva ‘pío pío’ intentaron encauzar una situación que acabó encallada.

Ortuño no guarda muy buenos recuerdos de un fatigoso verano que acabó, para colmo, de la peor manera posible. Hasta el último día de mercado, después de negociar con algunos clubes de Primera como el Alavés, se tuvo que esperar para que Las Palmas y Valladolid llegasen a un acuerdo por el jugador, que incluso llegó a ser presentado en una rueda de prensa celebrada en Pucela y que acabó convertida en un ‘show’ sin gracia alguna. Y es que finalmente su pase al Valladolid no pudo concretarse al llegar el fax con su contrato fuera de plazo.

Ortuño tuvo que regresar a las islas afortunadas, qué ironía para él, y y chuparse media liga sin equipo, entrenándose con la esperanza de reengancharse a la competición en el mercado invernal. Y así fue, pero no como él podía haber imaginado.

A principios del mes de enero se conocía que Ortuño ya tenía equipo, pero no era en España. El delantero de 27 años cruzaba el charco, después de rescindir el contrato con el club que lo ató, y se convertía en el jugador franquicia del Real Sat Lake City, equipo norteamericano de la Major Soccer League (MLS). El excadista era presentado en el club de Utah por todo lo alto y firmaba un contrato de cuatro años para olvidarse del fútbol europeo casi definitivamente. Muy seguro tuvo que estar de dar un salto al ostracismo.

De eso ya ha pasado seis meses y Ortuño sigue sin ser feliz. Y no lo es porque la experiencia MLS no le está resultando muy agradable. No juega mucho a pesar de ser el fichaje estrella y al no contar en los planes de su entrenador ha comenzado a darle una vuelta a su vida. Otra más.

Y es en ese momento cuando ha tomado una decisión y se lo ha comentado a su representante, José Manuel Espejo, con el que llegó a un acuerdo tras romper con la agencia Bahía, empresa de representantes con la que acabó fatal después de un verano en el que no hicieron bien su trabajo.

Ortuño quiere volver a España y así se lo ha hecho saber a su representante. Y en cuanto su nombre ha vuelto al mercado, antes tendrá que resolver su salida del club de Utah, han sido muchos los equipos que han hecho cola. Por supuesto que en estos momentos, el caché de Ortuño ha bajado considerablemente tras un año sin olerla, pero lo sigue teniendo en Segunda.
Uno de los equipos que ha preguntado por él es el recién ascendido Elche, según se apunta desde Marca. No le desagrada la operación para ir a jugar al club del Martínez Varelo pero por la cabeza del ariete le ronda un pensamiento: el Cádiz CF.

Y no solo le ronda esa idea a él, también al que fue su entrenador. Y la conexión Ortuño-Cervera no se ha hecho esperar. Es el propio delantero el que ha dado el paso hasta el punto de telefonear al que fue su técnico y con el último que se ha sentido alegre en un campo de fútbol. Y eso, a pesar de que el último encuentro que jugó con el Cádiz CF lo hizo siendo suplente en el Heliodoro Rodríguez López. Para el recuerdo queda su pésimo final liguero, ese que le costó la titularidad en el encuentro de vuelta en Tenerife y en el que Cervera apostó incomprensiblemente por un Rubén Cruz que se pegó en el Cádiz CF una temporada y media sin ver puerta. Tampoco la vio en Tenerife.

Pues bien, de aquello ya ha pasado más de un año y por descontado que Ortuño no guarda rencor a Cervera.Es más, suele hablar con que fue su entrenador por teléfono con la intención de volver a ponerse a sus órdenes para que ‘Aerolíneas Ortuño’ comience a volar de nuevo. El empeño por el jugador es manifiesto. Tanto Juan Carlos Cordero como Quique Pina consideran su fichaje una prioridad para dotar al Cádiz CF de un hombre que ilusione a una afición que no sabe cómo se verá afectada en cuanto se concreten las salidas de sus dos mejores jugadores, Salvi y Alvarito.

Hasta el momento, Ortuño ya ha hecho lo que tenía que hacer. Ha dado el primer paso y ahora le falta por darlo al Cádiz CF, que debe demostrar hasta qué punto está interesado en volver contar con lo servicios del que debe ser el delantero de la próxima temporada.