Alfredo Ortuño marcó el gol del Cádiz CF en Gerona.
Alfredo Ortuño marcó el gol del Cádiz CF en Gerona.

Cádiz CF

Ortuño comienza a ver ‘algo’ en su retrovisor

El murciano sigue siendo titular indiscutible, pero Santamaría y Güiza llaman a la puerta de Cervera

Por  18:57 h.

No hay debate. Ni atisbo de él. Alfredo Ortuño es el titular indiscutible y con mayúsculas. Es el amo y señor del ataque cadista. El máximo goleador del equipo con cinco goles. Ha vuelto tras su partido de sanción y tenía su sitio esperándole en el once. Daba igual que ya antes de ser expulsado en el Heliodoro Rodríguez López hubiera ligado una serie de partidos malos. Sin duda, mal acostumbró a todo el mundo comenzado marcando cinco tantos en los primeros cuatro partidos de Liga. Es lógico que bajase el ritmo, aunque nadie esperaba que estuviera, como está, ocho partidos sin marcar. De ellos hay que olvidar uno, ya que frente al UCAM no pudo marcar por estar sancionado.

Pero lo cierto es que, en su estancamiento, ha comenzado a ver compañeros, muy lejos, lejísimos, casi inapreciables aún, por su espejo retrovisor. Es lo que tiene la competencia y es lo que tiene ser delantero y estar cegado de cara a puerta. Para colmo, en su ansiedad por brillar, ha perdido la confianza con la que empezó y se le ve muy acelerado y algo egoísta. El de Yecla, en sus ganas por entrar en juego y agradar, se le aprecia muchas veces abandonando su puesto de combate (el área rival) para bajar a recoger pelotas y jugársela de manera individualista. También aparece para recuperar el balón, como fue en el caso del encuentro ante el Tenerife, donde hizo una falta que le costó la sanción en una zona muy alejada de las dos áreas.

El caso es que pese a que el indiscutible para Cervera en la zona del ‘9’, Gorka Santamaría y Dani Güiza han comenzado a hacer méritos para que, cuanto menos, Ortuño vuelva a centrarse. El primero de ellos fue el autor del gol del empate ante el Tenerife y a la siguiente semana volvió a marcar ante el UCAM, ambos goles de puro delantero centro. Mientras que el segundo ha deleitado a todo el panorama futbolístico nacional con sus asistencia de tacón para que Álvaro García consiguiese el gol de la victoria ante el Lugo.

De momento, no hay debate. Además, Ortuño es el primero de los once que presiona como el que más, una faceta que para un entrenador como Cervera puede pesar incluso igual que la labor anotadora. Pero esto no quita para que pueda estar tranquilo. Güiza y Santamaría son sus suplentes y ambos asumen esa condición desde el respeto al compañero. Sin embargo, tanto el vasco como el jerezano seguirán aprovechando sus minutos en el campo para seguir acercándose a Ortuño.

Otra de las opciones, como fue el caso del pasado domingo, es poder verle compartir la delantero con algunos de sus dos compañeros. Aunque el tándem con Santamría no resultó tras el encuentro en Lugo, quien sabe si Cervera dará continuidad a este 4-4-2.