Ortuño, presentado como nuevo jugador del Real Valladolid. A su lado, Miguel Ángel Gómez, director deportivo
Ortuño, presentado como nuevo jugador del Real Valladolid. A su lado, Miguel Ángel Gómez, director deportivo

Cádiz CF

Ortuño anda suelto

El delantero murciano se ha desvinculado de la UD Las Palmas aunque el club de Segunda que lo quiera debe pagar 700.000 euros al Valladolid

Por  18:12 h.

Alfredo Ortuño anda suelto. El goleador murciano, 17 tantos la temporada pasada en el Cádiz CF, espera con ansía la llegada del mercado invernal para enrolarse cuanto antes a un equipo donde poder seguir desarrollando su carrera después del cúmulo de despropósitos que se llevaron a cabo con él el pasado verano y que como resultado acabó sin jugar en ningún equipo

El delantero ha rescindido por fin el contrato que le ligaba a la UD Las Palmas y ahora queda expensas de esperar hasta el mes de junio para firmar por otro equipo en condición de agente libre o bien por alguno en enero que si es de Segunda debería estar dispuesto a pagar los 700.000 euros que tendría que embolsarse el Real Valladolid en concepto de indemnización.

“Se acabó todo, ya no me pueden hacer nada más. Me voy a casa”, dijo el murciano en el El Desmarque recientemente, que es donde también mostró sus preferencias de cara a la próxima campaña.

“A mí me encantaría volver al Cádiz CF. Ojalá pueda volver y me encantaría que fuera en junio. Ahora también querría, pero entiendo que es ridículo que el Cádiz CF pague una cantidad enorme por un jugador que estará libre en unos meses. Espero firmar en enero un contrato corto, no vuelvo a firmar uno largo en mi vida”, afirma.

Hace un mes aproximadamente, el consejero delegado del Cádiz CF Quique Pina descartaba la vuelta del jugador al tener firmado un contrato con el Valladolid, razón por la que el club pucelano recibiría 700.000 euros como indemnización en el caso de que recalase en cualquier club de la Segunda División española.

Que Ortuño firme por un club de Segunda en estos momentos es algo muy complicado por razones obvias. Por tanto, al jugador de Yecla le queda el mercado extranjero o el de Primera, donde en todo un verano no logró conseguir una sola oferta.

El único equipo que podría ficharlo sin desembolsar esa cantidad sería lógicamente el Valladolid, sin embargo, en Pucela no quieren oír ni hablar de un delantero del que se sigue pensando que usó al club de Zorrilla únicamente para meter presión a Las Palmas llegado en el último día del mercado veraniego. De hecho, tras una insólita rueda de prensa de presentación de Ortuño como jugador del Valladolid en el estadio vallisoletano, el delantero no fue a entrenar con el club blanquivioleta y cerca estuvo la directiva leonesa de demandar al jugador y a su agencia de representantes (Bahía Internacional) por sentirse perjudicado.

El verano le fue tan mal al exjugador del Cádiz CF que una vez que se terminó sin equipo donde jugar, Ortuño decidió romper con la agencia de representantes Bahía para volver a ponerse en las manos de la agencia de Joaquín Vigueras, un agente muy unido a Pina.