Gordillo, en un entrenamiento del Nàstic.
Gordillo, en un entrenamiento del Nàstic.

Cádiz CF

Un Nàstic mermado visitará Carranza

El próximo rival del Cádiz CF llegará al domingo en peor situación que los gaditanos

Por  13:14 h.

De qué le vale al Cádiz CF recrudecer su derrota en Tenerife y no mirar hacia delante. Al menos, para armarse de esperanza en un momento delicado tras verse cerca de los puestos de descenso. Y lo más cercano ahora mismo se llama Nàstic de Tarragona, un equipo que se encuentra incluso peor que el combinado amarillo tras su última derrota, la cuarta en lo que va de Liga, el pasado domingo en su propio estadio ante el Deportivo (1-3).

Dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero puede que en estos momentos al Cádiz CF le venga bien enfrentarse a un conjunto que llega al envite de este domingo en Carranza en peores circunstancias de las que se encuentra el once de Álvaro Cervera.

Y es que a los malos resultados del once tarraconense se les une la cantidad de bajas con las que ha comenzado la semana después de no poder contar hasta con siete jugadores en el último encuentro celebrado y perdido en tierras gallegas.

El entrenador Juan Antonio Gordillo sigue sin poder contar con el central Josua Mejías, el centrocampista Ramiro Guerra, el delantero Manu del Moral, y sigue teniendo entre algodones a Javi Márquez y Sebas Coris. Además, no terminan de recuperar Pol Valentín.

Sí podrá recuperar al excadista Raúl Albentosa, que no jugó ante el Deportivo al ser un jugador cedido por la entidad coruñesa, que no le dejo oponerse al equipo que le paga parte de su ficha.

Es lógico que el técnico grana tire de excusas para argumentar el pésimo arranque liguero que hace que el equipo esté clasificado en penúltima posición solo por delante del Córdoba, que tiene tres puntos, solo dos menos que los catalanes. “Se tiene que ver un Nàstic al 100% para poder ganar”, dijo  José Antonio Gordillo poco antes de volver a perder ante, ahora, el Deportivo.