Sergio Pellicer, entrenador del Málaga y exjugador del Cádiz CF.
Sergio Pellicer, entrenador del Málaga y exjugador del Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Nada queda en el retorno de Sergio Pellicer

«Cuando un equipo va primero es porque está haciendo las cosas muy bien», asegura el exjugador cadista, ahora entrenador del Málaga

Por  16:34 h.

Muchísimo ha llovido desde que Sergio Pellicer vistiera la elástica del Cádiz CF a finales de los 90. Por aquel entonces, con el Cádiz CF en el pozo de la Segunda B, el lateral derecho castellonense había recalado en la capital gaditana después de dos años en La Rosaleda.

Eran las temporadas 1997-1998 y 1998-1999. En la primera, con Ramón Blanco en el banquillo, Pellicer sólo pudo disputar siete encuentros al ser Esteban Trujillo fijo en esa parcela. Un curso después, aunque también estaba Esteban, Pellicer dispuso de más minutos en un curso lleno de altibajos en el que Ismael Díaz Galán, Juan Antonio Sánchez Franzón y Jordi Gonzalvo pasaron por el banquillo gaditano.

Toda una vida ha pasado desde entonces. Tanto que Sergio Pellicer, que ahora peina canas a sus 46 años de edad, apenas contaba con un cuarto de siglo de vida y aún tenía que pasar por Real Jaén, Gramanet, Hércules, RSD Alcalá y Villajoyosa antes de retirarse hace más de una década.

Internacional en categorías inferiores con la selección española, ahora entrena al Málaga en su primera experiencia en un banquillo de Segunda, categoría en la que jugó de pasada con el Hércules en los 90, donde llegó tras su periodo formativo en las categorías inferiores del Valencia.

La del Málaga es su primera gran experiencia en un banquillo tras pasar por las canteras del propio equipo costasoleño y del Dépor. Una oportunidad que llega después del ‘affaire’ de Víctor Sánchez del Amo.

En definitiva, muchísimo han cambiado las cosas en la vuelta de Sergio Pellicer al que fue su estadio. Un estadio que en nada se asemeja del que él pudo ‘disfrutar’ en un duro periodo para el cadismo.

La igualdad de Segunda

Centrado de lleno en el duelo andaluz de este domingo, Pellicer apunta: «Llegamos con mucha ilusión, sobre todo después de la victoria de la jornada pasada ante el Numancia. En esta categoría, contra cualquier rival cuesta muchísimo conseguir las victorias, todos los partidos son muy ajustados y vamos con esa ilusión de poder conseguir la victoria». Aunque también señala: «Sabemos que nos enfrentamos al líder y cuando un equipo va primero es porque está haciendo las cosas muy bien. A todos los campos vamos con esa idea, con esa mentalidad, y sabemos que va a ser un partido tremendamente complicado. Hay partidos de Segunda División que son de Primera, y éste es uno de ellos, por el ambiente, la rivalidad sana que hay entre estos dos equipos. Es un aliciente para todos».

Después de la última victoria, el actual entrenador del Málaga destaca: «Las derrotas abren las heridas y las victorias las curan. Esa victoria nos ayuda a abrir los ojos, estar más en alerta, crear esa fe de que insistiendo se puede conseguir. Nos va a hacer ser más maduros y tener más responsabilidad ante un partido tremendamente bonito».

«Lo difícil lo hace fácil»

En cuanto al Cádiz CF que se encontrará este domingo en el Ramón de Carranza en su vuelta, Sergio Pellicer asegura: «Lo difícil lo hace fácil. Es un bloque muy sólido que maneja todos los registros, un equipo muy reconocible. Sabemos perfectamente las situaciones en las que son fuertes y lo hacen muy bien. Hacen que al rival les sea tremendamente difícil encontrar grietas».

Finalmente aspotilla: «Ellos son también muy fuertes en el último tramo del partido, ven portería con facilidad y eso es porque tienen mucha insistencia, seguridad, confianza y paciencia».