Cala despeja un balón en La Romareda.
Cala despeja un balón en La Romareda.

Cádiz CF

Un muro infranqueable para el juego de los rivales

Al Cádiz CF solo le han marcado esta temporada en acciones de estrategia y con lanzamientos a balón parado

Por  11:35 h.

El sistema defensivo del Cádiz CF es infranqueable para los rivales. Álvaro Cervera ha logrado impregnar en sus jugadores un nivel de compromiso y exigencia casi perfecto, que mantiene al equipo cadista como uno de los menos goleados de la categoría, con ocho tantos recibidos. La tela de araña diseñada por el entrenador cadista impide que sus rivales puedan hilvanar jugadas que acaben en gol. Ya lo advertía el técnico del Zaragoza, Víctor Fernández, en la jornada previa al duelo del pasado domingo. El Cádiz CF es el único equipo que no ha recibido ningún gol en una acción de jugada y ese factor se ha convertido en un lema que después de diez jornadas continúa ostentando.

De los ocho goles recibidos en esta decena de partidos, cuatro llegaron desde el punto de penalti (aunque uno de ellos se produjo tras rechace de Cifuentes), dos de golpes francos al borde del área, y dos acciones de estrategia, uno tras un saque de esquina y otro tras botar una falta indirecta.

El primero llegó ante la Ponferradina en Carranza, cuando Pablo Trigueros remató de cabeza un corner. Era el 0-1 que luego remontaría el Cádiz con los goles de Perea y Nano Mesa. El segundo tanto encajado se produjo en su visita al Mirandés. Un golpe franco botado por Martín Merquelanz rebotó en Álex Fernández para sorprender a Cifuentes. Suponía el 1-1 que luego desequilibraría Álex Fernández desde el punto de penalti.

Ante el Extremadura, de nuevo el rival aprovechó un golpe franco para marcar, en este caso Zafino, que sorprendió a Cifuentes, aunque posteriormente Garrido salvara los muebles con un gol en la prolongación. Muy similar fue la historia en el Sardinero. El Cádiz CF ganaba con solvencia con goles de Perea y Álex, cuando Barral aprovechaba un rechace del meta cadista, tras un disparo desde los once metros, para marcar para el Racing. Los de Cervera terminarían sentenciando con otro tanto de Álex desde la pena máxima.

De los últimos cuatro goles encajados, tres llegaron en el mismo escenario, Santo Domingo. En el estadio del Alcorcón el Cádiz CF vivió un auténtico calvario en forma de goles y expulsiones. Primero un derribo de Garrido fue aprovechado por Stoichkov para marcar desde los once metros. Luego, el propio jugador linense marcaría de cabeza tras una jugada de estrategia del cuadro madrileño que finiquitaría el partido con otra transformación de un penalti cometido por Espino.

Finalmente, el último gol encajado hasta el momento también se produjo desde los once metros en Almería. El árbitro interpretó penalti y expulsión de Marcos Mauro, que Corpas transformaría engañando a Cifuentes en tablas porque antes había marcado Lozano. El equilibrio lo rompió Espino tras una gran asistencia de Nano Mesa.

Desde la jornada ocho, la portería cadista se mantiene a cero. No ha encajado goles ante dos rivales poderosos como Huesca y Zaragoza. El Cádiz CF sigue cimentando su éxito en un sistema defensivo infranqueable para sus rivales.