Álvaro Cervera, el pasado domingo en Alcorcón.
Álvaro Cervera, el pasado domingo en Alcorcón.

Cádiz CF

Muchas soluciones y un problema

Cervera se encuentra con el regreso de Aketxe, que coincide con el de Jairo y la posible vuelta de Manu Vallejo

Por  20:10 h.

Álvaro Cervera tiene un gran problema. O como se suele decir, tiene un bendito problema, que es como le gusta llamarlo a los entrenadores cuando en su cabeza se les acumula cantidad de soluciones. Pero a la hora de la verdad, el verdadero problemas de los técnicos es que solo pueden colocar sobre el tapete a once jugadores.

El caso es que para este sábado, ante el Tenerife, a Cervera le va a costar una barbaridad componer su once titular después de lo sucedido estas tres semanas. Y es que antes de que llegasen los fichajes,Jairo Izquierdo era titular indiscutible y el equipo seguía jugando con Manu Vallejo como acompañante en la delantera de Lekic.

Pero el equipo no arrancó bien el año y el sistema ofensivo de Cervera saltó por los aires el pasado domingo en el Municipal de Santo Domingo al alinear un once revolucionario en el que había seis cambios respecto al equipo que conjuntó en el Nuevo Carlos Tartiere de Oviedo, donde se volvió a caer. Dentro de los cambios, el técnico cadista aprovechó el descanso –por lesión– de Manu Vallejo para devolverle a Ager Aketxe el lugar en el que el vasco se encuentra más cómodo, la mediapunta. Y aunque no jugó un partido muy brillante sí que fue determinante en la victoria del Cádiz CF al estar implicado de forma importante en los dos goles del conjunto cadista.

Y es que si hay una lectura que se puede hacer del triunfo engañoso del Cádiz CF, que no jugó un buen partido pero supo aprovechar los errores del contrario y su superioridad numérica en la recta final del choque, esa no es otra que los de Cervera ganaron gracias a los quilates de calidad de dos de sus jugadores que por algo están en el podio de los mejores pagados del equipo. Una conclusión es clara: los millones deben estar en el campo y sobre el campo del Alcorcón los puso el Cádiz CF y sumó los tres puntos gracias a los que lo ganan.

Más allá de ese axioma más o menos justo, lo cierto es que ver a Aketxe en el banquillo es un privilegio que no todos los equipos se pueden regalar. Y por eso mismo, Cervera no para de darle vueltas a la cabeza para intentar encontrarle un sitio al jugador vasco que, además de su calidad, posee un lanzamiento a balón parado que hace temblar a las defensas cada vez que cometen una falta.

Más ‘problemas’

Pero los problemas del entrenador del Cádiz CF no se limitan exclusivamente a darle más protagonismo a Akexte. Ni mucho menos porque, antes de venir Machís, si había un jugador con el que Cervera contaba con los ojos cerrados ese era Jairo Izquierdo, que como es sabido ha estado sancionado los dos encuentros en los que el venezolano se ha apoderado, con juego y goles, de su sitio en la banda izquierda. Una opción que baraja Cervera para devolverle a Jairo un sitio en el once es sentar a Salvi, que por mucho empeño que le esté poniendo no da una a derechas. La duda está en si dejaría a Machís en la izquierda o por el contrario le haría jugar a Jairo a pie cambiado partiendo desde la banda derecha.

Por último, y dentro de este rompecabezas que le ha llegado a Cervera se encuentra otro problema. Qué hacer con Manu Vallejo en cuanto supere las molestias que le impidieron jugar en Alcorcón. ¿Dejarlo descansar un tiempo más en el banquillo para darle continuidad a Akexte o por el contrario devolverle al once como segundo delantero por detrás de Lekic o Querol cerrándole la mediapunta al vasco?

Haga lo que haga, Cervera puede estar satisfecho de recuperar en pocos días varias opciones para un ataque que llevaba un comienzo de año negro.