Rubi, en un entrenamiento con el Espanyol.
Rubi, en un entrenamiento con el Espanyol.

Cádiz CF

Momentos delicados en el Espanyol

Rubi mantiene una charla de quince minutos con sus jugadores tras caer en Getafe

Por  12:46 h.

El Espanyol no está en buen momento y este dato puede ser clave en el partido de mañana. La goleada sufrida esta jornada en el campo del Getafe (3-0) ha hecho mella en la moral tanto del equipo como de la afición y esas dudas, en el caso de que los primeros minutos ante el Cádiz CF no vayan como desee el técnico perico, podrían dejarse notar en el transcurso del encuentro ante los gaditanos.

Bien sabe de eso Rubi, un entrenador que el año pasado se midiese ya al Cádiz CF de Cervera tras su paso por el banquillo del Huesca, al que ascendió de forma brillante a Primera División. Precisamente por ello, el hoy entrenador del Espanyol no quiere llevarse ninguna sorpresa y, aunque aprovechando el severo correctivo recibido en el campo del Getafe, se ha reunido con sus jugadores en la ciudad deportiva para cortar cuanto antes la sangría pese a que el equipo anda clasificado en Primera en la sexta posición.

Por eso mismo ,el entrenador del Espanyol ha hablado con sus futbolistas antes de empezar la sesión en la Ciudad Deportiva del entrenamiento de ayer. Alrededor de un cuarto de hora ha estado Rubi hablando con sus jugadores en lo que ha sido una charla colectiva con sus jugadores sobre el terreno de juego donde entrenan diariamente. Mientras el técnico les hacía ver sus impresiones los jugadores asentían y escuchaban sobre el césped.

El preparador se ha mostrado tranquilo: sin aspavientos ni palabras altisonantes, fiel a su estilo, según dicen las informaciones de los periodistas que siguen la actualidad del club perico. Lo que está claro es que Rubi es sabedor de que las cosas no andan muy bien y que cuanto antes se le ponga remedio será mejor. Las tres derrotas consecutuvas que acumula el Espanyol no es una buena carta de presentación ante un equipo, como el Cádiz CF, que lleva siete victorias aunque en una categoría inferior. Eso sí, de esas siete, la segunda fue contra el Espanyol en Carranza, algo de lo que Rubi ha advertido a sus pupilos.

El cuadro blanquiazul ha perdido contra el Sevilla, el Girona y el Getafe. De pelear por el liderato de Primera división, ahora los pericos pueden situarse fuera de los puestos europeos de la clasificación en la próxima jornada. Eso sí, su afición no perdonaría un descalabro en casa ante el Cádiz CF. Y es que la Copa, para muchos equipos, puede ser un regalo envenenado.

El partido de mañana se las trae para los de Rubi, que presentarán con toda probabilidad a un once repleto de suplentes ya que este sábado se enfrentan al FC Barcelona en el RCDE Stadium en el derbi de la ciudad Condal.