Álex Fernández, con dos perros en El Rosal.
Álex Fernández, con dos perros en El Rosal.

Cádiz CF

“Me dijeron que en Cádiz no iba a parar de correr ni de reír; no se equivocaron”

El jugador de moda vive uno de sus mejores momentos de su carrera en un club que siempre le atrajo

Por  19:27 h.

Si Álex Fernández forma parte de la guardia pretoriana de Álvaro Cervera él también tiene de un círculo de confianza importantísimo en su vida. Se trata de su gente, de sus amigos y familiares, con los que cuenta para todo y a los que les cuenta de todo.

Entre ellos destaca su hermano, el defensa del Real Madrid Nacho. Los compañeros de Radio Cádiz le dieron la sorpresa con un mensaje del futbolista del equipo de Zidane en el que saludada a su hermano pequeño y al que le dedicaba unas palabras que tuvieron al hoy jugador cadista al borde de las lágrimas. “Ufff, casi lloro, me ha dejado tristón el mensaje”, dijo entre bromas y, tras beber agua, se soltó. “Es mi mejor amigo, el espejo donde me miro. Para mí es un súper héroe, es mi hermano mayor. Y por lo que dice también se ha dado cuenta de que estoy feliz y que he encontrado en Cádiz mi sitio”, comentaba. “Mi hermano fue el primero en decirme que no me equivocaba viniendo al Cádiz CF porque es un club campeón”, aseguró.

Álex Fernández (i) junto a su hermano Nacho (d).

Álex Fernández (i) junto a su hermano Nacho (d).

De su hermano, con el que compartió vestuario en el Real Madrid Castilla de los inmortales no hace falta decir que habla maravillas. Y por supuesto que es su primer seguidor. “Nacho sabe como me va y sé que cada vez que ve los partidos en Carranza disfruta muchísimo. Y es normal porque cada partido en casa es una fiesta. No es ningún tópico decir que es especial Carranza. Es un estadio que tiene algo diferente a los demás y los que lo vivimos lo disfrutamos. Mis amigos, que han estado en otros estadios de Europa viéndome jugar en mis distintos equipos, han venido aquí y han flipado con Carranza y me han dicho que esto es especial con todo”.

Al igual que hay otros ‘hermanos de…’ que se molestan con el término cuando hay un hermano que le supera en la trayectoria, Álex es todo lo contrario. “Para nada me molesta; al contrario, para mi es un orgullo que me reconozcan por ser hermano de un jugador del Real Madrid porque eso quiere decir que le va muy bien las cosas”, dijo con orgullo de sangre.

Hoy en día, Nacho es quien más éxito ha cosechado, pero en sus inicios era el pelirrojo el que más prometía. De hecho, Álex debutó a las órdenes de Mourinho con 17 años y dos meses antes que su hermano en el primer equipo blanco. “Yo debuté antes que él en el primer equipo pero él entró y ya se quedó e imagino que no saldrá del Real Madrid. Todo lo que hace mi hermano es superlativo, no me pierdo ningún partido que juega y veo que todo lo que hace lo hace bien. Igual me puede mi fanatismo de hermano, pero es que no me canso de decirlo, para mí es un súper héroe.

Como no puede ser de otro modo, otras personas de su círculo de seguridad son sus padres. De momento, solo han tenido que dividirse una vez cuando se midieron ambos en un Real Madrid-Espanyol. “Como no puede ser de otra forma, ellos quieren lo mejor para los dos. Cuando nos enfrentamos cerraron los ojos y que saliese lo que saliera. Ellos están contentos cuando jugamos”.

Cuando marca un gol lanza flechas al palco donde sigue los partidos su mujer Sandra, periodista de profesión y la encargada de decirle le critica o no en las redes sociales, contó entre bromas el mediocentro De su pareja dijo que “es la luz” de su vida.

Por último, se centró en admirar el estadio donde juega, Carranza, que también tiene sus cosas malas. “Es un estadio que te lleva en volandas pero también exige mucho y que se puede volver en tu contra cuando las cosas van mal. De ahí que sea una plaza complicada pero en la que uno se siente jugador profesional quiera o no. Se lo digo a mi gente siempre que me preguntan; desde que salí del Castilla no me había sentido tan bien en un club”. En la misma línea, dice que cuando marca un gol en Carranza (lleva dos) siente ago parecido a cuando “te metes en una piscina con el agua fría y te quedan sin sentir unos segundos. Es fantástico”.

Álex ya conocía Cádiz de venir en verano con la familia de su hermano Nacho, que está casado con una portuense. También recuerda lo que su compañero Kiko Casilla le contaba de Cádiz cuando jugaban juntos en el Espanyol. “Me decía que no se paraba de reír en todo el día con la gente”.

También le comentaron algo parecido gente relacionada con el equipo amarillo. “Me dijero que en Cádiz no iba a parar de correr ni de reír. Y no se han equivocado”.