Mario Barco recuerda su encuentro ante el Málaga al final de la temporada.
Mario Barco recuerda su encuentro ante el Málaga al final de la temporada.

Cádiz CF

A más delanteros, menos soluciones

El Cádiz CF cuenta con ocho arietes, de los que deberán salir más de la mitad

Por  20:27 h.

A poco menos de una semana para el comienzo de la pretemporada, la dirección deportiva que comanda Óscar Arias va haciendo su trabajo con orden y paso lento pero decidido. Una vez ascendido a Segunda B el filial, se da casi que por entendido que este año el primer equipo deberá tener menos fichas profesionales para afrontar la temporada con el ‘B’ como fondo de armario. Por tanto, la operación salida debe ponerse a funcionar cuanto antes para que Cervera esté el mayor tiempo posible trabajando con los hombres de los que va a disponer durante el campeonato que arrancará el próximo 18 de agosto. Y hasta el momento, ninguno de los jugadores con contrato en vigor ha salido por la puerta que aún permanece cerrada.

Como en todas las demarcaciones, Arias deberá remodelar una línea que este año, de no ser por la aportación goleadora de Manu Vallejo y Machís, hubiera sido la más criticada dado el bajo rendimiento ofrecido por los arietes en los que se confió durante una temporada que también tuvo un mercado invernal igualmente decepcionante.

Porque el Cádiz CF, desde la temporada en la que Ortuño se convirtió en un goleador nato, no cuenta con un ‘9’ que marque las diferencias en los metros finales. Razón de ello ha sido sus dos últimas ausencias en dos ‘play off’ de ascenso que se esfumaron, entre otros factores, por la falta de un ariete rematador con efectividad.

Como todos los directores deportivos, Arias está moviendo Roma con Santiago en la búsqueda de un delantero que guste a Cervera y que, además, aporte esa cantidad de goles que sean determinantes para estar en los puestos de arriba. Pero antes que pescar a ese mirlo blanco, el responsable de la plantilla amarilla debe resolver la cuestión de la salida ya que en estos momentos cuenta con la friolera de ocho delanteros. Y es que a los ya conocidos de este curso (Lekic, Mario Barco, David Querol, Jovanovic) hay que sumarla la vuelta de los cedidos Dani Romera y Eneko Jauregui y la del recién fichado del Recreativo de Huelva Caye Quintana. Ocho delanteros, ahí es nada. Y todo, sin contar a ese ‘9’ que tiene que ser firmado para otorgarle la responsabilidad del gol.

Como no puede ser de otra manera, Cervera no podrá contar con todo ese elenco de delanteros, entre otras cosas, porque ni podrá con esa carga ni tampoco querrá contar.

De ellos, el que tiene todas las papeletas para marcharse sin prácticamente haberse vestido de amarillo es Eneko Jauregui, que este año ha estado cedido en el Atlético Levante. El jugador que llegó hace dos campañas procedentes del Córdoba nunca ha contado para Cervera y no parece que vaya a contar este año. Sin embargo, el ascenso de categoría del B puede abrirle la ventana de una continuidad deseada por un futbolista que podría reforzar al filial dotándolo de experiencia en la categoría de bronce al tiempo que seguiría teniendo opciones de subir al primer equipo en el caso de que sus actuaciones llamasen la atención del entrenador cadista. Eneko cumple contrato en junio de 2020.

Otro que no cuenta para Cervera es Mario Barco, pero su salida no será muy fácil ya que el delantero que llegó la pasada campaña procedente del Lugo ha tenido muchas e interesantes ofertas para salir del Cádiz CF en el pasado mercado invernal y el futbolista prefirió seguir estando a las órdenes de un entrenador que sorprendió a propios y extraños con su titularidad ante el Málaga. Tras aquel partido, volvió al ostracismo. Barco cuenta con el interés de varios equipos de Segunda pero sigue sin darse una opción convincente para un delantero que no le cierra las puertas a jugar en el extranjero. Barco tiene contrato con el Cádiz CF hasta 2021.

A las más que posibles salidas de Barco y Jauregui se podría unir una que podría extrañar a más de uno ya que de todos los delanteros que ha completado esta temporada ha sido el más empleado por Cervera, quien incluso elogió su figura. Su nombre es Dejan Lekic, que con cinco goles ha sido el ariete más resolutivo de los que había al margen de los antes mencionados Manu Vallejo y Machís. El atacante balcánico cuenta con contrato hasta 2021 pero precisamente por su buen cartel y una temporada aceptable podría encontrar hueco en cualquier equipo de Segunda de la clase media-baja. De esta forma, Arias resolvería uno de los muchos embrollos que tiene por delante para adelgazar la línea de delanteros.

Al igual que Lekic, otro jugador que cuenta con la atención de muchos equipos es Dani Romera. El ariete almeriense no tiene el bloqueo absoluto de Cervera, de hecho, el entrenador cadista le abrió la puerta de salida en el pasado mes de enero no porque no contase con él sino porque no podía darle todos los minutos que el ex del Barcelona B deseaba. Finalmente, Romera se fue al Rayo Majadahonda y disfrutó de minutos pero sin llegar a ser titular indiscutible para Antonio Iriondo. Romera tiene contrato hasta 2021 y su situación está en manos de su representante.

Opciones

De todos los delanteros de los que Cervera dispone, puede decirse que hay tres que sí tienen su plaza garantizada. Uno es, como no puede ser de otro modo tras su reciente fichaje, es el onubense Caye Quintana, que viene de ser el máximo goleador del Decano, equipo que no ha alcanzado el ascenso a Segunda pese a liderar el grupo IV y quedarse después apeado en el ‘play off’ de ascenso.Caye llega al Cádiz CF en un momento dulce y es de esperar que cuente con opciones de poder agradar al siempre complicado Cervera.

Uno de los últimos en llegar y primero en quedarse ha sido el catalán David Querol, que llegó en el mercado invernal procedente de un arruinado Reus. El jugador diestro, al que también Cervera lo ha colocado por la banda, ha contado con muchos minutos y destacó con su golazo en Riazor al Deportivo. Poco más. Querol tiene contrato hasta 2021 y a no ser que se presente en el club con una oferta irrechazable, seguirá de amarillo un año más.

Por último está el balcánico Jovanovic, una apuesta de Arias en el pasado mercado invernal. El serbio tiene 19 años y va siendo hora que comience a contar con minutos para confirmar o no su potencial. La alternativa del filial, en el caso de que no tenga minutos en el primer equipo, puede verse con buenos ojos.