Mikel Martins, exjugador del Cádiz CF y actualmente en el Hércules
Mikel Martins, exjugador del Cádiz CF y actualmente en el Hércules

CÁDIZ CF

Martins: “No reconocí al Cádiz que he visto durante toda la temporada”

El exfutbolista amarillo, ahora en el Hércules, vio a los jugadores cadistas "un poco asustados" y les perjudicó "la obligación de ascender"

Por  14:55 h.

Mikel Martins (San Sebastian, 28 de mayo de 1983) iniciaba este verano la temporada con la camiseta del Cádiz CF, en la Ciudad Deportiva del Rosal y con la mente en el Ramón de Carranza. Compartía taquilla con su amigo Airam, con Kike Márquez y Andrés, a las órdenes de Antonio Calderón y con el sueño del ascenso en amarillo. Ni siquiera se ha cumplido un año cuando a este mismo futbolista el destino lo coloca en frente de los intereses gaditanos, como un obstáculo en el camino hacia Segunda División.

Martins es futbolista del Hércules de Alicante, el adversario del equipo de Claudio en esta segunda eliminatoria. “Es una pena que no subiera ante el Oviedo porque tengo muy buenos recuerdos del club y dejé a buenos amigos en ese vestuario”, relata el vasco en una extensa entrevista en Canal Amarillo. Pena, que no miedo. En absoluto temen al Cádiz CF en Alicante. “Teníamos el 50% de posibilidades de que nos tocara y, pensando en el futuro, mejor enfrentarnos ahora que en la última eliminatoria“.

¿Y por qué? Por una cuestión anímica. El Cádiz CF encara el choque después de caer ante el Real Oviedo, teniendo el objetivo a 90 minutos, mientras que el Hércules acaba de fulminar a otro titán de Segunda B como el Murcia. “Ahora estamos con más confianza y ellos pueden tener pequeñas dudas. En el segundo partido ante el Oviedo no reconocí al Cádiz que he visto durante toda la temporada”, apunta Martins.

En esta primera parte de la entrevista, el centrocampista guipuzcoano habla sobre el equipo amarillo, al que conoce bastante bien. “El ascenso era un deber y eso jugó en su contra. Toda la campaña se ha pensado en que se podía ascender en ese encuentro y se vio a los jugadores un poco asustados“, destaca Mikel Martins.

Martins ve al Cádiz favorito

“Me gusta ver al Cádiz CF. Ha sido un equipo serio, que sabe a lo que juega, con seguridad y con la confianza de que son buenos y superiores al rival. Pero el domingo fue otro conjunto totalmente diferente, el rol que adoptaron nos les ha permitido que sean ellos mismos”.

Aún así, Martins coincide con su entrenador Manolo Herrero en que “en la liga hubieran quedado por encima de nosotros, y por su regularidad han sumado más puntos. En esta eliminatoria es favorito por todo lo que conlleva, por su actitud en la liga y por la vuelta en Carranza, pero en un ‘play off’ todo se iguala”, destaca el mediocentro.

Elogia a la afición cadista, al ambiente de fútbol que se respira en la ciudad y en el Ramón de Carranza. “Pero jugar y ganar en casa es una obligación. El Cádiz CF está obligado y el cuerpo y la mente no funcionan“.

Le perjudicó el estado de euforia que se generó en la vuelta ante el Oviedo, si bien ya le gustaría que en el Rico Pérez y en Alicante se disfrutara así con este deporte. “No tiene nada que ver. La afición aquí no está teniendo tanta participación, aunque esta semana habrá más público porque la gente se está enganchando al equipo viendo como hemos competido ante el Murcia. Alicante es una ciudad en la que no se vive tanto el fútbol, no hay una hinchada tan eufórica como en Cádiz, no tiene esa pasión y se vive de forma diferente”.

También influyeron las bajas de Andrés y Óscar Rubio. “Andrés era clave el año pasado y esta vez lo hubiera sido también. Y Rubio es un magnífico lateral. Aunque Mantecón lo ha hecho bien en realidad su posición está en el medio. Tomás ha rendido a buen nivel, quizás falló en la marca del gol pero está creciendo muchísimo”, confirma Martins.

“Van a ser dos partidos muy igualados, y por eso la estrategia es vital. Se comprobó en la vuelta con el Oviedo, pues en un saque de esquina se decide el ascenso. También los dos planteles estarán fuertes en defensa, no será una eliminatoria abierta en cuanto a goles y el que marque tendrá muchas opciones“. Martins confía en repetir las sensaciones que vivió con el Mirandés y se esfumaron en Hospitalet cuando vestía de amarillo. Pero esa es otra historia.