Marcos Mauro ha desbancado de la titularidad a Fali.
Marcos Mauro ha desbancado de la titularidad a Fali.

Cádiz CF

Marcos Mauro, un profesional sin red

El argentino está jugando sin contrato y sigue siendo un hombre de confianza de Cervera

Por  17:05 h.

Marcos Mauro es de los pocos jugadores del Cádiz CF que está batiéndose el cobre por un ascenso que a día de hoy sabe que, de llegar, no disfrutará. Al menos, como futbolista del Cádiz CF, club con el que acabó contrato el pasado 30 de junio y que no ha dudado ni un segundo en estirar hasta final de temporada (previo acuerdo con el club) por dedicación y profesionalidad. Sobra decirlo.

El argentino llegó al Cádiz CF en el verano de 2017 de las manos del entonces director deportivo Juan Carlos Cordero, un hombre con el que incluso llegó a estar negociando su renovación antes de que Manuel Vizcaíno lo despidiese de manera improcedente para sustituirlo por Óscar Arias, con quien el defensa de Avellaneda no ha llegado a un acuerdo.

A pesar de que Marcos Mauro está sin contrato, su entrenador Álvaro Cervera no ha dudado en hacerlo jugar en los partidos más importantes de la temporada, lo que dice mucho de la profesionalidad de uno y de la confianza del otro. A nadie se le escapa que en este mundo del fútbol, como en todos los sectores, lo que prima es el interés individual antes que el colectivo, máxime cuando se está trabajando sin contrato.

Pero el compromiso de Marcos Mauro está fuera de toda duda. Y eso que al comienzo del reinicio de la competición tras el parón de tres meses por culpa del confinamiento por el coronavirus las convocatorias hicieron dudar a más de uno.

Y es que una de las sorpresas del primer once de Cervera en la era post-confinamiento fue la pareja de centrales formada por Cala y Rhyner. No solo la inclusión del suizo de origen peruano sorprendió sino que poco después, con la lesión de Quezada, el técnico confió en Fali ya que había dejado fuera de la lista de convocados a Mauro, del que cabía suponer que había comenzado lesionado la reanudación de la Liga y que, debido a la falta de partes médicos del club, se desconocía.

Así se pasó los siguientes encuentros, ‘offside’. Eran tan pocas las noticias de Mauro que con el paso de los partidos se hacía cada vez más evidente que su caso podía ser directamente relacionado con la expiración de su contrato y la más que lógica preocupación del jugador de lesionarse y quedarse sin equipo de cara a la temporada siguiente.

Pero no ha sido así. De hecho, Cervera lo convoca para el trascendental encuentro en Huesca donde Cala cae lesionado a mitad de la primera parte. Y es entonces cuando a Marcos Mauro le tocaba de nuevo vestirse de corto al recibir la orden de salir de Cervera, que también se llevó a El Alcoraz a Rhyner. No jugaba el argentino desde el último encuentro disputado antes de la pandemia en el Anxo Carro de Lugo.

Junto a Fali completa la defensa en la derrota en casa ante el Tenerife y en el empate sin goles en Elche. Recuperado Cala, Cervera decide mantener en el once a Marcos Mauro, un jugador por el que el técnico ya ha dicho en repetidas ocasiones que siente especial devoción tras mostrarse a favor de su renovación. Con ellos en el eje de la defensa llegan los triunfos, con el arco sin encajar ningún gol, ante Oviedo y Extremadura y también la última derrota en casa ante el Fuenlabrada, precisamente, equipo que lo dio a conocer al fútbol nacional. Y es que del equipo madrileño, Mauro salió rumbo a la SD Huesca, de donde pasó a La Roda para llegar finalmente al Villarreal B, último equipo antes de que recibiera la llamada de Cordero para vestir la amarilla del Cádiz CF.

Marcos Mauro tiene 29 años y se encuentra en ese punto clave de cualquier jugador de conseguir un contrato importante con el que redondear su carrera, tanto en lo deportivo como en lo económico. Por lo que ha negociado, la cantidad que le pone sobre la mesa el Cádiz CF no le convence, algo que no ha impedido que ponga se juegue el tipo por encima de todo. Solo por eso, ya merece un hueco en la historia de este club.