El excadista Manu Barreiro es el actual capitán del Nàstic.
El excadista Manu Barreiro es el actual capitán del Nàstic.

Cádiz CF

Manu Barreiro: “El Cádiz CF de Cervera es muy reconocible”

El excadista es el actual capitán del Nàstic y se perfila como titular este domingo en Carranza

Por  18:21 h.

Manu Barreiro, ahí donde se ve, fue, para su desgracia, uno de los protagonistas principales de las historias más negras que ha escrito un club hecho a jirones como el Cádiz Cf. Sí, seguro que los menos olvidadizos no olvidan las lágrimas de ese espigado delantero gallego salido del filial que jugó en el Rico Pérez aquella maldita tarde de junio de 2004 que acabó con los huesos del club cadista en la Segunda B tras un desenlace que ni el mismísimo Alfred Hitchcock hubiera firmado.

Hoy es uno de los delanteros estrellas del Nàstic, un equipo en el que se ha ganado el respeto de aficionados así como de todos los entrenadores que ha tenido. Basta como prueba que este año ha sido votado como capitán del equipo. Manu Barreiro es un delantero consagrado ya en Segunda, y no es para menos después de su gran aportación al ascenso a Primera defendiendo la camiseta del Alavés. Fuera de Cádiz se ha hecho ya un experimentado futbolista y hoy por hoy en él descansan muchas de las esperanzas de salvación de un equipo, el grana, que lleva varias temporadas coqueteando con el descenso. Y esa parece ser otra más.

Este jueves atendía la llamada de Deportes Cope Cádiz para analizar su regreso al estadio donde no pudo triunfar. Todo indica que este domingo, por fin, jugará en Carranza como titular ya que otros años, por h o por b, no ha podido ser. “Siempre ha pasado algo, a ver si este domingo puede ser la buena y puedo disfrutar de minutos contra el Cádiz CF, que siempre es una ilusión poder hacerlo”, comienza diciendo.

Ha comenzado jugando este año en el Nàstic de Gordillo y parece ser el referente del conjunto catalán. “Cuando he estado bien el míster me ha dado esa confianza y espero seguir así”, confía.

Volver a Cádiz es especial para él. Más que como jugador, como persona, pero al gallego le sigue gustando visitar la ciudad donde vivió tres años. “Para mí es especial volver siempre aunque no tuve una buena época allí. Pero siempre es especial porque tengo muchas amistades allí y me gusta el campo y la ciudad. Además, allí también debuté en Segunda y quieras o no te queda marcado. Viví muy bien y estuve contento ese tiempo”, recuerda agradecido de aquellos años en los que vivió media temporada en el B, otra media con descenso incluido en el primer equipo y la siguiente, con ascenso de la mano de Gracia, aunque con un papel secundario.

No hace falta decir que el Manu Barreiro que vistió de amarillo no es el mismo que el que este domingo pisará Carranza como visitante. “He cambiado muchísomo. Entonces me cogió demasiado joven y con poca experiencia y eso se paga. Esa espinita clavada que tengo me recuerda siempre pero ya no se puede cambiar. Ahora estoy contento como soy como jugador y como persona”, acierta a decir.

Sus años en amarillo los recuerda así. “El primer medio año lo hago a caballo entre el B y el primer equipo a partir de diciembre. Fue muy complicado con el descenso y al año siguiente fue todo muy rodado con Gracia. Había un vestuario muy bueno y se consiguió el ascenso. Me quedo con lo más positivo”.

Cumple su tercer año en el conjunto grana y va a por su tercero consecutivo sufriendo. “Los dos últimos años nos salvamos en el último partido y con goles al final y este año hemos empezado mal pero estamos a tiempo de cambiarlo para sufrir menos”.

Como en el Cádiz CF, el Nàstic ha comenzado la Liga con “muchos lesionados, con gente que ha llegado muy tarde al equipo y muchos compañeros tocados, todo eso ha motivado que el míster no haya podido contar con toda la plantilla nunca”, dice Barreiro para justificar la mala clasificación.

Cree que para salir de la zona de descenso es clave “ganar cuanto antes para ganar en tranquilidad y trabajar con calma”.

Del Cádiz CF de Cervera dice lo mismo que otros muchos. “Lleva dos o tres años muy reconocible por la idea de su entrenador y sus jugadores y la idea de fútbo, que tienen. Es un equipo típico de Segunda, muy agresivo y fuerte en casa y que nos va a costar si no trabajamos con la misma intensidad”.

No olvida el ambiente de Carranza, “una afición espectacular. Eso es un punto a favor del Cádiz CF que va a tener siempre”

No quiere etiquetar el partido del domingo de final pero… “Me imagino que el que pierda saldrá muy tocado. Está claro que ambos estamos en el límite y perder, para el tema mental, deberá ser duro no puntuar”, concluye.