Mantecón en el banquillo de Carranza tras ser sustituido
Mantecón en el banquillo de Carranza tras ser sustituido

Cádiz CF

Mantecón, entre lo económico y el deseo

Lo costoso de su salida y el gusto de Claudio por él, claves en su continuidad

Por  20:57 h.

No es decir ninguna mentira decir que la temporada de Sergio Mantecón no ha sido para tirar cohetes. Incluso hablar de discreta o incluso mala no sería para nada descabellado teniendo en cuenta el cartel con el que aterrizaba el jugador tras su paso por el Elche en Primera División.

Tampoco sería decir ninguna locura que pocas veces se ha visto al futbolista cómodo en el once titular del Cádiz esta pasada campaña. Siendo su rol principal el mediocentro, dicho lugar en el campo no ha sido el habitual ni con Antonio Calderón ni con Claudio Barragán. Ha sido un ‘apaga fuegos’ y eso seguramente ha condicionado el rendimiento de un futbolista que no ha tenido regularidad en ese sentido.

Con todo, los números no engañan. El jugador de 35 años ha sido uno de los fijos en el plantel cadista durante la pasada liga. Mantecón ha jugado un total de 35 partidos en los ha acumulado 2.160 minutos y ha anotado un gol ante la Balona en el partido en casa de la segunda vuelta (2-2).

Más allá de las valoraciones y los análisis, por cifras el madrileño ha sido pieza clave, sobre todo para Claudio, ya que para Calderón el doble pivote fue Garrido y Juanma y solo usó al ex del Elche como lateral derecho cuando en La Línea se lesionó Óscar Rubio. Una posición que ha sido en la que más ha jugado esta temporada (las dos lesiones de Rubio y la ausencia de un recambio han sido decisivas) y en la que curiosamente ha acabado la campaña en el choque en Carranza ante el Bilbao Athletic.

El caso es que son otros números, los de su contrato, los que por un lado reflejan que lo más prudente es que el jugador siga de amarillo para la próxima campaña. Para empezar por un aspecto claro, tiene un año más de contrato, y respecto a eso poco más hay que decir. Las otras cifras son las de sus emolumentos, siendo uno de los mejores pagados de la plantilla con una nómina que ya quisiera más de un futbolista de equipo de Segunda División.

Un intento de rescindir su contrato por parte del club gaditano sería una osadía de muchos ceros, ya que la indemnización al centrocampista sería importante. Para pocas cosas de ese tipo está el Cádiz, las cosas como son, por lo que comenzando por la razón económica el futbolista no saldrá de la entidad.

Del gusto de Claudio

Por otra parte, más allá de los euros está la parte deportiva, razón más que de peso para los fichajes, renovaciones…etc. Mantecón ya ha confesado al propio club que su idea es seguir viviendo en tierras gaditanas con su familia. A sus 35 años, como es lógico todo jugador busca ya la recta final de su carrera y parece que el madrileño no le haría ascos a acabarla en el Cádiz, aunque su idea era estar en Segunda esta próxima temporada, la de él y la de todos.

Asimismo, la renovación de Claudio en el banquillo cadista ha sido por un lado algo fundamental para que el medio centro no se quiera marchar, y por otra parte parece que el propio técnico le ha confesado que cuenta con él para la próxima temporada. Con los números ya sabidos, el entrenador ve en Mantecón ese jugador veterano que puede aportar esa visión del partido necesaria en Segunda B, esa templanza muchas veces fundamental.

De hecho, que el centrocampista continúe no debería ser sorprendente si se tiene en cuenta la política de confección que está teniendo la nueva plantilla del Cádiz. Jugadores veteranos, con algo menos de nombre, pero con la experiencia necesaria para lidiar en momentos duros de la temporada, véase un ‘play off’ de ascenso.

Eso sí, esas dotes de capitán, orden y mando que se le presupone a un jugador de la experiencia y edad de Mantecón, no se han visto esta campaña. Será ahí algo en que Claudio incida mucho en esta próxima liga.