Aulestia ya ha sufrido en sus carnes la maldición del Cádiz CF en Lucena
Aulestia ya ha sufrido en sus carnes la maldición del Cádiz CF en Lucena

CÁDIZ CF

Lucena, un feudo maldito para el Cádiz CF

El equipo cadista acumula cuatro derrotas consecutivas en el estadio aracelitano

Por  14:35 h.

No se le dan nada bien al Cádiz CF sus aventuras en Lucena. Al menos eso dicen las estadísticas, que aseguran que el equipo cadista ha salido derrotado en cuatro, las últimas, de las cinco visitas que ha realizado a la ciudad provenzal en la categoría de bronce.

El catálogo de tropiezos en Lucena es variado. Los hay abultados, sobre la bocina, con expulsiones… pero esa dinámica espera cambiarla este sábado a las 18.00 horas el equipo entrenado por Claudio Barragán, que camina firme y sólido desde la primera plaza de la clasificación en el Grupo IV de Segunda B. Y, además, rinde visita a un equipo que, aunque da la cara en su estadio, está en zona de descenso y con graves problemas económicos.

Es cierto que existe un precedente victorioso. Ya ha llovido desde el lejano 15 de marzo de 2009 en el que la escuadra de Javi Gracia, que meses después conseguía retornar a Segunda, ganaba sobre la bocina en el escenario celeste (1-2). El gol inicial de Sergio Ortiz era neutralizado por Víctor Ormazábal, al tiempo que Toedtli hacía posible el triunfo en el minuto 87.

Desde entonces, con aquel Cádiz CF que contaba en sus filas con jugadores como Kiko Casilla o López Silva (amén del actual entrenador del Málaga en el banquillo), no se hace el equipo de la Tacita de Plata con los tres puntos en Lucena.

Todo cambió en el retorno del Cádiz CF a las catacumbas. El mismo equipo que al final sucumbió en Anduva ante el Mirandés sufrió esa temporada un doloroso recibimiento en Lucena. 3-1 fue el resultado ese 7 de octubre de 2010.

Sergio Ortiz, Pineda y Jesús Lanza encarrilaron un partido que se puso muy a favor de los locales con las expulsiones de los cadistas Álvaro Campos (doble amarilla) y Carlos Caballero (roja directa). Al final, el gol de Enrique únicamente sirvió para maquillar el marcador.

Peor fueron las cosas un año después. El 2 de octubre de 2011 sufría el Cádiz CF un doloroso repaso en Lucena. Ese equipo, que tanta solidez ofreció esa temporada y que se quedó sin Segunda por una tanda de penaltis ante el Lugo, perdió sin excusas en el estadio provenzal. Resultado: 3-0.

Fede, Sergio Castillo y Quini se convirtieron en los verdugos ese día. Eso sí, ambos se acabaron clasificando para el ‘play off’ de ascenso. Los cadistas como primeros y los lucentinos como terceros. Ahí se quedaron las dos aventuras.

Catástrofe en los minutos finales

También fue duro el mazazo del siguiente ejercicio. El 9 de diciembre de 2012 se presentaba el Cádiz CF en Lucena. Ese equipo que se salvó sobre la campana en Sanlúcar de Barrameda ya daba síntomas de mucha debilidad. Y no pudo con un adversario que al final de la Liga fue cuarto y volvió a las eliminatorias de ascenso, aunque otra vez sin fortuna.

Pero ese tropiezo fue muy doloroso por la forma y el momento. Ya sin el destituido Alberto Monteagudo en el banquillo, Ramón Blanco (que fallecía meses más tarde) fue incapaz de enderezar el rumbo. Y perdió de manera dolorosa en Lucena con dos goles en los últimos minutos, uno de Fede en el 90’y otro de Pineda en el 93’. Y todo eso con Domingo, entonces en las filas del Cádiz CF y ahora jugador del Lucena, expulsado pocos minutos antes de la conclusión (84’).

La recta final también jugó una mala pasada la campaña pasada. Con Ceballos expulsado en el 36’ por doble amarilla, el Cádiz CF aguantó el tirón pero el acierto de Coco en el minuto 91 volvió a dejar helado al equipo amarillo. Fue la última decepción en una ciudad que se ha vuelto maldita para el cadismo. ¿Se podrá cambiar la tendencia este fin de semana?