LA AFE y LaLiga deben llegar a un acuerdo en mitad de esta crisis.
LA AFE y LaLiga deben llegar a un acuerdo en mitad de esta crisis.

Cádiz CF

Los rectores del fútbol, como los políticos

Guerra en la AFE por una oferta realizada por su presidente a Javier Tebas

Por  12:05 h.

Menuda la que se está formando en el seno de las instituciones que algo tienen que decir en el panorama futbolístico nacional. Si complicada es la relación que mantienen el presidente de la Liga Javier Tebas con el de la Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales, no menos extraña es la que ha comenzado a tener el presidente de la Asociación de Futbolitas Española (AFE), David Aganzo.

Según varias informaciones, Aganzo, sin consultar a la directiva de la AFE, se dirigió a Tebas una vez Pedro Sánchez decretó el estado de alarma para ofrecerle un calendario apretado con el objetivo de acabar la temporada como fuera, algo que el presidente de la Liga persigue a toda costa.

Así, y mediante whatsapp, Tebas recibió el pasado 25 de marzo varios mensajes procedentes de directivos de clubes distintos en los que se le preguntaba si era cierto que el presidente de la AFE había realizado dicho ofrecimiento que consistía en jugar partidos cada 48 horas mientras se le subía el sueldo a los futbolistas entre un 15 y un 20% en el caso de que aceptara la oferta.

Tebas, que hasta poco antes de conocerse esta oferta se llevaba muy bien con Aganzo, delató a su interlocutor de forma pública al jefe del sindicato de futbolistas al decirle a un presidente de los 42 clubes de Primera y Segunda lo siguiente: «Esto me lo planteó hace 10 días y evidentemente le dije ‘no digas gilipolleces, esto no es un casino, seamos serios’», comentó Tebas.

Aganzo y Tebas han mantenido una relación muy interesada desde siempre. Comenzó un, el de LaLiga, dudando de la capacidad para gestionar la AFE del otro, Aganzo, que calificó a su enemigo como “cortijero” por su modo de llevar el principal organismo del fútbol español. Sin embargo, poco a poco fueron estrechando la relación y juntos cooperaron en la presentación como candidato a la presidencia de la FEF de Iker Casillas por su enemistad común con Rubiales.

No obstante, esta última filtración y que ha puesto a Aganzo a los pies de los caballos de todos los futbolistas que se han sentido utilizados y manejados in previo aviso ha hecho que la relación se haya enfriado hasta saltar por los aires después de que el mandatario de LaLiga utilizase la misma expresión de «casino»  en Twitter para desmentir la información dada por Juan Antonio Alcalá en la Cadena Cope acerca de la oferta puesta encima de la mesa por parte de Aganzo.

Son días de muchas reuniones y del balón parado. Muchos de los presidentes no logran entender tantos contactos y planteamientos en días en los que el país entierra cerca de un millar de muertos cada 24 horas. Pero por lo que se ve, como en la política, donde no se está viendo esa unidad que tanto se pide a la ciudadanía, también en el fútbol parecen mandar más los intereses que el sentido común y la elegancia.

Desde la junta directiva de la AFE se ha pedido a su presidente que haga un comunicado desmintiendo por completo una oferta de jugar partidos a mansalva una vez que se termine la Liga al no ser advertidas ninguna de las partes que engloba a todos los jugadores de Primera y Segunda División.