Cifuentes charña con un recogepelotas mientras espera la decisión del VAR.
Cifuentes charña con un recogepelotas mientras espera la decisión del VAR.

Cádiz CF

Los recogepelotas también juegan… y hasta ofrecen su diván

El líder juega en un estadio donde todo el mundo colabora, con o sin balón en juego

Por  17:32 h.

Que esté bien o mal ya es otra historia, pero que en el Cádiz CF de Cervera juegan hasta los recogepelotas es algo que ya se sabía de hace tiempo. Ni es el primer entrenador ni será el último que le gusta que en su estadio todo el mundo, todo el mundo, esté enchufado desde el primer minuto al último. Que lo esté la grada, en cierto punto, no puede controlarlo, pero todo lo que él pueda controlar sí debe estarlo. Y como Simeone, al que idolatra cada vez que tiene la ocasión, Cervera también tiene bien adiestrados a todos los recogepelotas de Carranza que por supuesto pueden ser claves durante un partido.

Aunque todavía está por ver, como por desgracia ya se han visto en varios estadios, que Cervera dé la orden de retirar a sus recogepelotas cuando el marcador favorece a su equipo, lo que es evidente es que de momento los sabe utilizar de la mejor manera posible para los intereses de su equipo. Y mientras los árbitros lo dejen pasar, hace bien en hacerlo.

Un ejemplo perfecto para entender de lo que se está hablando sucedió el pasado viernes ante el Sporting. De hecho, supuso el origen del primer gol del Cádiz CF ante el conjunto de Mareo. Jugaba el Cádiz CF en ataque y el balón salió de banda tras tocar en un defensa asturiano. Entonces, raudo y veloz Salvi pidió la pelota a un recopelotas que cumplió a la perfección con su tarea porque tan pronto como el jugador sanluqueño estaba pidiendo la bola ya la tenía en la mano para sacar con rapidez a Álex, que aprovechando el despiste de la defensa se adentró en el área rival para forzar un saque de esquina que a la postre se convirtió en el gol de Marcos Mauro que abrí el marcador.

La jugada salió perfecta y seguramente el coordinador de los recogepelotas sonreiría con orgullo al ver como todo había salido a pedir de boca.

Cifuentes ‘rompió’ su soledad

Pero los recogepelotas de Carranza no sólo intervienen con el balón en juego sino que llevan sus virtudes a otros factores del partido o incluso cuando el balón está detenido. Un ejemplo de ello sucedió también el pasado viernes frente al Sporting y con 2-1 en el marcador, momento en el que el colegiado Sagués Oscoz paró el partido para visionar la repetición de la jugada del penalti a Caye Quintana con el que Álex finiquitaba el choque.

Pues bien, es tal lo bien que se encuentra Cifuentes en su estadio, sobre todo cuando le toca defender la portería de fondo sur, que no tuvo mejor idea que apoyarse en una valla publicitaria para comentar la jugada con el recogepelotas Daniel Escalante mientras el colegiado decidía si era penalti o no.

El propio recogepelotas tuiteó sus sensaciones al término del partido tras compartir charla con el arquero cadista. “Es la primera vez en 10 años que llevo de recogepelotas, que un jugador de mi equipo se acerca para hablar conmigo sobre si va a pitar penal o no. Fueron pocos minutos pero cuánto se aprende”, escribió Daniel Escalante en twitter.

Fue una manera para Cifuentes de salir de la típica soledad en la que se encuentran los porteros y qué mejor idea que compartir ese ratito en el diván de un recogepelotas que vibra con el Cádiz CF como el que más.