Álex se queja de la mano no pitada.
Álex se queja de la mano no pitada.

Cádiz CF

Las quejas arbitrales del cadismo

El clamoroso penalti no pitado en Málaga es el último de una serie de errores de los colegiados que perjudican al Cádiz

Por  7:27 h.

Los árbitros también se equivocan. En casi todos los partidos suele haber algún tipo de fallo del trío arbitral que perjudica o beneficia a un equipo. Fallos que dependiendo de lo que supongan tienen una mayor trascendencia que otros.

Errores como los de un delantero que falla en boca de gol, el portero al que se le escurre el balón de las manos, o el defensa que comete una falta infantil en su área. Los árbitros se equivocan porque no son infalibles.

Partiendo de esa premisa, el cadismo vive inquieto por una serie de errores de los colegiados en los últimos partidos que están beneficiando más a los rivales del Cádiz CF que al propio equipo de Álvaro Cervera. Fallos de todo tipo que por azar, sí por suerte y nada más, están decayendo del rival de turno en cada partido. 

La última queja y el clamor de esta semana se centra en Trujillo Suárez, el árbitro del Málaga vs Cádiz CF del pasado viernes. Días después del partido aún no se entiende cómo no fue capaz de ver las claras manos del zaguero Pau tras el tiro de Alex Fernández.

Un penalti como una casa que el colegiado no vio a pesar de que estaba bien situado en la jugada y nada ni nadie le interfería en la jugada. Por unas razones u otras, la velocidad del juego, creer que no es intencionado o lo que fuera, el árbitro no pitó nada aunque pidió perdón a los jugadores amarillos tras el partido reconociendo que no había visto la jugada.

Pena máxima al limbo que bien pudo cambiar un partido cerrado y que se podía decantar para cualquier lado. En el mismo encuentro, el árbitro también perdonó la expulsión al local Ndiaye.

Por desgracia, no es este partido el último que se libra de fallos arbitrales. Dos semanas antes en Zaragoza, el trencilla Areces Franco anuló un gol legal a Garrido antes del descanso por una supuesta falta al portero del cuadro maño. Lo peor fue en el último segundo del partido cuando el colegiado decretó el final en plena contra del Cádiz CF cuando el Zaragoza tenía a su portero en el área amarilla. Por suerte para el conjunto de Cervera ninguno de los dos fallos influyó en el marcador.

Si se echa la mirada un poco más atrás, no hace falta recordar el gol mal anulado a Carrillo en el Cádiz CF – Alcorcón que acabó con victoria visitante por 0-2. El tanto no subió al marcador cuando el luminoso aún era de empate. En dicha dinámica cadista, Manu Vallejo también fue claro objeto de un penalti en Almendralejo cuando el Cádiz CF buscaba a la desesperada el empate en los últimos segundos del encuentro. Aquel choque acabó con 2-1 para los locales.

En definitiva una serie de errores que en las últimas semanas han perjudicado a los amarillos. Si bien es cierto que, como suele ser habitual, al final de temporada la balanza siempre se equilibra y los errores se tornan en aciertos según el lado desde el que se mire. Fallos, porque los árbitros también son humanos.