Los capitanes del Extremadura colocan la bandera del club en el féretro de José Antonio Reyes. Foto: Extremadura.
Los capitanes del Extremadura colocan la bandera del club en el féretro de José Antonio Reyes. Foto: Extremadura.

CÁDIZ CF

Las nueve veces que se ha suspendido el fútbol español

El trágico fallecimiento en accidente de tráfico de José Antonio Reyes antes del Extremadura-Cádiz CF fue el último de los casos antes de la crisis del coronavirus

Por  13:03 h.

No es la primera vez que el fútbol se suspende. En esta ocasión, el coronavirus ha sido la causa que ha obligado a LaLiga a paralizar los campeonatos de Primera y de Segunda División. Pero a lo largo de la historia, en España, hasta en nueve ocasiones, se paró el fútbol. Antes de este parón, el motivo fue el trágico fallecimiento de José Antonio Reyes, por entonces jugador del Extremadura, en un accidente de tráfico justo antes del Cádiz CF-Extremadura. Ni un año ha pasado desde aquel trágico episodio que conmocionó al balompié nacional.

1. Las seis huelgas del fútbol

El fútbol español se paralizó por reivindicaciones laborales de los futbolistas, que fueron a la huelga en varias ocasiones para demandar sus derechos. Consiguieron paralizar el fútbol en los años 1979, 1981, 1982, 1984, 2011 y 2019.

La primera, en 1979, se denominó la huelga de ‘botas caídas’. Paró el campeonato un fin de semana y cambió las condiciones laborales del fútbol español. Los jugadores reclamaron la abolición del derecho de retención, su inclusión en el régimen de la Seguridad Social y la supresión del límite de edad para jugar en Tercera División, establecido en 23 años. La presión de los futbolistas surtió efecto y tras llegar a un acuerdo con la Federación, el fin de semana siguiente volvió la competición.

En septiembre de 1981 la Asociación de Futbolistas (AFE) planteó una nueva huelga que se prolongó durante las dos primeras jornadas de Liga. El 6 de septiembre no se jugaron los partidos y el 13 los disputaron los equipos juveniles. Los jugadores desconvocaron la protesta tras lograr el pago de las deudas y la abolición de la normativa de alinear a los sub-20.

Antes de concluir esa temporada, ya en 1982, la AFE convocó otra huelga, el 11 de abril tres jornadas antes de concluir el campeonato. Registró un seguimiento escaso y fue desconvocada al día siguiente. Sin embargo, en 1984, en el mes de septiembre, los clubes de Primera alinearon juveniles y aficionados para boicotear la protesta de los profesionales, que pararon el fútbol para exigir intervenir en los convenios con las televisiones y hacer valer sus derechos de imagen.

En la segunda jornada los clubes jugaron los partidos sin sus futbolistas profesionales y en la tercera no hubo fútbol porque un dictamen del director general de Trabajo determinó que utilizar juveniles y aficionados no era ajustado a derecho. Una semana después, se reanudó el torneo.

La penúltima vez que se suspendieron partidos a causa de una huelga del fútbol masculino fue en la temporada 2011/12. Los desacuerdos entre la AFE y la LFP por el convenio colectivo y por la petición de la patronal de que los clubes hicieran frente a una deuda de 50 millones de euros que mantenían con los jugadores, finalmente desembocaron en la paralización de la primera jornada. Después, a la séptima ronda de negociaciones se llegó a un acuerdo y se disputó la siguiente jornada.

La última huelga que paralizó encuentros de Liga la protagonizó el fútbol femenino esta temporada para demandar su primer convenio colectivo. Después de meses de negociaciones sin llegar a un acuerdo, las jugadoras de los 16 equipos de la Primera Iberdrola no disputaron la jornada del 16 y 17 de noviembre. Al final, consiguieron su objetivo y firmaron el deseado convenio colectivo y no se paralizaron más jornadas de la Liga.

2. La muerte de José Antonio Reyes

El fallecimiento de José Antonio Reyes, exjugador del Sevilla FC, Arsenal, Espanyol, Atlético de Madrid, Córdoba y Extremadura en un accidente de tráfico provocó la suspensión y el aplazamiento de siete partidos de Segunda División de la penúltima jornada de la temporada 2018/2019.

Precisamente, Reyes era por aquel entonces jugador del Extremadura, que tenía que medir sus fuerzas ante el Cádiz CF en el Estadio Ramón de Carranza. El futbolista utrerano no fue convocado, pero en su vuelta a Sevilla sufrió un accidente de tráfico en el que perdió la vida. La cita se suspendió y se disputó días después con una victoria azulgrana que dejó a los cadistas fuera de un ‘play off’ de ascenso a Primera que al final no recuperaron.

3. La huelga de los controladores aéreos

En diciembre del año 2010, la huelga de controladores aéreos también afectó al fútbol y el encuentro Tenerife-Granada tuvo que ser aplazado. Muchos clubes consiguieron llegar a los estadios a través de vías alternativas como el tren o el autobús, pero el choque entre el club canario y el andaluz no pudo disputarse.

4. Los atentados del 11-S

El terrorismo también afectó a las suspensiones del mundo del fútbol. Los atentados del 11-S obligaron a la UEFA a aplazar algunos enfrentamientos europeos. Cuatro de ellos afectaron a encuentros que tenían que disputarse en territorio español: Deportivo-Olympiakos de la Liga de Campeones y el Valencia-Chernomorets, el Celta-Sigma Olomouc y el Zaragoza-Silkeborg de la Liga Europa.