Karim Azamoum, en un entrenamiento.
Karim Azamoum, en un entrenamiento.

Cádiz CF

La última oportunidad para Karim

El francés puede tener opciones este viernes ante el Granada tras la sanción a Garrido

Por  8:04 h.

El mercado invernal es una oportunidad para muchos jugadores. Especialmente para todos aquellos que no están jugando en sus respectivos equipos y necesiten como el comer minutos para no tirar una temporada a la basura. Uno de los jugadores que responde a este perfil en el Cádiz CF es Karim Azamoum. El mediocentro solo ha jugado en Liga 29 minutos y sino fuera por la Copa del Rey, el cadismo apenas lo podría recordar del Trofeo Carranza, donde por cierto dejó muy buen sabor de boca. Prácticamente el mismo que cada vez que ha jugado en Copa del Rey.

Y es que la labor copera del jugador que llegó procedente del Troyes francés el pasado verano no ha disgustado a nadie. Su gran inconveniente en el campeonato doméstico no es otro que la tremenda barrera de jugadores que se le antepone en el camino. José Mari, Garrido, Edu Ramos y Álex Fernández.Cuatro. Ni más, ni menos.

Este obstáculo, sea justo o no, está siendo insalvable para un jugador que ha demostrado estar al nivel no solo del equipo sino incluso de la categoría en su nivel más avanzando. Solo hay que ver el rendimiento dado por Karim en los dos encuentros coperos ante el Espanyol donde, además de jugar todos los minutos a un nivel brillante ante un equipo de Primera, tuvo incluso el mérito de marcar el gol de la victoria en Carranza ante el conjunto ‘perico’ que casi le vale la eliminatoria al Cádiz CF.

Y no solo eso. Para el recuerdo también queda el gol que le anularon en el último suspiro del encuentro disputado en Cornellá por fuera de juego y que casi mata a algún cadista que otro de celebrar el gol ‘in extremis’ finalmente invalidado. Con aquella acción, el francés volvió a despedirse de la acción. Antes también había jugado en La Romareda, en el partido de Copa que el Cádiz CF ganó con un gol de Manu Vallejo. Y siempre acabó con el aprobrazo bajo el brazo.

Pero la Copa se ha acabado y con ella la paciencia de un futbolista de 28 años que firmó con el conjunto gaditano tres años. La mitad del primero de ellos le ha dado para conocer un club en el que se encuentra muy bien pero donde no está entrando en los planes del entrenador. Y no porque no le guste, sino por la tremenda confianza que tiene depositada en tres hombres que forman parte de su guardia pretoriana como son Garrido, José Mari y Álex.

Sin embargo, este viernes a Karim puede ver un resquicio de esperanza tras la sanción impuesta a Garrido, que ante el Osasuna vio la quinta cartulina amarilla de su ciclo y no podrá estar ante el Granada. En un principio, tendrá que ganarse el puesto en la convocatoria con Edu Ramos, jugador que también ha salido de los planteamientos de Cervera aunque suele entrar en las convocatorias por delante de Azamoum.

Se le busca una salida

Lo que puede servirle de mucho a Karim es si este viernes el entrenador cadista, sin Garrido, vuelve a obviarlo de la lista. Además del golpe moral, para el jugador significaría el detonante para comenzar a aceptar la llamada de cualquier club que le demande.

Hace poco ha estado en negociaciones con el Elche, pero a última hora estas se han estancado. La idea del club es poder encontrarle una salida en forma de préstamo hasta el final de temporada puesto que se sigue confiando en su potencial. El jugador, de momento, prefiere seguir esperando acontecimientos durante un mes de enero que acaba de comenzar. Además, le pueden llegar ocasiones de destacar y este viernes puede ser una de ellas. Quien sabe, el fútbol da muchas vueltas…