José Ramón Sandoval dejó de ser entrenador del Córdoba al caer ante el Cádiz CF.
José Ramón Sandoval dejó de ser entrenador del Córdoba al caer ante el Cádiz CF.

CÁDIZ CF

La silla eléctrica está en el Nuevo Arcángel

El Córdoba ha contado ya con cuatro entrenadores en la presente temporada liguera

Por  10:00 h.

El banquillo del Nuevo Arcángel es esta temporada una silla eléctrica. A las pruebas hay que remitirse, pues cuatro son ya los entrenadores que han pasado por allí este curso, incluso uno de ellos no llegó a comenzar la temporada.

La rocambolesca historia comenzó el pasado verano. José Ramón Sandoval, héroe al final de la pasada temporada en la salvación ‘in extremis’ del Córdoba, no era renovado. Su relevo para empezar la campaña era Francisco Rodríguez (ahora entrenador del Huesca en la máxima categoría del balompié nacional) pero, sin embargo, el almeriense no esperó ni un segundo y en el mes de agosto dimitió sin haber dirigido ni un sólo partido.

Curiosamente, el propio Sandoval era el elegido por la entidad cordobesistas para tomar de nuevo el mando de la nave. Lo hacía un mes y medio después de su marcha. La nueva etapa no dudó demasiado, ya que, con un equipo blanquiverde situado en la zona de descenso a Segunda B, era destituido después de caer 1-3 ante el Cádiz CF en el Estadio Nuevo Arcángel a mediados del mes de noviembre.

El Cádiz CF fue su verdugo y llegaba la hora de Curro Torres, que tampoco pudo reconducir la situación y tuvo que coger las maletas a finales del pasado mes de febrero. Un desbarajuste total y absoluto.

Un hombre de la casa

La última apuesta del Córdoba CF es un cordobés y hombre de la casa: Rafa Navarro. Nacido en 1972 en el barrio cordobés de Ciudad Jardín, tomó las riendas del primer equipo blanquiverde hasta el final de la presente temporada. Fue el elegido tras ocupar la dirección deportiva del Córdoba CF. Antes había estado en los juveniles del Séneca y cinco años en el Atlético Espeleño (con ascenso incluido a Tercera).

Pero no queda ahí su vinculación con el Córdoba CF, ya que él se enfundó la zamarra blanquiverde durante ocho temporadas en dos etapas diferentes y llegó a lucir el brazalete de capitán. Entre sus gestas están conseguir el ascenso a Segunda con el club cordobés en Cartagena y militar con el equipo de su vida en la categoría de plata del fútbol español. Sin lugar a dudas, un hombre de la casa.

Real Jaén, Sporting, Villarreal, Recreativo de Huelva, Ceuta, Linares, Villanueva de Córdoba, Lucena e Iliturgi también fueron sus destinos en su dilatada trayectoria profesional hasta que colgó las botas en el año 2007.

Ahora, en su primera gran experiencia en los banquillos, tiene una tarea muy complicada. Desde su llegada el Córdoba CF tampoco ha arrancado y la permanencia en LaLiga 123 es cada vez más difícil. El tiempo y los factores juegan en su contra.