El Estadio Ramón de Carranza.
El Estadio Ramón de Carranza.

CÁDIZ CF

La segunda parte de los incidentes ante el Zaragoza se ‘juega’ este lunes

Los ultras malagueños del Frente Boqueron apoyaron a los maños del Ligallo en los incidentes 8 de abril que acabaron con un Brigada Detenido

Por  8:00 h.

Hay segunda vuelta. Y también en Carranza. Pero no de fútbol, sino de algo mucho más feo. Hace poco más de tres semanas, el 8 de abril, el Cádiz CF recibía al Zaragoza en partido liguero. Durante la noche se produjeron varios incidentes que incluso acabaron con la detención de un miembro de Brigadas Amarillas. Seguidores del conjunto cadista se dirigían, arrasando con lo que encontraban a su paso, hacia un local de copas donde se encontraban aficionados del grupo Ligallo de Zaragoza, acompañados por ultras del Frente Boquerón malagueño. Un enfrentamiento que no se produjo por la intervención de las fuerzas de seguridad.

Este lunes toca la visita del Málaga y es probable que muchos de esos fanáticos regresen para apoyar a su equipo, y que aquí les estén esperando. Por ello la Policía Nacional tiene la intención de reforzar la seguridad y de pedir más efectivos para el control. Aún no se ha decidido pero el partido podría calificarse de Alto Riesgo, lo que activaría un protocolo más numeroso.

Ese pasado 8 de abril, en vísperas del Cádiz-Zaragoza, los policías tuvieron que intervenir ante los destrozos. Primero, una furgoneta, y después dos más de apoyo. Los brigadas se fueron a la fuga. Sin embargo, momentos después, algunos volvieron increpando y tirando botellas a los propios agentes. Finalmente, fue detenido uno de ellos como presunto autor de los delitos de desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad. Tras pasar a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión provisional.

El Frente Bokerón, ligado a la extrema derecha, siempre ha mantenido un enfrentamiento claro con los miembros de Brigadas, de ideología opuesta.