Alberto Cifuentes se ha convertido por méritos propios en el guardián de la meta del Cádiz CF.
Alberto Cifuentes se ha convertido por méritos propios en el guardián de la meta del Cádiz CF.

Cádiz CF

La renovación de Cifuentes, marchando

El arquero manchego cumplirá sus cuarenta años como futbolista del Cádiz CF

Por  16:48 h.

Estaba cantado. Era solo cuestión de tiempo. Alberto Cifuentes se ha vuelto a ganar con creces que el director deportivo le llame a su despacho para ampliarle una temporada más su vinculación con el Cádiz CF, club al que llegó de la mano de Jorge Cordero para ascender con el equipo a Segunda, categoría en la que ha vuelto a destacar y en la que luchará por un sueño: jugar en Primera con el escudo de Hércules y los dos leones en la pechera.

Como es sabido, el arquero manchego cumplía contrato el próximo 30 de junio y por tanto, como cualquier profesional, podía comenzar desde este mes de enero a negociar con otros clubes. Una opción que visto lo que se está viendo sobre el verde, podría hacer tranquilamente, si bien el manchego no esconde que su objetivo no es otro que colgar los guantes en una de las porterías del Ramón de Carranza, estadio de un club en el que aspira poder seguir trabajando vinculado al fútbol una vez pase a ser exfutbolista. Dicho fin ya lo había hablado con Juan Carlos Cordero, exdirector deportivo que ya le renovó en su día en lo que parecía iba a ser la retirada definitiva de Cifuentes. Pero no será así. Su trabajo incansable, su extrema profesionalidad y sus dotes de mando en un vestuario que lleva con gran mano izquierda y comprensión con las más jóvenes lo han convertido en uno de los guerreros más fiables de la guardia pretoriana de Cervera.

Que Óscar Arias, relevo de Cordero en el despacho de la dirección deportiva, lo llamase para acordar su nuevo contrato era algo que podía preverse fácilmente dado el extraordinario rendimiento del actual ‘zamora’ de la categoría. Y se ha dado. Cifuentes ya negocia con el club su ampliación de contrato para un año más. Ambas partes parecen tener claro el paso y no debe haber muchas complicaciones en una negociación que será breve y cordial.