Álex Fernández celebra el gol ante el Almería en Carranza.
Álex Fernández celebra el gol ante el Almería en Carranza.

CÁDIZ CF

La renovación de Álex, a punto de ver la luz

El futbolista manifiesta su deseo de seguir de amarillo y queda a la espera de que acepte la oferta del club

Por  8:00 h.

“Yo quiero seguir en el Cádiz CF; el Cádiz CF quiere que yo siga. No tiene que haber problemas”. Con una sonrisa se marchaba Álex Fernández el pasado viernes del Ramón de Carranza. Se la devuelve a la vida. En un año escaso ha pasado de descender con el Elche a convertirse en uno de los pilares del equipo amarillo y uno de los jugadores más cotizados de Segunda División.

Su crecimiento aumenta cada jornada a medida que se siente importante, y su madurez multiplica su rendimiento. Para colmo de bienes, se ha asentado en una tierra en la que se siente dichoso y está a la espera de su primer hijo, a quien dedicó el tanto de la victoria ante el Almería. ¿Se puede pedir más?

Ahora anda inmerso en pleno proceso de renovación. Termina contrato la próxima campaña y a partir de enero puede negociar con cualquier otro club para salir libre en verano. Nada más producirse la derrota en Granada, el Cádiz CF señalaba al madrileño como uno de los puntales sobre el que edificar el plantel del Cervera, junto a José Mari y Garrido, y le trasladó una oferta de renovación.

Hace dos meses que la tiene sobre la mesa, y como apunta Álex, es cuestión de detalles que termine prosperando. Es un contrato similar al de sus dos compañeros de medio centro, el roteño y el de Barakaldo (que terminó aceptando la propuesta en el stage de Murcia). El grupo está por encima del aspecto individual, esa es una de las claves del equipo de Cervera, y no se puede romper el equilibrio, amén de las posibilidades económicas de la sociedad.

Es un contrato por tres años, hasta 2021. La confianza en sus posibilidades es tal que el propio director deportivo Juan Carlos Cordero optó por rechazar una oferta del Málaga para incorporarlo este curso. Los tres millones de la Florentina para abonar su cláusula se quedaron en un simple rumor.

Álex Fernández se adaptó perfectamente a la filosofía de Cervera el pasado año y se ha convertido en un jugador clave. Por su polivalencia se ha desenvuelto tanto de mediapunta como de mediocentro, siendo pareja de José Mari en el choque ante el Almería y dejando a Garrido y Karim Azamoum en el banquillo (la competencia en la zona ancha es brutal). Tiene llegada, gol, y da la sensación de que ha tardado en explotar (fue Balón de Oro en la Eurocopa sub 19 en la que Morata acabó pichichi y España campeona) pero está muy cerca de ser un futbolista de Primera División. Y el Cádiz CF quiere que lo consiga vistiendo de amarillo.