David Querol marcó el 2-3 al Numancia a final de año.
David Querol marcó el 2-3 al Numancia a final de año.

Cádiz CF

La racha de Querol se quedó en Cádiz

El delantero catalán se quedó fuera de la convocatoria mientras el Cádiz CF buscaba el empate en Riazor enviando centros al área poblada de rivales

Por  12:34 h.

El Cádiz CF acabó buscando el empate en Riazor colgando balones al área sin apenas rematadores. Poco antes de que el Deportivo se adelantase en el marcador, Cervera había retirado del terreno de juego al Choco Lozano para introducir a Jorge Pombo y recolocar únicamente a Nano Mesa en la punta del ataque. El resto de la película ya todo el mundo lo sabe. Centros y más centros de Iván Alejo que resultaban infructuosos dado el poco poderío de cabeza del canario en comparación con las torres deportivistas que lo rodeaban. Como no sería la cosa que el único que llegó a poder contactar de cabeza alguno de los centros fue el Pacha Espino. Todo un disparate. Y es que en esos momentos al Cádiz CF le sobraban mediapuntas y le faltaba un delantero de referencia que pudiera hacer valer los continuos intentos de Alejo por banda derecha.

Y mientras el Cádiz CF encerraba sin apenas peligro al Dépor en su campo, muchos cadistas se hacían una pregunta evidente. ¿Dónde estaba David Querol? El único delantero, más bueno o más malo según los gustos, capaz de fijar a los centrales y de tener más acierto a la hora de rematar en el área tal y como demostró dos veces en Liga (Oviedo y Numancia) y dos veces en Copa (Lealtad y Logroñés). Pues bien, el de Reus se encontraba en Cádiz al no haber entrado en una convocatoria con ‘overbooking’ de centrocampistas ya que a los titulares Álex Fernández, Edu Ramos y Garrido se unían en el banquillo José Mari, que no salió, y el francés Yann Bodiger, que sí lo hizo.

Decisión técnica

Que se sepa, el reusense, que fue citado días antes para el encuentro ante el Mirandés, no aparecía en la lista de lesionados para el desplazamiento a tierras gallegas por lo que se trataba a las claras de un descarte del entrenador, algo que a toro pasado se pudo comprobar que fue una equivocación dado que el Cádiz CF acabó el partido como lo acabó.

Para colmo, Querol se trata de un jugador en plena racha y obviar a un delantero en vena no es lo más recomendable cuando en la convocatoria hay hasta cinco mediocentros. Se desconoce si el catalán está en negociaciones con otro club para salir en este mercado invernal o si a última hora -como se ha filtrado en algún medio- tenía unas ligeras molestias que en todo caso fueron omitidas por un club que suelta partes médicos cada vez que le place y de la manera tan sucinta en que lo hace.

El caso es que David Querol no estuvo en Riazor y el Cádiz CF perdió unos centímetros que hubieran podido servir de algo más a los numerosos centros de Alejo que no encontraron más que cabezas deportivistas.