Álvaro García, abrazado por sus compañeros en Córdoba. (Foto: Cádiz CF)
Álvaro García, abrazado por sus compañeros en Córdoba. (Foto: Cádiz CF)

CÁDIZ CF

La postura de Álvaro y la postura del club

El jugador pasaría a cobrar siete veces más de lo que recibe actualmente en el Cádiz CF

Por  12:45 h.

 

Álvaro García quiere jugar en Primera División y el Cádiz CF no va a dejarle marchar por menos de la cláusula. Las posturas, tanto del jugador como del club, están claras.

Hay que entender perfectamente la del jugador, que además en ningún momento se ha negado a entrenar, sino que le ha mostrado al entrenador su inquietud ante la oferta de un equipo de una categoría superior. Además, según apuntan desde Canal Sur, el futbolista pasaría a cobrar siete veces más de lo que recibe actualmente en el Cádiz CF.

También hay que entender la postura del club, que vela por sus intereses. El Cádiz CF no puede dejar marchar al utrerano por menos de lo que vale, y menos a un día de que se cierre el mercado de fichajes. No es un jugador más, es el futbolista franquicia del equipo amarillo en estos momentos.

Por eso, Juan Carlos Cordero ya dejó claro hace un par de días que el jugador no se marcharía por menos de su cláusula de rescisión. Hoy, en El Desmarque, Quique Pina ha vuelto a insistir en esta circunstancia.

Dos son las opciones en estos momentos. O el Cádiz CF acepta la oferta y el jugador se marcha o la rechaza y se queda. De ocurrir esto segundo, lo normal es que el club acabara subiéndole la ficha, porque no tendría sentido mantener dentro de la plantilla a un jugador descontento. 

La historia de Álvaro y el Cádiz CF

Álvaro García ha jugado dos temporadas completas con el Cádiz CF. Llegó procedente del Racing de Santander, vía Quique Pina, en el verano de 2015. Le costó asentarse en el equipo y no fue hasta el ‘play off’ de ascenso cuando consiguió sacar todo el fútbol que llevaba dentro.

El año pasado, afrontaba su segunda campaña en LaLiga 123 tras la pasada en tierras cántabras. Y se convirtió en el extremo más desequilibrante de la categoría. Por eso, no es de extrañar que un equipo de Primera como el Getafe esté loco por hacerse con sus servicios. Tampoco lo es que él quiera marcharse a LaLiga Santander.

Tiene calidad de sobra para jugar con los mejores. Tiene velocidad, desborde, visión de juego y sacrificio para defender. Hay muy pocos jugadores como él. El único debe en su juego es que, para todas las oportunidades que genera por partido, no marca demasiados goles, aunque seguro que con la experiencia y con confianza acabará por convertirse en un extremo goleador.