Álex y Mauro se lamentan tras perder en Granada hace un año.
Álex y Mauro se lamentan tras perder en Granada hace un año.

Cádiz CF

La mediocridad se instaló en el Cádiz CF de Cervera en las jornadas claves

La irregularidad en los últimos diez partidos de Liga, factor común de un equipo que debe buscar soluciones de cara al futuro

Por  19:47 h.

No hay que ser muy avezado en el tema para saber que a Cervera su equipo se le hunde cuando llegan las segundas vueltas. Eso sí, le salva una primera de campeonato y en el que saca músculo poniendo las bases de la salvación, a la que suele llegar de forma magistral según se acerca el mes de marzo. Eso sí, con ella ya en el bolsillo, llega el desplome.

Decía el añorado y recordado Luis Aragonés que las Ligas se resolvían en los últimos diez partidos, esos en los que se debería ver y sentir la calidad y saber estar de los equipos hechos y derechos. Eso sí, también decía que lo importante era llegar a esos diez últimos partidos bien colocados, en el pelotón de arriba para estar bien situado en el sprint final. De esas dos premisas, el Cádiz CF de Cervera clavaba la segunda, esa de llegar bien colocado para tener a su alcance todas las aspiraciones del mundo. Dicho eso, donde ha errado de mala manera ha sido en gestionar esos diez últimos partidos, donde echa al traste por completo las genialidades conseguidas hasta ese momento.

Así ha sido en las tres últimas temporadas en las que ha estado sentado en el banquillo del Cádiz CF en Segunda División. Y sí, también lo fue en la primera en la que consiguió clasificar al equipo para un ‘play off’ del que se caería en la semifinal ante el Tenerife tras un empate a uno favorable al Tenerife, que acabó la Liga por delante del Cádiz CF.

El caso es que en esos diez partidos donde debe darse el do de pecho el Cádiz CF de Cervera no lo da. Y no solo eso, la clasificación que obtendría en una hipotética clasificación de esos diez partidos estaría muy lejos de la que acabó obteniendo en la misma temporada.

Temporada 2016/17; 13 puntos de 30

Fue sin duda la mejor campaña que ha realizado el Cádiz CF desde que regresó a la Segunda División, sin embargo, una irregular segunda vuelta llena de empates casi le hace terminar sin el premio de unos ‘play off’ que finalmente se consiguieron incluso una semana antes al ganar en casa al Elche 2-1. Esa victoria dio pie a Cervera para jugar en la última jornada en Pucela con un equipo plagado de suplentes para perder la cuarta posición en beneficio del Tenerife tras perder 1-0 ante el Valladolid.

Pero antes de esos encuentros, el Cádiz CF no lo tuvo nada fácil ya que comenzó esas diez últimas jornadas enganchando cuatro empates consecutivos frente al Lugo (1-1) en Carranza, Huesca (1-1) en El Alcoraz con cabezazo en último suspiro de Ortuño y Levante (1-1) en Carranza. Tras esos tres puntos de nueve posibles llegó una victoria muy importante en Alcorcón (0-2) para volver a la senda de los cuatro empates consecutivos ante el Nàstic (0-0) en casa, Zaragoza (1-1) en La Romareda, Córdoba (1-1) en Carranza y Sevilla Atlético (3-3) en el Pizjuán. Tales empates no fueron óbice para que la siguiente victoria ante el Elche diesen la clasificación matemática a los ‘play off’ con unos números manifiestamente mejorables tras siete empates, dos victorias y una derrota. El caso es que en esa hipotética clasificación el Cádiz CF se hubiese quedado a tres puntos tanto del ‘play off’ como por encima del descenso.

Temporada 2017/18; 9 puntos de 30

Si el Cádiz CF jugó con fuego sin pagar las consecuencias en su retorno a Segunda, sí que se quemaría en la siguiente temporada, segunda del equipo en Segunda tras el ascenso en el Rico Pérez. Otra vez, el once amarillo había completado una primera vuelta de curso para enmarcar y acabando la propia en las zonas nobles. Sin embargo, la caída en barrena fue superior a la del curso anterior al sumar solo nueve puntos de los 30 jugados en las últimas diez jornadas. Pese a esos malos resultados, los de Cervera llegaron a la última jornada dependiendo de sí mismo en Granada, donde ni por esas se ganó al caer 2-1 y caer a la novena posición liguera.

Para variar, la tónica habitual de esa segunda vuelta fueron los empates, como los cosechados en la jornada 33 y 34 ante el Rayo Vallecano (1-1) en Madrid y el Almería (0-0) en Carranza. La salida a Reus resultó pobre y el Cádz CF perdía 1-0 antes sumar tres empates consecutivos con sabor a derrota ante Sportint (0-0) en casa, Valladolid (1-1) en Zorrilla y Albacete (1-1) en Carranza. A tres jornadas para el final llegó una contundente victoria en casa ante el Zaragoza (2-0) tras un soberbio primer gol de Barral, pero a la semana siguiente se caía en el Mini Estadi ante un Barcelona B (3-1) con un pie y medio en Segunda B. Pese a ese tropiezo, todo estaba en manos del Cádiz CF, que si era capaz de ganar en su estadio en la penúltima jornada al Tenerife se metía matemáticamente en el ‘play off’ pero un gol de Malbasic en el descuento dejaba el marcador en 1-1 que dejaba al Cádiz CF la misión de ganar en la última jornada en Los Cármenes, algo que no fue capaz de hacer. Con todo ello, con los seis empates, una victoria y tres derrotas sumadas, el Cádiz CF hubiera acabado en esa hipotética clasificación el 18ª, con los mismo puntos que el último equipo que descendería y a ocho del sexto.

Temporada 2018/19; 15 puntos de 30

Más de lo mismo le ha vuelto a ocurrir al Cádiz CF de Cervera esta temporada recién acabada para el cuadro amarillo. Eso sí, y pese a que ha podido ser la que peor sabor de boca ha dejado tras ir ya a la última jornada sin depender de sí mismo, ha sido el año en el que más puntos, la mitad, cosechó en unos últimos diez partidos igualmente decepcionantes.

El Cádiz CF empataba en su feudo (3-3) ante el Zaragoza en un partido que tenía perdido y al que finalmente se le rascó un punto gracias a un gol de libre directo de Aketxe y un penalti cuando el partido ya finalizaba. La rotunda victoria, con ‘hat trick’ de Machís, en Las Palmas (0-3) allanaba un camino que continuó plano tras la victoria ‘in extremis’ y de nuevo con Machís como protagonista ante el Numancia (2-1) en Carranza. Los seis de seis que el Cádiz CF sumó hizo, como no era de otro modo, albergar muchas esperanzas al cadismo, que vio como en las siguientes cinco jornadas su equipo se limitaba a sumar de uno en uno para inquietud de los más realistas, que veían que si el Cádiz CF alcanzaba la gloria de los ‘play off’ lo haría por los fallos de sus rivales más que por el buen trabajo de los de Cervera, por mucho que no perdiesen ante rivales de enjundia. Aunque el primer empate de ellos llegó en Majadahonda ante el Rayo (1-1) en un encuentro que siempre tuvo que haberse ganado tras encarrilarlo un gol de Rennella en el primer tiempo. Después le seguirían las tablas ante Deportivo (1-1) en Riazor, Málaga (1-1) y Osasuna (0-0) en Carranza, Granada (1-1) en Los Cármenes. Después de todo, gracias o pese a estos empates, el Cádiz CF enfilaba las dos últimas jornadas ante dos equipos que ya nada se jugaban. Pues bien, con todo a favor del equipo amarillo llegó la gran pifia en Carranza al perder ante el Extremadura (0-1) perdiendo el derecho a depender de sí mismo. Muerto y vencido el el equipo cadista, el Sporting le ponía la puntilla (1-0) en El Molinón para dejar a los gaditanos clasificados en la novena posición. Por contra, y contando solo las diez últimas jornadas, el Cádiz CF sería el 14º clasificado con quince puntos, a tres del sexto y siete por encima del descenso.