David Barral, la gran ausencia en la lista.
David Barral, la gran ausencia en la lista.

Cádiz CF

La gripe, el enésimo contratiempo para Barral

El delantero vuelve a ausentarse del entrenamiento y ya es duda para el sábado en Reus

Por  16:38 h.

Segundo día de ausencia de David Barral. Ahora, justo en el momento en el que había recuperado la confianza de su entrenador, vuelve a ser duda para un partido. Cuando no es una cosa es otra. El caso es que al delantero isleño se le han cruzado varios contratiempos esta temporada que le han impedido mantener una cierta regularidad en el terreno de juego.

Y eso que comenzó de la mejor manera posible la temporada. Marcando en la jornada inaugural en Córdoba, poco después en Lugo. También mojó en los primeros enfrentamientos coperos y abrió la victoria ante el Nàstic de Tarragona. Pero llegó Oviedo. En plena racha. Y se fue al banquillo tras llegar tarde a una charla técnica en el hotel de concentración del equipo. Su castigo motivó que el canterano Toro entrase en la segunda parte para tratar de igualar el partido que se acabó perdiendo frente al equipo del Tartiere.

Aquel castigo le frenó en seco su buena dinámica de cara a gol. Una vez aprendida la lección, Barral volvió al once en Liga. Pero fue peor… Al ariete le expulsaron poco antes del descanso tras dos acciones injustificadas y dejó al equipo toda la segunda mitad con un jugador menos ante un Numancia que no fue capaz de llevarse los tres puntos de un Carranza que se volcó con los suyos, en inferioridad. Del castigo del entrenador pasó al castigo de buena parte de la grada. Y las persianas del goleador se cerraron.

Se le cerraron tanto que hasta erró dos penas máximas en aquel encuentro infructuoso ante el Osasuna en el que portero navarro se hizo internacional al detener una tercera a Aitor García. La pólvora, entre incidentes extradeportivos, autoexpulsiones y castigos disciplinarios, se le había mojado al artillero isleño. Afortunadamente para el cadismo, y para él, apareció en la gloriosa victoria copera en el Villamarín. parecía que el goleador volvería por sus fueros, pero no fue así y tuvo que ver como Carrillo, Romera y cuando Llegó Jona se le adelantaron en el puesto por el titular.

Pero no todas las incidencias con Barral han sido en descarga de su entrenador. También ha tenido sus opciones entre partido y partido pero lo cierto es que el ex del Levante, entre otros, no ha dado lo que de él se sigue esperando.

Así ha sido su caminar en el Cádiz CF. Irregular, demasiado. No está siendo un año fácil para un jugador que vino a su tierra muy ilusionado. Lo sigue estando, que conste. Pero las cosas no le salen y no termina de entrar en el encorsetado sistema de su entrenador. Pese a ello, gracias a sus ganas y al nombre que tiene, ha vuelto a la titularidad. Lo hizo en Vallecas, donde marcó un gol tras fallar otro. Le pasó lo mismo ante el Almería el pasado viernes. No marcó en una jugada que le martillea la cabeza cada vez que la recuerda. Salió del terreno de juego contrariado, sabedor de que él ha venido para marcar lo que no marcó. Tiene una espina clavada y le está costando horrores sacársela.

Para colmo, en mitad de todo este proceso le han llegado un virus gástrico que le ha he hecho perderse los dos primeros entrenamientos de la semana. Y esta jornada se juega en sábado. Así pues, a Barral se le cuelga el papel de duda para un encuentro en Reus al que o entrena ya o no llega. De perder la titularidad por una gripe sería el ‘no va más’ de un jugador al que no le paran de llegar contratiempos.