Un aficionado cadista en El Sadar, donde comenzó el año con derrota el equipo de Cervera.
Un aficionado cadista en El Sadar, donde comenzó el año con derrota el equipo de Cervera.

Cádiz CF

La cuesta de enero derrapa en febrero

El Cádiz CF no ha ganado en este nuevo año y suma solo tres puntos de los últimos quince disputados

Por  19:42 h.

Este Cádiz CF que acabó goleando el año 2018 a todo un Deportivo de La Coruña en el estadio Carranza ha entrado en barrena en este comienzo negro de año 2019. Los de Cervera han jugado cinco partidos, perdiendo dos y empatando tres. No se puede hablar de crisis en el club, aunque sería absurdo negarlo en cuanto a los resultados. Y es que sumar solo tres puntos de los quince posibles solo está al alcance de equipos que deberían estar luchando por la permanencia.

Seguramente, dentro del cuerpo técnico de Álvaro Cervera se estarán buscando los motivos del por qué de esta depresión en el campo. Lo que parece claro es que ya puede decirse con claridad que los meses en los que el equipo da lo mejor de sí se han cumplido, otro año más, a rajatabla. Y es que este Cádiz CF, como el de la temporada pasada y la anterior, hace su colchón de puntos en los meses de noviembre y diciembres, bautizados en estos lares ya como ‘dulces’ por los buenos resultados que consigue un equipo que comienza a sufrir de nuevo una vez pasadas las navidades.

Este decaimiento del Cádiz CF comenzó el día de Reyes en Pamplona. Allí, y en un partido muy parecido al último celebrado en Oviedo, los amarillos se adelantaron injustamente con un golazo de Álex Fernández que no tardaría en ser remontado por un Osasuna que pasó por encima del conjunto gaditano como una apisonadora. Allí, en El Sadar, volvió a verse a un Cádiz desilusionado y entregado en una segunda mitad en la que apenas se acercó al área contraria mientras no paraba de recibir ataques de un conjunto rojillo que no goleó solo por su falta de puntería.

Admitido el mal encuentro, el Cádiz CF levantó la carita un tanto la siguiente jornada en Carranza ante el líder Granada. No fue un partido para enmarcar, pero sí que al menos los de Cervera supieron contener a un equipo nazarí que firmó con el gaditano las tablas que al final camparon en el marcador.

A la semana siguiente, al Cádiz CF le tocó visitar el Juegos Mediterráneos de Almería, donde el equipo pudo hacer algo más pero supo sumar un punto cuando peor estaban las cosas demostrando ese punto de madurez necesario para no perder cuando se puede sumar. Antes de quedarse con uno menos por la expulsión de José Mari, el Cádiz CF se permitió el lujo de fallar un penalti en las botas de Álex Fernández. El empate, más siendo a domicilio y con uno menos, se dio por bueno.

Volvía la Liga a Carranza y lo hacía también con complicaciones y mal juego. Los de Cervera recibieron un gol en la primera parte y antes del descanso Jairo era expulsado dejando al equipo con uno menos para toda la segunda mitad. Todo pintaba negro, pero el once amarillo sacó coraje y lo dio todo para llevar el encuentro a su terreno hasta incluso poder empatarlo con un gol al saque de un córner de Garrido. Acto seguido, Marcos Mauro se iba a la calle aunque otra vez los de Cervera tiraron de madurez para sumar un punto con todo en contra.

Pasaba el mes de enero dejando tres empates y una derrota. Pésimo bagaje pese a perder solo en una ocasión. sin embargo, los continuos tropiezos del Alcorcón ayudaban al Cádiz CF a no perder comba con la sexta posición, que sí con las superiores que luchan por el ascenso directo. Comenzaba febrero y los fichajes ya se subían al barco pero de nuevo los amarillos volvían a perder para estrenar el segundo mes de 2019. Lo hacían en Oviedo y bajaban a la novena posición una semana antes de visitar al Alcorcón, que sigue siendo sexto a una distancia de tres puntos.