Los autobuses del Fuenlabrada, en el hotel coruñés.
Los autobuses del Fuenlabrada, en el hotel coruñés.

Cádiz CF

La batalla deportiva en Segunda se trasladará a los tribunales

Deportivo, Rayo, Elche y Numancia se sienten perjudicados y no aceptan la decisión de LaLiga, CSD y FEF de aplazar solo en la última jornada un partido

Por  18:26 h.

Todo había ido sobre ruedas en la nueva normalidad, un éxito del presidente de la patronal, Javier Tebas, pese a la tristeza de ver los campos vacíos, hasta la última jornada de Liga en Segunda División. Ahí, tras conocerse que la pandemia había golpeado de lleno al Fuenlabrada, se desencadenó un terremoto de consecuencias imprevisibles que se pueden demorar en los tribunales ordinarios de Justicia si los afectados cumplen sus amenazas.

El final, marcado por el positivo de doce miembros del Fuenlabrada, entre ellos al parecer seis futbolistas, obligó a aplazar su partido frente al Deportivo en Riazor y provocó que varios equipos que se sienten perjudicados por esa decisión, como Rayo, Elche, Numancia o el propio conjunto gallego, mostrasen su «disconformidad» y se reservasen su «derecho a tomar medidas legales».

La peliaguda y polémica decisión de continuar con la última jornada de LaLiga SmartBank sin el Deportivo-Fuenlabrada, consensuada por LaLiga, el CSD y la FEF en el marco de la Comisión de Seguimiento, provocó un profundo malestar en muchos equipos de la categoría. Consideraron esta determinación tomada en los despachos un «atropello», como un ataque a la «igualdad» y un «incumplimiento de la normativa» que obliga a disputar los partidos de las dos últimas jornadas con algo en juego en horario unificado. Aseguran que la competición está «adulterada».

El Deportivo, que tenía esperanzas de salvarse y ahora, a falta de su partido con el Fuenlabrada, está descendido a Segunda B haga lo que haga en ese encuentro, llevará la decisión «a las más altas instancias», según dijo su presidente Fernando Vidal en conferencia de prensa. «Lo que se ha producido es muy grave y no se guarda el principio de igualdad para todos los equipos porque ha habido adulteración de la competición«, declaró.

En la misma línea se mostró su técnico, Fernando Vázquez, que recordó que el anterior partido de Liga del Fuenlabrada fue contra el Elche, cuyos jugadores podrían haberse contagiado también y aún no saberlo, lo que a su vez suponía un riesgo para sus rivales del Oviedo.

«Es un aviso al mundo del fútbol. No entiendo que el Elche esté actuando después de haber jugado contra el Fuenlabrada hace días; juegan también el Lugo y el Albacete, creo que es injusto. ¿Qué más da esperar tres o cuatro días? No puedo entender la comunicación de la Liga, de la Federación y del CSD porque dice que es para proteger a los jugadores y es falso porque el Elche está jugando», dijo Vázquez, con la jornada todavía en disputa.

Este martes, la plantilla blanquiazul, de vacaciones anticipadas por el cuerpo técnico, emitió un comunicado en el que afirma que para los jugadores los resultados del lunes no tienen validez tras la suspensión «chapucera y precipitada» de su partido. En primera instancia, el club de Riazor apela al Comité de Competición pidiendo que se repitan todos los encuentros de la fecha final al entender se ha vulnerado la circular 93 sobre «la uniformidad de horarios en las dos últimas jornadas».

La ventaja del ‘Fuenla’

El Elche, que ganó su partido al Oviedo pero que depende para conservar la sexta plaza de lo que haga el Fuenlabrada ante un Deportivo hundido, expresó su total rechazo a lo ocurrido a través de un comunicado. «Como muestra de profesionalidad disputamos el partido porque de no haberlo hecho nos habríamos expuesto a una sanción deportiva por incomparecencia. Nosotros, deportivamente, hablamos en el campo, pero es evidente que se ha tomado una decisión que afecta directamente a la integridad de la competición y que creemos que no es justa», esgrimió el Elche en su escrito.

Mucho más duro fue el Rayo Vallecano de Paco Jémez, cuyas posibilidades de entrar en promoción necesitaban de una carambola a tres bandas. Ganar su partido en Santander, que lo hizo ante un adversario ya descendido, que el Deportivo venciese al Fuenlabrada y que el Elche perdiese o empatase con el Oviedo.

«No aceptamos esta resolución por ser muy perjudicial a los intereses deportivos y económicos y emprenderemos todas las acciones legales para defender los intereses ante este gravísimo atropello», señaló el club madrileño en su comunicado.

En el caso del Rayo, los positivos del Fuenlabrada también le afectaron porque un futbolista de su plantilla, el delantero franco-marroquí Yacine Qasmi, saltándose el protocolo de LaLiga, estuvo cenando hace varios días con un jugador del Fuenlabrada y por ese motivo, cuando su técnico Paco Jémez conoció ese hecho, lo retiró del once titular. La consecuencia es que el futbolista no participó en el partido y todos los integrantes de la plantilla se someterán a un test PCR en Madrid y permanecerán en aislamiento hasta conocer los resultados.

Por la parte baja de la tabla también llegaron feroces críticas a la decisión de jugar la última jornada y no haberla retrasado todo unos días. El Numancia, descendido a Segunda B, mostró su «disconformidad» por la disputa de su partido contra el Tenerife. «Este club tomará todas las medidas oportunas para defender los derechos de sus abonados y lamenta la incomprensible decisión tomada por la Liga, la FEF y el CSD», subrayó en un comunicado el conjunto soriano.

El Albacete, que logró la permanencia con una victoria frente al Cádiz, ya resacoso con su ascenso garantizado, también reconoce que con lo ocurrido se «pone en duda la integridad de la competición» «Disputamos el encuentro como muestra de profesionalidad con el rival y porque tampoco queríamos vernos envueltos en una posible sanción deportiva por incomparecencia de nuestros jugadores. Aún así, consideramos que la decisión de jugar afecta considerablemente a la integridad de la competición y así queremos mostrarlo», señaló el cuadro manchego.

A la espera de que se resuelva qué hacer con el Deportivo-Fuenlabrada, ya se conoce una eliminatoria de promoción, la que enfrentará al Almería con el Girona. La otra será entre el Zaragoza y un equipo a definir entre el Elche o el Fuenlabrada. Por abajo, los descendidos en la última jornada son Numancia y Deportivo, que aún sueñan con que la Justicia corrija a LaLiga, dé marcha atrás y obligue a jugar la última jornada.

Los coruñeses, descendidos al infierno de Segunda B por primera vez en 40 años, perdieron la categoría sin jugar pero entienden que la presión de sus rivales no hubiera sido la misma en caso de saber que a la vez estará jugando el Dépor e igual ganando al Fuenla. En ese argumento al menos insistió Fernando Vázquez. Perdida la batalla deportiva, comienza la legal