Pedro Munitis, entrenador del Racing de Santander.
Pedro Munitis, entrenador del Racing de Santander.

Cádiz CF

La baja de Álvaro Peña y el ‘tetris’ de Munitis

El técnico cántabro maneja varias opciones para cubrir la baja del centrocampista vasco expulsado en Cádiz

Por  19:19 h.

Las imágenes de la jugada no iban a servir de mucho. Pese al empeño del presidente del Racing, Manolo Higuera, por recurrir la segunda tarjeta de Álvaro Peña en Cádiz, que desembocó en la expulsión del vasco, finalmente en el club desecharon la opción. Hubo contacto y, aunque la falta no fuese merecedora de cartulina, es poco probable que el Comité se pronunciase en contra de la apreciación del colegiado. Así pues, Pedro Munitis tendrá que prescindir del centrocampista y ahora le toca buscar una fórmula para sustituirle. De momento, el técnico verdiblanco esconde sus cartas de cara al decisivo choque del domingo –19.00 horas, Campos de Sport de El Sardinero–, en el que se trata de remontar o fracasar en el intento de volver a Segunda División.

Como ha venido haciendo en las últimas semanas, y como también hace su colega en el otro bando, el del Barrio Pesquero volvió a imponer ayer un entrenamiento a puerta cerrada en el que, seguramente, hizo las primeras pruebas para elegir al candidato a ocupar un puesto clave en cualquier equipo de fútbol: el de centrocampista creativo. Especialmente en un Racing con acuciantes problemas de falta de ideas y una rémora ofensiva de grandes dimensiones, sobre todo, en este tramo decisivo de la competición.

Todo apunta a que Munitis volverá al 4-4-2 habitual, en lugar del 4-2-3-1 de Cádiz. La variante más factible es la de Dani Rodríguez –que actuó como mediapunta en el Ramón de Carranza– como acompañante de Borja Granero. Una pareja que no es nueva en este Racing. Cuando Álvaro Peña no ha jugado, el gallego ha sido su sustituto junto al valenciano en la sala de máquinas verdiblanca. El de Betanzos está lejos de su mejor rendimiento de la temporada. Demasiado intermitente en los últimos meses. Y el equipo necesita del talento de uno de sus futbolistas más brillantes. Esta puede ser la prueba definitiva. Quizá porque, en caso de derrota, ya no habrá nuevas tentativas.

Dani Rodríguez ha pasado de ser titular indiscutible en distintas posiciones de ataque, a alternarse con José Artiles en el puesto de interior zurdo. Y así, el nivel mostrado ha ido decreciendo poco a poco, después de dejar boquiabierto al respetable de la grada de los Campos de Sport con una serie de goles espectaculares. Cinco en total. Cada cual mejor.

Otra de las opciones de Pedro Munitis en el centro del campo pasa por colocar a Fede San Emeterio junto a Borja Granero en el doble pivote. El de Sierra de Ibio ya ha vuelto a entrenar con normalidad junto al resto de sus compañeros y estará disponible para el partido del domingo. Esta posibilidad parece menos factible que la de Dani Rodríguez, ya que Fede es un futbolista de características más similares a Borja Granero que a Álvaro Peña, y en un partido en el que el Racing está obligado a atacar, parece una formación demasiado defensiva. Además, el canterano, lastrado por las lesiones en una dura temporada en el plano físico, tampoco pasa por su mejor momento de forma –aunque también es cierto que como la gran mayoría de sus compañeros–. Parece más probable que Fede se dispute la plaza en el lateral derecho con su propio hermano gemelo.

Artiles apenas ha participado a ratos sueltos en el mediocentro y la entrada de un futbolista como Kamal, que prácticamente no ha contado en toda la temporada para Pedro Munitis, no parecen entrar dentro del abanico de opciones del técnico verdiblanco. Sería más fácil ver la enésima variante táctica del entrenador cántabro, pese a que el del domingo ya no parece lugar ni momento para nuevas probaturas.

Otra de las dudas en el once es si Migue García vuelve a partir desde el extremo izquierdo, su puesto natural, o Munitis lo retrasa otra vez al lateral, en detrimento de Mikel Santamaría. Es cierto que el navarro no estuvo especialmente fino en Cádiz, pero sí el jiennense jugando más adelantado y la propuesta resultó bastante afortunada de cara a frenar a uno de los hombres más incisivos del conjunto amarillo, como es Salvi.

Pumpido sigue sin entrenar

La otra papeleta para el entrenador verdiblanco es ver cómo cubre la más que posible quinta ausencia consecutiva de Facundo Pumpido. El delantero argentino tampoco entrenó ayer. Se ejercitó en el gimnasio de las Instalaciones Nando Yosu, de La Albericia, junto al otro lesionado, Francis. Por lo que, salvo sorpresa mayúscula o que intente forzar como medida urgente de última hora, los problemas musculares volverán a dejar al ariete viendo el partido desde la grada, con lo que el Racing perderá otra vez más su remate y juego aéreo y dejará a Dioni la responsabilidad del gol. Un delantero malagueño que, por cierto, fue muy pitado en Carranza cuando fue cambiado en la segunda mitad.

Lo más lógico, teniendo en cuenta los precedentes, es que la pareja del malagueño –quien sufre una seria sequía de cara a portería– ante el Cádiz CF sea un Coulibaly ya totalmente recuperado de sus molestias. Isma Cerro, que no fue ni convocado para el partido de ida, no cuenta con demasiadas opciones. Pero alguna sí que guarda el hispano-francés Manu Delgado. El futbolista galo debutó el domingo en el Carranza y, pese a disponer de pocos minutos para lucirse, dejó buenas sensaciones. Sería una apuesta arriesgada en el que puede ser el choque decisivo de la temporada, pero, las mejores partidas se ganan corriendo riesgos.

Lo que está claro es que, después de lo visto en las últimas semanas, el Racing tendrá que sorprender y dar una imagen completamente diferente a lo mostrado recientemente, porque la del domingo es la última oportunidad. Ya no habrá más opciones de arreglarlo. Hasta ese momento, Munitis perfilará su once, su particular ‘tetris’ debido a la baja de Álvaro Peña.