Julián Rubio, en una imagen de aquel día en Alicante.
Julián Rubio, en una imagen de aquel día en Alicante.

CÁDIZ CF

Julián Rubio: «El Cádiz CF debe subir en el campo del Hércules; eso sería justicia»

"Había jugadores del Hércules matándose y peleándose como lobos, que se dejaron la piel cuando no había nada en juego", asegura el técnico, que aún tiene la espina clavada

Por  8:04 h.

“Mi historia en el Cádiz CF es muy larga de contar y aquel descenso no fue por casualidad. Pero no la contaré ahora porque siguen personas implicadas…”. Así comienza Julián Rubio a recordar su mini etapa en el club amarillo, de tres semanas, en las que “no perdimos ningún partido” pero tampoco se ganó y el equipo acabó desciendo a Segunda B.

En El Rico Pérez. “Es lo justo. Es de justicia que el Cádiz CF recupere la categoría en ese mismo escenario y ante ese rival que hizo todo lo posible sin necesidad para que los amarillos bajaran ese día”. Y eso que Rubio se muerde la lengua, y dice más con sus silencios, con su forma de hablar pausada para evitar un perjuicio mayor. “Pero tengo esa espina ahí clavada, porque yo fui a esa tierra a la que tanto cariño tengo (la mitad del año la pasa en Zahara) para estar varios años, y se puso todo en contra desde el principio. Fue muy decepcionante”.

Pasada esa fecha (aquel infausto 15 de junio de 2008), Rubio volvía a dirigir al Albacete y tomaba las riendas del Atlético Ciudad de Murcia, hasta que decidía emigrar para entrenar al KF Tirana de Albania. No obstante, aquello todavía duele. “En casi todos los equipos en los que he estado he repetido luego menos en el Cádiz CF, y por razones obvias. Pero me siento responsable de ese descenso sólo en su justa medida. Llegaba después de dos meses de derrotas y frené esa racha con tres empates, sin ser suficiente. Todo estuvo en contra desde el inicio. Hubo muchas interferencias de gente que no debió interferir pero aún así en mi parcela deportiva nadie se atrevió a meterse”.

Recuerda aquel día en Alicante. No habla de ayudas extras, pero tampoco hace falta. “Al Hércules le tengo simpatías pero algo menos desde aquella tarde. Había jugadores matándose y peleándose como lobos, que se dejaron la piel cuando no había nada en juego. Todo muy raro. En cambio, Alavés, Salamanca y Córdoba sí que pudieron ganar y descendimos por el ‘goal average'”, recuerda.

Confía en que este domingo se pueda cerrar en parte ese capítulo. “Insisto en que es lo justo y el fútbol ofrece revanchas como esta. Lo merece el Cádiz CF por su afición y por el trabajo del presidente, Manuel Vizcaíno. No he querido hablar con nadie ni ir a Carranza porque soy muy supersticioso, pero si hay ascenso lo celebraré a lo grande”.

Ahora se alegra “porque el que parecía el peor equipo de los últimos años en Segunda B, después de quedar cuarto está más cerca que nunca. El resultado es muy bueno y ofrece muchas posibilidades. Y creo en el equipo del Cádiz CF más que en el del Hércules“.

Sin duda que Julián Rubio será uno de los que brindará con más fuerza si la entidad de Carranza recupera su lugar en la Liga de Fútbol Profesional. “Sería por justicia”.