Manuel Vizcaíno, en el palco de Carranza.
Manuel Vizcaíno, en el palco de Carranza.

Cádiz CF

Un juez embarga de manera cautelar las acciones del Cádiz CF

El magistrado considera legal la deuda de Locos por el Balón con Pina y toma dicha medida hasta que haya sentencia o Vizcaíno la pague

Por  21:40 h.

Llegó la bomba. Un juez acaba de ordenar el embargo preventivo de todas las acciones del Cádiz CF en poder de Locos por el Balón. En concreto, el Juzgado de Primera Instancia Número 11 de Sevilla ha atendido las reclamaciones por las que Quique Pina reclama a LxB el pago de una deuda por valor de 1.025.000 euros (más los intereses, que superan los 100.000 euros), y que Vizcaíno como administrador único de la mercantil aún no le ha abonado.

El fallo del juez Francisco Berjano Aredano, al admitir las alegaciones, y por tanto resolver a favor de Calambur Intermediaciones (la empresa de Pina), que solicitaba la adopción de la medida cautelar consistente en el embargo preventivo de la totalidad de las acciones del Cádiz CF que sean propiedad de Locos por el Balón, podría provocar en los próximos meses un movimiento drástico en la dirección del club gaditano.

En concreto, Pina reclama a Vizcaíno el crédito que tuvo que pagar de su bolsillo a Doyen (alrededor de un millón de euros más intereses) para que el Cádiz CF pudiera hacer frente a los gastos de tesorería: Hacienda, Seguridad Social, contratos de futbolistas, pago de su deuda… Ante esto, el pasado 9 de julio el presidente del Cádiz CF argumentó que no le pagaba dicha cantidad a su socio al entender que se trataba de una deuda ilegal, algo que el juez le corrigió al considerar que la deuda, completamente legal, es una deuda mercantil a la que debe hacer frente el sevillano.

De esta manera, el magistrado considera legal la deuda de Locos por el Balón con Pina (en representación de Calambur Intermediaciones) y toma esta decisión preventiva hasta que salga la sentencia o Vizcaíno esté en disposición de pagar dicha cantidad. Una cantidad que casi se duplica por los impuestos. Si el hispalense no afronta la deuda, es más que probable que el juez le quite la administración y propiedad de la mercantil Locos por el Balón, y por tanto el Cádiz CF.

El hecho de embargar las acciones de Locos por el Balón es una forma de asegurar la efectividad del pago de la deuda y la prohibición asegura de que esas acciones puedan ser vendidas a un tercero. Es una manera de asegurarse el pago. Para contrarrestar, Vizcaíno tiene 20 días para presentar un recurso de apelación.

Vizcaíno reacciona ipso facto y con dureza AQUÍ su comunicado

En esta batalla que mantienen los dos máximos accionistas del Cádiz CF, Pina ha dado el primer gran golpe a su oponente, que le resta importancia. Canal Amarillo ya publicó hace tres semanas que el juez había admitido a trámite la querella impuesta por el murciano a Vizcaíno por el no pago de esta deuda y el supuesto saqueo de la entidad amarilla.

Y es que, siempre según Pina y como atestigua un intercambio de correos al que accedió este medio, el presidente del club quiso cambiar el pago de la deuda (la ex de Doyen, ahora de Calambur) abonándola con el cobro de servicios al propio Cádiz. “No me prestaré a este juego de cobrarle al Cádiz CF“, advirtió Pina al presidente por burofax, “Está usted intentando hacer algo en contra del Cádiz CF, que puede ser un delito y, por supuesto, no estoy de acuerdo”, añade.

Estos próximos meses van a ser decisivos para inclinar la balanza de una parte u otra.