Juan Carlos Cordero, esa ya exdirector deportivo del Cádiz CF
Juan Carlos Cordero, esa ya exdirector deportivo del Cádiz CF

Cádiz CF

Juan Carlos Cordero, crónica de un cese anunciado

Dos temporadas a pleno rendimiento en el Cádiz y otras tantas en la sombra, la trayectoria de un hombre muy cercano a la plantilla

Por  20:53 h.

De una manera un tanto extraña y sobre todo inesperada, Juan Carlos Cordero ha dicho adiós a su cargo como director deportivo del Cádiz CF. Semanas después del cierre del mercado de fichajes y con jugadores (Jairo, Edu Ramos y Lekic) que ni siquiera se han presentado de manera oficial a los medios de comunicación y a la afición, el principal responsable deportivo ha dejado de serlo.

Y no es que el propio presidente del club, Manuel Vizcaíno, no lo dejara caer hace unos días cuando en la Cadena COPE dejaba algunas claves: “Vamos a acabar con los dos discursos.. El contrato de Juan Carlos Cordero se resolverá según ley. Es buen director deportivo”, quitando el propio presidente la coletilla que un servidor añadía, ‘para el Cádiz CF’.

Con todo, queda claro que el fin de la historia laboral de Cordero en el club amarillo se ha visto influenciada por su relación con Quique Pina, algo clave para la decisión de Vizcaíno. Esto suena incluso a perogrullada, pues Cordero siempre ha sido un hombre de Pina por más que su talante haya sido el de un hombre conciliador, que ha escuchado a todo el mundo y que ha trabajado codo con codo con Vizcaíno cuando peor estaba la relación del sevillano con el murciano.

Ese binomio Pina – Cordero con el que ambos llegaron al Cádiz CF se diluyó cuando el primero entraba en prisión por la ‘Operación Líbero’ y perdía sus poderes de consejero delegado del club gaditano. Fue en ese momento cuando Vizcaíno tomaba mando en plaza y Cordero se veía casi obligado a entenderse con el máximo dirigente para llevar por buen camino al equipo y al club.

El traspaso de Alvarito, clave del fin

Sin embargo, y pesar de las diferencias entre Vizcaíno y Cordero, el traspaso de Alvarito y el intenso verano con la salida del extremo ha sido lo que ha terminado de dinamitar la relación entre el presidente y el ya exdirector deportivo.

Se podría decir incluso que el culebrón Alvarito se ha tomado una víctima; Juan Carlos Cordero. Volviendo a las palabras de Manuel Vizcaíno el pasado martes en COPE, el sevillano decía: “Hubo un momento en la negociaciones de Alvarito que tuve que tomar el mando yo”, dejando entrever que no le estaba gustando nada lo que estaba sucediendo con la posible venta del utrerano.

Fue en ese momento cuando apareció el acuerdo con el Huesca para posteriormente vender al jugador al Rayo Vallecano. Por entonces, Vizcaíno se había cansado de que como Pina y Cordero estaban llevando el ‘caso Alvarito’. De hecho, para el sevillano Cordero se había posicionado tanto del lado de Pina que eso dinamitó un cese que ahora se ha hecho oficial.

Las ofertas a la baja de Udinese, “han llegado ofertas vergonzosas”, decía Vizcaíno en las puertas de Santa María. “Han pasado cosas muy graves”, añadía el presidente. Ese supuesto alineamiento de Cordero con quien ha sido su mano derecha en los últimos años en el traspaso de Alvarito ha sido una de las claves de la destitución.

Un director deportivo de vestuario

Haciendo balance, la trayectoria de Juan Carlos Cordero en el Cádiz CF deja muchas más luces que sombras. Empenzando por la negativo, queda claro que en ese apartado entran jugadores con buen cartel que por unas razones u otras no rindieron en el equipo amarillo.

El caso que más llama la atención fue el de un David Barral que salió por la puerta de atrás, aunque aquí la forma de jugar de Álvaro Cervera y la personalidad del futbolista influyeron mucho para no haber visto más cosas del ariete isleño.

Jugadores como Nico Hidalgo o Moha ha sido otros jugadores que no han mejorado ni lejos el nivel de la plantilla cadista. Está por ver el rendimiento de los fichajes de este verano, pues Cordero se ha encargado del mercado en tres periodos estivales consecutivos desde que se consiguiera el ascenso en Alicante.

Con todo, relatar las luces de Cordero comienzan por su excelente relación con jugadores y entrenador. Sin duda, Cervera ha tenido en el exdirector deportivo un hombre de absoluta confianza con el que el día a día era más llevadero. Está ahora por ver cómo va a afrontar la temporada Álvaro Cervera sin un hombre importante para él como el propio Cordero.

Asimismo, el de Cartagena se ha convertido en más de una ocasión en un padre para muchos de los jugadores del Cádiz CF. Algunos de ellos apuestas personales que no contaban con los minutos que deseaban y encontraban la compresión de Cordero.

Si hablamos de nombres fichados por Cordero, salen unos cuantos: Ortuño, Aridane, Álvaro García, Alex, Garrido, José Mari, Kecojevic, Mauro…etc. De estos la mayoría son titulares en el Cádiz CF actual y otros han salido por traspasos importantes, caso de Aridane y Alvarito, aunque respecto a éste último la negociación final la ha llevado Vizcaíno, si bien el utrerano vino a tierras gaditanas gracias a Pina y Cordero.

Dos temporadas completas como director deportivo y otras en la sombra. Cordero hizo junto a Pina el equipo que no ascendió ante el Lugo y también formó parte del ‘staff’ en la campaña que se perdió el ascenso ante el Bilbao Athletic en la que su hermano, Jorge Cordero, era el director deportivo.

El fin de un cese anunciado y que seguramente no termine aquí pues quedará pendiente el juicio entre el club y Juan Carlos Cordero por el nuevo contrato del murciano, nunca aceptado por Vizcaíno.

Seguramente no le faltarán novias en forma de equipos a un hombre que ha formado parte del resurgir del Cádiz CF en las últimas temporadas.