Juan Antonio Rodríguez, presidente de la Federación de Peñas del Cádiz CF. Foto: FPC.
Juan Antonio Rodríguez, presidente de la Federación de Peñas del Cádiz CF. Foto: FPC.

CÁDIZ CF

Juan Antonio García Rodríguez: «Es un bulo que la FPC se quede con las 300 entradas de los viajes»

El presidente de la Federación de Peñas del Cádiz CF cumple más de medio año al frente del organismo tras relevar a Fernando Arévalo

Por  13:40 h.

Algo más de siete meses han pasado desde que Juan Antonio García Rodríguez ‘Papi’ diese el paso para presidir la Federación de Peñas del Cádiz CF (FPC). Fue el 10 de noviembre de 2018 cuando el representante de la peña cadista Holoturia Amarilla (fundada en el año 2017 y con sede en la capital gaditana), recogía el testigo de Fernando Arévalo, máximo representante de la institución durante los últimos cuatro años.

El traspaso de poderes tuvo lugar en la Asamblea General Extraordinaria llevada a cabo en la sala de prensa del Estadio Ramón de Carranza, horas antes del Cádiz CF-Reus. Empezaba una nueva era en la que Juan Antonio García pretendía dar una línea de continuidad a la gran labor realizada por Fernando Arévalo. Eso sí, con un grupo de trabajo totalmente nuevo. «Estoy muy contento e ilusionado con mi elección. Estoy con un grupo en el que hay gente que no conocía, pero que desde el primer momento han dado el paso y me han apoyado en esta aventura. Hace un mes nada estaba previsto, pero al no presentarse nadie yo di el paso», señalaba hace ya más de medio año.

Ahora, con 52 años y la temporada ya finalizada para el primer equipo del Cádiz CF, el presidente de la FPC atiende a CANAL AMARILLO para abordar los asuntos que atañen al organismo.

-Accedió a la presidencia de la FPC en noviembre de 2018 y han pasado ya siete meses desde entonces. ¿Qué valoración hace en este algo más de medio año de mandato?

-La valoración es positiva pero queda mucho trabajo por hacer. Llegué con gente nueva, algunos ni nos conocíamos al ser representantes de diversas peñas del Cádiz CF, pero estoy muy contento después de estos siete meses. Además puedo asegurar que hay más trabajo del que puede parecer a simple vista. No hay un mes tranquilo y, sin ir más lejos, ahora estamos ayudando al club a dar forma a la campaña de abonados, por poner un ejemplo.

-¿Era lo que esperaba antes de tomar el mando de la FPC?

Si le soy sincero no esperaba nada. Hace un año me pregunta usted por este asunto y ni se me hubiese pasado por la cabeza. Yo soy accionista del Cádiz CF desde la primera época y desde que regresé a La Tacita en el 98 sigo al Cádiz CF en todos los encuentros que puedo, pero no pensaba en ser presidente de la FPC.

Y voy más allá, yo nunca había ido en bus a partidos del Cádiz CF ni conocía a fondo la FPC. Simplemente era socio del Cádiz CF y de mi peña Holoturia Amarilla, una peña muy pequeña de diez personas. Es más, voy en mi coche y el día antes si viajo, por lo que alabo el palizón que se pegan cuando hay aficionados que van, llegan a lo justo para ver a sus equipos y se vuelven tras el encuentro.

-Y ahora que está al frente, ¿qué le parece gestionar una federación de peñas como la del Cádiz CF?

Pues te quedas sorprendido por todo lo que mueve, pues la idiosincrasia del cadista es singular. Ves que aquí hay más de 70 peñas adscritas a la FPC, mientras que el Granada (que acaba de subir a Primera) cuenta con 37 peñas y el Málaga dispone de 40 y algo habiendo estado en la ‘Champions’ hace no muchos años… No podemos negar que tener una afición única y singular con peñas a nivel nacional e internacional, sin contar las que dan brillo al Cádiz CF desde Cádiz y su provincia.

-¿Cómo valora el trabajo de su predecesor Fernando Arévalo?

Fernando Arévalo llevaó a cabo un gran trabajo al frente de la FPC. Él lo tuvo que dejar por agotamiento, ya que aquí no hay descanso y hay muchísimo trabajo. Son muchos actos, numerosas consultas y, además, es muy desagradecido esto porque hagas lo que hagas, hay gente a la que no le gusta lo que haces. Pese a ello mi talante es el de buscar soluciones y no quejarme.

-¿Qué recuerda del momento en el que se ofreció para ocupar el puesto?

-Hablé con Fernando Arévalo, busqué candidatos, me noté y me noto preparado para cumplir, y aquí estoy. Me veo capacitado porque estoy abierto a emprender iniciativas con la gente.

-¿Qué tal es la relación de la FPC con el Cádiz CF?

-La relación entre la FPC y el Cádiz CF es muy buena. Existe un proceso de canalización de ideas con el presidente Manolo Vizcaíno y con Pepe Mata, y la acogida ha sido estupenda. Nos han ayudado en algunos desplazamientos y no ha faltado el apoyo del Cádiz CF. Puedo asegurar que ha sido una relación genial en todo momento, con la máxima colaboración entre las partes. Es más, la semana que viene tendremos una reunión para la próxima campaña de abonados del Cádiz CF y queremos apoyar con nuestras propuestas.

-Pero no todo es sencillo en el día a día, ¿no es así?

-Evidentemente. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) tiene cada vez más control sobre la afición. Pregunta quién se desplaza, quién va en cada bus para contrarrestar fenómenos ultras… No todos los aficionados entienden eso y es cierto que cada vez hay más problemas al gestionar la venta de entradas, de tickets para desplazamientos…

En la FPC no tenemos normas rígidas, pero hay que gestionar. Somos un organismo autogestionable con nuestra cuota de peñas (20 euros para las peñas de Cádiz y 10 euros para las peñas que no son la provincia), pero queremos seguir creciendo y estamos aprendiendo de otras federaciones de peñas. Por ejemplos, ahora estamos trabajando en buscar nuevos acuerdos y buscamos nuevos recursos.

-El tema de la venta de entradas en los desplazamientos le habrá ocasionado algún quebradero de cabeza en estos meses…

-Aquí, en primer lugar, tengo que dejar muy claro que la FPC no se queda ninguna entrada. La FPC pertenece a Aficiones Unidas (AFEPE), que es una asociación sin ánimo de lucro fundada en 1999 para establecer, entre otras cosas, puntos de encuentro que fomenten las relaciones entre los aficionados al fútbol y entre las federaciones de peñas, peñas y peñistas.

En este sentido se firmó un acuerdo por el que los clubes de esas federaciones de peñas tenían derecho a 300 entradas para su afición como visitantes. Pero es acuerdo de control para que las federaciones de peñas controlen quién va y hay personas a las que no le gusta dar los datos. Si no es así no pueden venir. No hay más. No nos quedamos con 300 entradas, eso es un bulo. Son localidades que nos pertenecen y se hace por una petición, y esa petición hay que solicitarla diez días antes del encuentro, de manera que se pierde si no se pide. El acuerdo es bastante positivo, pero es para Segunda, no para Primera.

Carranza, motor del Cádiz CF

-Carranza siempre arropa al Cádiz CF pero… ¿cómo se puede reactivar el ambiente que se vivía antaño?

-Estamos trabajando para encontrar soluciones. Un tema complicado es reubicar a los socios porque los fondos están agotados. No hay asientos libres porque están vendidos al inicio de la temporada. Hay abonados que sacan el carné para mantenerlo y eso tiene su parte positiva y negativa. Y sacar a la venta esos asientos cada semana no termina siendo muy rentable por lo que se ha visto.

Otra opción es tener a las peñas agrupadas. Es un problema y estamos en vías de empezar a trabajarlo, que no de solucionarlo todavía. Por ejemplo, en Holoturia Amarilla somos siete peñistas en Fondo Norte y tres peñistas en Preferencia Alta. Y así sucede con casi todas las peñas. Eso hace mucho daño en peñas pequeñas y más aún en peñas grandes. Si están juntos esos peñistas se contagiaría el ambiente.

También hay en mente otras ideas como quitar el gris del estadio y pintarlo de amarillo, pero el estadio es del Ayuntamiento de Cádiz y son temas que hay que abordar. Y así podemos ir sumando asuntos para mejorar.

-¿Qué sensación hay en el cadismo con la temporada del primer equipo?

-Como presidente de la FPC no estoy autorizado para responder a esa pregunta porque represento a muchos peñistas y cada uno tiene su opinión. Ahora bien, si me preguntas como ‘Papi’, que desde el 98 se ha tragado todo en Segunda B, pues creo que hay que valorar lo que vivimos ahora. Y lo digo porque he ido con mi hijo Alberto y he disfrutado mucho, pero también he visto a mi hijo llorar en liguillas de ascenso perdidas. Hay que mirar al pasado.

Personalmente creo que hay que esperar cuatro o cinco años para dar el salto de categoría. Ahora hay que trabajar bien y sanear el club en todos los sentidos, crecer en todos los aspectos. Y es cierto que puede haber desilusión, que no fracaso, después de los últimos encuentros ante Extremadura y Sporting pero repito que hay que mirar al pasado. ¿Qué hay que exigir?  Proyecto hay y conviene no entramparse.

-El que se juega el ascenso a Segunda B es el Cádiz CF B. ¿Tendría que jugar esta Fase de Ascenso en el Ramón de Carranza?

-Se lo solicité el lunes por carta al club y lo agradecieron, pero no van a ir 5.000 personas a Carranza. Ahora hay aproximadamente 400 entradas vendidas para el domingo ante el Numancia B. La realidad es que no es rentable. Las redes sociales distorsionan en muchas ocasiones la realidad.

-Pida un deseo.

-Que todos los peñistas y aficionados del Cádiz CF estén contentos con la labor de la FPC. Veo que puedo seguir apostando y trabajo para que así sea.