José Mari, en un entrenamiento. CCF
José Mari, en un entrenamiento. CCF

Cádiz CF

José Mari: “Me he cargado tres rollos de papel higiénico con el reto de las ‘pataítas'”

El roteño mantiene una charla virtual con aficionados en la que muestra su cara más familiar, india y cadista

Por  20:12 h.

El Cádiz CF, a través de sus redes sociales, ha vuelto a poner en contacto a un futbolista de los suyos con su afición. En es esta ocasión le ha tocado el turno a José Mari, el primero fue Malbasic. El roteño respondió a todas las preguntas de los aficionados, entre los que había muchos amigos suyos, compañeros y hasta familiares. “Sabía yo que esto me iba a pasar”, llegó a decir ante muchas de las preguntas que le formularon con más guasa de lo normal.

La primera pregunta a la que se enfrentó fue que eligiera a un compañero como el mejor futbolista, algo que rehusó de manera identitaria con la forma de estilo del equipo. “Sería feo señalar a solo un compañero porque el éxito radica en el grupo aunque sí que tenemos individualidades muy buenas”, manifestó para decir más adelante que Perea “tiena una gran calidad en el uno a uno”.

Asimismo, José Mari tira de veteranía a la hora de señalar a jugadores importantes en el equipo “Hay compañeros que por su tiempo en la plantilla y por la forma de jugar que tenemos nos dan mucho. Por ejemplo Cifu en la portería, Cala, Álex, Salvi… Gente que tiene la idea muy clara de lo que quiere el míster. Pero el secreto es que todos sabemos lo que debemos hacer y se nota cuando hay cambios en el once”.

Como no podía ser de otro modo, al centrocampista se le preguntó por cómo lleva el confinamiento. “Lo llevo como todos. Un poco aburrido; es algo excepcional y a lo que no estamos acostumbrados. Intento jugar con mi hija y pasar el tiempo entreteniéndola. Aprovecho para estar con mi mujer y mi hija y afianzar esos vínculos”. Y en el pano profesional declara que “tenemos un plan. Hago una horita por la mañana de trabajo con fuerza y por la tarde un poco menos de una hora de cardio”.

Entre las preguntas, se ‘coló’ una de su compañero Iván Alejo, que le preguntó el motivo del por qué se le suben tanto los gemelos. Con risas, José Mari no dudó en contestarle. “Se me cargan bastante por lo que corremos en el campo.. Pero se les carga a todo el mundo. Esa pregunta está hecho con un poco de maldad. Verás como te engancho en el próximo entrenamiento Iván…”, le soltó con sintonía.

Sabido es que José Mari es dela UD Roteña y lo luce a gala. “Soy indio (de la roteña) y me identifico con ello”. Y más adelante respondió a la hipótesis de que tuviera la oportunidad de jugar en el CD Rota. “No pienso irme al CD Rota, aunque tengo muchísimos amigos y para lo que necesite aquí estoy pero he echado los dientes en el Puntas Velas y el rojo y negro son mis colores y el verde para mis amigos del CD Rota”, contestó con sobrada elegancia.

A José Mari se le recordó su lesión en Zaragoza que le amargó la temporada anterior. Su calvario lo contó así. “Fueron ocho meses y medio y psicológicamente lo pasé mal porque desde los cinco años estaba haciendo deporte y de manera repentina te ves sin poder moverte en un sofá y se pasan momentos malos. Pero es uno de los riesgos que corremos y estamos expuestos. Tenía muy claro que tenía que recuperarme lo mejor posible para seguir estando en casa. No se me pasó por la cabeza dejar el fútbol. Esa lesión me hizo tener más claro el objetivo que tenía y que era lo que me hizo firmar en el Cádiz CF. Desde que he firmado en el Cádiz CF he pasado varias veces por el quirófano y eso no quita para que siga trabajando para mi ilusión” del ascenso.

José Mari habló de la afinidad que tiene con algunos de los compañeros con los que mejor se lleva. “A Salvi lo conozco desde que tiene 16 años que coincidimos en el Sanluqueño y es mi compañero de habitación. También con Cifu y Garri me llevo muy bien porque llevamos mucho tiempo juntos”, dice el roteño, que una vez que Servando dejó el equipo para formar parte del cuerpo técnico cambió de compañero por Salvi, que a su vez había despedido al suyo, que era Alvarito, que se fue al Rayo.

También recibió una pregunta de su hermano, afincado en Córdoba. Ese parentesco le dio la confianza para preguntarle el por qué ve tantas tarjetas. “En mi posición tengo que hacer muchas faltas; aunque el día del Sporting lo pasé mal porque fui expulsado y además pude hacer mucho daño a un compañero de profesión”.

Un aficionado le pidió que dijera qué piensa hacer en caso de ascenso, algo que preveía que se lo iban a preguntar pero para que no dio respuesta al no haberlo meditado previamente. “Si ascendemos se merecería hacer algo loco pero tengo que pensarlo”, dijo Lo que tiene claro es que su “sueño es jugar con el Cádiz CF en Primera y en esas estamos”.

Si a Perea lo ve como el jugador con más calidad de la plantilla a Álex lo define como el más completo del campeonato porque “tiene gol, defiende y es un buen compañero al que apreciamos mucho”.

Hubo momento también para las bromas. En este caso fue cuestionado por cuánto papel higiénico había comprado. “Compré un paquetito pero con el reto de las pataítas me he cargado tres rollos y he tenido que comprar más”.

Jurado, el más reservado del vestuario

A la hora de decir el compañero más serio que tiene en el vestuario, José Mari lo tiene claro pese a que “hay mucho sinvergüenza en el equipo, pero por ser un poquito más mayor y demás José Jurado es el más reservado. Desde que llegó se está abriendo mucho y lo apreciamos un montón”.

No es José Mari un jugador de muchos goles pero pese a ello le preguntaron por su mejor gol. A bote pronto, recordó dos. “Los tengo frescos todos porque han sido pocos. Tengo menos gol que Chendo. Uno que le meto con el Colorado al Vancouver, que le pego con la izquierda y fue muy bonito. Anteponemos el trabajo colectivo al lucimiento personal. También tengo otro en Copa del Rey con el Zaragoza al Granada que es muy bonito”.

Y es que José Mari no es que destaque mucho por su potencia en el disparo, algo que admite a regañadientes. De hecho, recordó que apodaron a sus disparos como el ‘tiro de fuego’ por su falta de fuerza en el golpeo. Aunque de vez en cuando trata de oponerse a dicha fama.

La ansiedad de muchos aficionados por el final de Liga motivó que José Mari tuviera que opinar acerca de cómo ve la solución al entramado actual. Y como se ve, antepone la salud a todo. “Como ciudadano hay que cumplir. No  sabemos si la Liga se va a iniciar y cómo se va a iniciar. Estamos a la espera de lo que se diga y nos estamos preparando de la mejor manera posible. Nos estamos jugando algo precioso y tenemos mucha ilusión. El fútbol es de las cosas menos importante, la más importante. Por lo menos para mí. Pero lo primero es la salud y si tenemos que jugar en verano, pues en verano”.

Tras decir que jugadores como Guardiola o Busquets son su tipo de referente, decantarse más por el Madrid que por el Barça aunque sin ningún tipo de forofismo y nombrar a Messi como el mejor jugador de todos los tiempos, manifestó que se está sacando el carnet de entrenador “para seguir vinculado al fútbol” una vez cuelgue las botas, que si por él fuera las colgaría en Carranza.

No le cabe duda que la Segunda tiene mucho más nivel que la MLS americana. Y da algún motivo. “La verdad que la Segunda tiene más nivel sin duda porque hay muy pocas diferencias entre clubes y la MLS al no tener ascensos ni descensos al final una victoria y una derrota no tiene el mismo significado.

Por último, se sinceró en el supuesto de qué hubiera sido en el caso de no ser futbolista. “En cuanto a estudios no he sido el mejor estudiante. Si no hubiera sido futbolista estaría trabajando en el campo con mi padre o en una obra”. Afortunadamente sigue siendo un currito, pero a las órdenes de Cervera.