José Mari posa para la entrevista de Canal Amarillo.
José Mari posa para la entrevista de Canal Amarillo.

CÁDIZ CF

José Mari: «Ser gaditano y jugar en el Cádiz CF es disfrutar y sufrir el doble»

El roteño, feliz en su tierra. "El fútbol te hace dar muchas vueltas para llegar al sitio donde quieres"

Por  18:13 h.

José María Martín-Bejarano (Rota, 6 de diciembre de 1987) es la espalda sobre la que descansa la mejoría del Cádiz CF. Con la jerarquía que imprime su experiencia, la calidad que advierte su trayectoria y la energía que impulsa su cadismo el conjunto gaditano se ha asentado en una categoría desconocida para gran parte de sus compañeros.

El mediocentro se ha consolidado en la medular tras un inicio complicado, marcado por sus problemas físicos y la exigencia que arrastraba su fichaje. José Mari atiende en exclusiva a CANAL AMARILLO y en una amplia entrevista analiza la actualidad del equipo amarillo, el futuro que vislumbra con el roteño en sus filas, su compenetración con Garrido y Abdullah y sus referencias futbolísticas.

En esta primera parte de la entrevista, José Mari expresa su cadismo, el recorrido enorme que se ha visto obligado a hacer para acabar en el punto de partido y sus ídolos cadistas.

-Roteño, gaditano y cadista, y ha tenido que recorrer España entera y marchar hasta América para vestir de amarillo. ¿Cómo es posible que no hubiera antes un acercamiento?

-El fútbol te hace dar muchas vueltas para llegar al sitio donde quieres. He estado fuera de casa muchos años y me he ganado la oportunidad de estar aquí gracias a mi trabajo previo. Contento porque se haya podido dar ahora. Me crié en la cantera de la Roteña y de ahí he pasado por muchos equipos hasta acabar en Cádiz.

-¿Estaba en sus planes?

-Todo el mundo de la provincia tiene la ilusión de jugar en este club y era uno de los objetivos, porque me siento muy identificado. Ha llegado el momento de disfrutarlo. De disfrutar y de sufrir porque se sufre más estando en el equipo de tu casa. Cuando las cosas van bien la alegría es mayor pero cuando van mal te lo llevas a casa, lo vives con mayor intensidad que en otros lados.

-Está rodeado de cadistas. Familiares, amigos…

-Voy a cualquier lado y me encuentro a gente que ha estado en el partido, que lo ha seguido, y me llenan el móvil de mensajes. Es muy bonito a la vez que una presión añadida que debes saber llevar. Recuerdo que venía a Carranza de pequeñito, al antiguo Fondo Norte, y me acuerdo de un Cádiz-Xerez con mi hermano mayor pero ni sé de qué fecha. Luego he podido ver algunos partidos del ‘play off’ de ascenso porque ya no estaba compitiendo.

-¿Cuál es su ídolo cadista?

-Hemos tenido muchos jugadores y muy buenos, pero por lo que significó Oli me encanta, sobre todo por el gol del ascenso en Chapín. También Bezares, un ‘bicho’, un trabajador y le tengo mucho respeto por lo que curró por la camiseta del Cádiz CF.

-¿Y pitaba a los jugadores desde la grada?

-No, qué va. No hago lo que no me gusta que me hagan a mí. Al revés. Hay que saber que el futbolista lo que quiere es que le vaya lo mejor posible al equipo. Por eso hay que apoyar en todo momento, como hace nuestra afición.