Pombo en su presentación como cadista
Pombo en su presentación como cadista

Cádiz CF

Jorge Pombo ‘hereda’ el número 11 de Caye

El jugador aragonés lucirá el número que ha dejado libre el delantero onubense al marcharse al Fuenlabrada

Por  16:28 h.

Jorge Pombo es el único refuerzo llegado, de momento, en el mercado invernal al Cádiz CF. La pasada semana fue presentado en Carranza y saltó al césped con el número 25, pero la salida como cedido de Caye Quintana al Fuenlabrada, que se ha confirmado este miércoles, le permite cambiar de dorsal para llevar el 11 a su espalda en la camiseta amarilla.

 

El jugador aragonés lucía el número 8 en su anterior club, el Real Zaragoza, donde se convirtió en titular indiscutible en las dos temporadas anteriores a la actual e ídolo de la afición maña. Ha estado media temporada sin entrar en los planes de Víctor Fernández, lo que propició su salida hacia el Cádiz CF, en calidad de cedido pero con una cláusula para activar su fichaje en caso de ascenso a Primera. En este mediapunta habilidoso y potente están depositadas muchas esperanzas de la afición cadista para ayudar al equipo de Álvaro Cervera en su conquista de una de las dos plazas que dan acceso directo a la máxima categoría del fútbol español.

Aunque todavía no ha podido debutar, este miércoles contra el Mirandés, podría llegar su opotunidad de estrenarse en su nuevo estadio y ante una afición que espera verle hacer los números logrados en el Real Zaragoza en temporadas anteriores, donde logró 13 goles entre liga y copa en tres temporadas y ocho asistencias. El propio Jorge Pombo reconoció en su presentación que Cervera le ha pedido precisamente eso, que sea el mismo que deslumbró a todos con su juego entre líneas en el cuadro aragonés.

Incluso su entorno familiar se muestra entusiasmado con la posibilidad que le ha brindado el Cádiz CF de salir del ostracismo en el que se encontraba actualmente en el Zaragoza. Su madre, Yolanda Escobar, estuvo en su presentación y confesó que «Cuando me enteré que se iba lloré, pero Jorge tiene que perseguir su sueño»