Jona, en su partido de despedida de Carranza, ante el Tenerife. :: F. Jiménez
Jona, en su partido de despedida de Carranza, ante el Tenerife. :: F. Jiménez

CÁDIZ CF

Jona: «La culpa de no hacer goles fue mía; tuve muchas oportunidades»

El ariete malagueño cree que el principal problema de los amarillos en esta última temporada ha sido la falta de acierto en los metros finales

Por  7:00 h.

Jonathan Mejía, ‘Jona’, (Málaga, 7 de enero de 1989) descansa en su tierra después de un curso muy duro, sin continuidad en el Córdoba y sin goles en el Cádiz en su ilusionante regreso. Asume que no ha cumplido las expectativas con la sinceridad y humildad de las que otros carecen. «Ha sido culpa mía porque he tenido minutos y oportunidades», reconoce. Aún tocado de la lesión del hombro sufrida en Granada, se prepara para mantenerse en el mercado, ese juez que coloca a cada futbolista por encima de las estadísticas.

–¿Cómo se encuentra después del palo del último momento en los Cármenes?

–De momento descansando y desconectando. Fue jodido porque el año no acabó como el Cádiz CF quería, en mi caso por segunda vez, pero he vivido situaciones similares. La experiencia te conduce a asumirlo y trabajar para agarrar confianza de cara al futuro.

–Había mucha ilusión en esta segunda etapa pero no le han salido bien las cosas.

–Tenía muchas ganas de revancha, y el año ha salido mal desde el principio. Tres goles en una temporada son números muy pobres para mí. Me voy con esa espina de no haber podido ayudar al Cádiz con los goles, que son vida, son confianza, pero a la vez estoy tranquilo porque he dado todo lo que tenía dentro. Cádiz es un sitio especial, un espectáculo en el que cualquier jugador se siente futbolista de ‘Champions’. Y por suerte he podido vestir esa camiseta con el logo de la LFP.

–¿Qué es lo que ha ocurrido?

–Todo ha sido cosa mía, no busco excusas. La culpa es mía y sólo mía, seguro. He tenido muchas oportunidades que no he materializado, y he jugado minutos. Sólo me queda analizar qué ha podido pasar, y es cierto que los distintos equipos en los que he estado juegan de diferente manera, pero al final yo he marcado goles en todos durante mi carrera. Sé que hay muchos delanteros que un año marcan muchísimos y al siguiente menos, y otros que se quedan en blanco y luego se salen. Otros años yo los he marcado con el culo y esta vez no había manera.

–¿Y el equipo? ¿Fue un problema físico?

–Yo puedo hablar por mí. Los entrenamientos en el Cádiz CF eran distintos, y a mí me venía bien este tipo de sesiones fuertes debido a que en Córdoba tuve poca continuidad. Yo acabé bien, del resto no sabría decir.

–Entonces cómo se explica ese bajón en la recta final de la temporada.

–Tengo mi visión particular y cada uno tendrá la suya. Sé que hablan del sistema de juego, más defensivo que ofensivo, pero oportunidades hemos tenido. Están ahí. Más que falta de gol, ha sido falta de acierto de los delanteros.

–¿Qué le pasó en el hombro?

–Pues ha sido una de las jugadas más absurdas de mi vida, y todavía me estoy recuperando de los ligamentos. Fue al chocar con Raúl Baena. Es increíble. Nos jugábamos todo y caí yo, luego Barral, Perea… Se junta todo para que la cosa no salga.

–En cambio, sube el Valladolid…

–…que ha estado toda la temporada en la zona media-alta y se metió en la última jornada. Por eso el fútbol es tan bonito. Ha tenido un delantero (Mata) que ha marcado la diferencia con los demás.

–¿Con qué delantero se queda esta campaña?

–Con Sergi Guardiola, con el que compartí vestuario en el Córdoba y va a jugar seguro en Primera, y con Mata por su regularidad.

–Se le relaciona con el Lugo. ¿Se puede hacer ya oficial?

–Me quedan dos años de contrato con el Córdoba y no sé más. El representante es quien me tiene que informar cuando sea algo sólido. He acabado muy quemado pero estoy seguro de que esta vez tiene que ser mi año.

–¿Le molesta mucho que hablen de su gafe? Por los descensos que ha tenido que padecer en su carrera.

–Tengo 29 años y he aprendido mucho del fútbol. En los años en los que he descendido he marcado 17 goles con el Jaén, 15 con el UCAM, y 21 con el Cádiz cuando no subimos. Digo yo que al final jugamos todos ¿no? Si ganamos no es porque yo meta los goles y si perdemos no es únicamente mi responsabilidad. Hay que estar aburrido para escribir cosas sobre gafes y demás. Tengo cifras goleadoras en Segunda, estoy tranquilo con mi trabajo y el mercado al final es el que te pone donde te mereces. A mí me siguen llamando.