Jairo ha sido el protagonista hoy en el Potito Beach.
Jairo ha sido el protagonista hoy en el Potito Beach.

Cádiz CF

Jairo cree que hay equipo para conseguir el ‘play off’

El extremo canario saca brillo a una plantilla que ve capacitada para todo aunque después de "conseguir los 50 puntos"

Por  17:39 h.

Como cada martes, Deportes Cope Cádiz ha celebrado su tertulia en el chiringuito Potito Beach Club y ha tenido como invitado a uno de los jugadores de moda dentro del once de Álvaro Cervera como es el canario Jairo Izquierdo. El extremo ha hablado del buen momento por el que atraviesa el Cádiz CF y cree que su participación en el equipo en estos momentos positivos tan sólo es circunstancial ya que él veía desde fuera que las cosas se estaban haciendo muy bien. “Los resultados vienen a reforzar el trabajo que estábamos haciendo”, comenzó diciendo.

Ha pasado solo un mes del tropiezo frente al Extremadura y desde entonces las cosas han cambiado mucho. Es lo que tiene ganar tres partidos consecutivos, “que te pones arriba, pero hay que ir con cuidado porque igual que se sube se baja”, avisa Jairo.

Si tiene que dar un motivo Jairo para explicar el cambio de dinámica le cuesta darlo aunque hace por buscarlo. “Al final, son momentos del equipo, que al igual que un día falla las dos que tiene y le meten en sola una ocasión, llega un poco de suerte y ocurre al revés. Creo que esa dinámica la da la confianza que dan las victorias, que siempre ayudan y eso es clave. Ahora, lo que antes se fallaba, se mete y al revés. Hemos sabido reponernos”, analiza.

Su entrada en el once ha coincidido con la recuperación del equipo. ¿Suerte o argumento de peso? Para él, “ha sido casualidad”. Y lo explica. “Cuando yo empiezo a entrenar no me cuadra el resultado del equipo con el nivel que yo veía entrenando porque veo jugadores muy buenos con balón y trabajando. Me decía que era imposible que el equipo estuviese así viendo a los compañeros como entrenaban”, cuenta. Y a la hora de dar nombres no tiene problemas. “Me sorprendió una barbaridad entrenando José Mari, que no pierde un balón y trabaja una barbaridad. O el golpeo perfecto de Ager (Aketxe), o la calidad de Álex… Veía, uno por uno, los jugadores que tenemos y al nivel que entrenaban y no podía imaginar que fuésemos donde estábamos en la clasificación. Al final, está llegando el rendimiento y están saliendo los resultados. Es un privilegio estar en este once”.

Lo que antes era falta de gol, ahora es afluencia. Y lo que es más positivo para Jairo, los tantos se dividen entre los compañeros. “Que los goles se repartan entre las gente de ataque da más confianza a todos”. Como todos, se alegra de la irrupción de Manu, al que dice haberle dado algún consejo, si bien le desea “que siga igual”. Porque el chiclanero se ha convertido en un hombre determinante en el equipo. Entre otras cosas porque “sabemos que siempre va a tener una ocasión ya que tiene una virtud y es que ese exprime al máximo”. En este aspecto, matiza que no solo se exprime el canterano. “Todos damos lo máximo y eso es lo que hace que el equipo esté como esté y donde está”.

Y si de los anteriores compañeros, Jairo elogia sus puntos positivos, qué no va a decir de Garrido, un hombre que “da bastante equilibrio; que parece que no hace nada, pero es increíble lo que corre y trabaja. Siempre que hace falta aparece para tapar a un compañero el hueco que ha dejado”.

Aunque no apostaría dinero por decir dónde acabará el Cádiz CF este curso, sí que aporta su opinión al respecto basándose en la categoría en la que se está compitiendo. “Es complicado saberlo en una categoría como la Segunda porque habrá muy pocos equipos que estarán al final donde querrían estar”, dice. Lo que tiene claro es que “hay una gran plantilla, pero no sé si estamos para una cosa y otra. Lo ideal es que el Cádiz CF entre en ‘play off’. Entrar en ellos creo que es un objetivo que se podría completar. Y una vez metidos, a ver qué pasa”, comenta sin complejos.

No tiene reparos Jairo en nombrar los ‘play off’ después de ver la plantilla y los jugadores con los que entrena cada día. Por poder, “claro que se puede, pero en Segunda todos los años hay sorpresas en cuanto a ‘play off’ y descensos. Lo primero es salvarse”, aclara en todo caso.

Llegó al Cádiz CF el pasado verano tras despuntar en el Extremadura y ser fichado por el Girona, que lo cedió al club gaditano. La motivación por vestir de amarillo del canario es tan real como sensata. “Hay un sentido que me anima a venir y es el modo de juego del Cádiz CF, que me favorece por mi por mi forma de jugar y de ser dentro del campo. También hay otra cosa y es el hecho de que su un entrenador me conoce en cierta medida (Cervera lo tuvo en el Tenerife), al igual que yo algo a él. Y si un entrenador me conoce y aun así quiere contar conmigo me puede favorecer la situación”.

Sobre Cervera, Jairo piensa que puede moldear sus ideas, pero que no se saldrá de la base. “Hay determinados partidos que intenta cambiar algo, pero al final lo que quiere son bandas rápidos y que el equipo trabaje y en eso coincido porque si un equipo corre más y mejor que el otro tiene mas probabilidad de llevarte a la victoria”.

La entrega es primordial para poder jugar con Cervera y en este punto Jairo sabe que se tiene que correr igual hacia delante que hacia detrás. Además, “que la gente de ataque se vacíe favorece al equipo y a los mediocentro les da la vida porque si no se verían superados. Eso es clave para que el equipo funcione”, señala.

Ha habido partidos en los que Cervera ha apostado por extremos a piernas cambiada, algo de lo que Jairo no se siente muy partidario aunque, si bien, también aprueba la táctica para según qué partidos y circunstancias. Eso sí, tiene un dato empírico que demuestra que el fútbol de siempre, el de los extremos pegados a la cal, siempre ganará a los puntos. “Goles de irte de uno hacia el centro y pegarle a puerta hay menos que de centro y remate. De todas formas, tenemos jugadores para las dos alternativas”.

Jairo se muestra de lo más sincero a la hora de que se marque unos objetivos para esta campaña. Y lo primero, como futbolista que es, es lo primero. “Lo que quiero es jugar. Intentar conseguir una buena cifra de goles (entre seis y ocho). Y ya a nivel grupal, conseguir cuanto antes los 50 puntos”.

Al extremo zurdo se le nota de lo más centrado en el Cádiz CF. Tanto que incluso ignora los cantos de sirena por los que el Girona estaría dispuesto a repescarle este mercado invernal. “En ningún momento he tenido contacto con el director deportivo del Girona, pero ni sé ni quiero saberlo”, dice en alusión a un posible interés de su equipo, el Girona, en repescarlo. “Estoy bien y estoy jugando. No olvido que el año pasado estaba en Segunda B y estoy contentísimo aquí. Para mi es un muy importante dar este pasito. Vale que vengo de un club de Primera pero el Cádiz CF ha apostado por mí. En Segunda no he demostrado nada hasta ahora. Aquí están apostando por mí y estoy agradecido por ello”, asegura de forma tajante con la mira puesta sola en el azul y amarillo.

En la misma dirección, apunta que para su crecimiento le viene genial el paso por la categoría de plata. “Era consciente de que un año en Segunda siempre me va a venir bien. Me quedé con esa espinita en Tenerife -donde debutó en Segunda sin llegar a cuajar-de por qué no era jugador de Segunda y ya fui a Melilla, Murcia y Extremadura. He trabajado para volver a Segunda y este es el primer paso para ser un jugador más valorado”, dice con humildad sincera.

Tras ascender con el Extremadura siendo uno de los puntales del club de Almendralejo, toda la Segunda prácticamente se interesa por él. “Hay bastantes llamadas, pero cuando sale lo del Girona fue una alegría inmensa”, recuerda para expresar lo que sintió un jugador de Segunda B al que le llamaba para firmar todo un Primera. Después, el paso al Cádiz CF, fue más frío hasta el punto de valolarlo a expensas de varias llamadas. “Esperé y llegó el momento. Hablé con Roberto (Perera) y me pintó muy bien esto. También lo sabía por Kike (Márquez) y Airam, que me hablaron muy bien. Todo eso me ayudó mucho a la hora de tomar la decisión”.

Un canario atípico

Jairo es un canario atípico. Por supuesto que echa de menos a los suyos, pero no tiene una gran añoranza a su tierra, ni a sus Carnavales ni a sus murgas. “Me gusta el ambiente, pero nombres de mugar apenas me sé los tres mas conocidas. No las escucho, la verdad. Puede porque a mi familia tampoco le gusten”, comenta un jugador que en cuanto vio que no tenía continuidad en el Tenerife hizo las maletas para ir a Melilla, Murcia o Extremadura. “No me importa irme a un sitio u a otro mientras sepa que vaya a estar bien. Es verdad que se echan de menos cosas, pero en todos los sitios que he estado he estado increíble, como en Melilla, donde he dejado grandes amigos”.

Es uno de los nuevos del vestuario y ya se ha ganado el cariño de todos. Es fácil, según Jairo, ya que en el vestuario hay ambiente de bromas y una gran camaradería.  “Ya conocía a carri de Murcia. Ahora me estoy juntado mucho con Carmona y Matos. Todo el mundo vacila, es un gran vestuario, muy bromista, y todo eso sirve para involucrarse al grupo. Te adaptas rápido”.

No tiene un buen recuerdo de su debut en Carranza porque su cambio, por Vallejo, fue pitado por la grada como ‘castigo’ a Cervera. Por supuesto, Jairo entendió la situación en una afición “que transmite muchísimo porque es de las más eufóricas, e esas que se escucha desde el césped”. Eso no quita para admitir que “claro que hay presión. Cádiz es un sitio para comprobar si vales o no como futbolista. Si eres capaz de rendir con esa presión, ya has ganado mucho”, concluye.