Iza está triunfando en su primer año en el Cádiz CF.
Iza está triunfando en su primer año en el Cádiz CF.

Cádiz CF

Iza: “Si dependiera de mí, me quedaría en el Cádiz CF el resto de mi vida”

El jugador portuense espera poder cantar una letra de Juan Carlos Aragón en la celebración del ascenso en Puerta Tierra

Por  19:31 h.

Turno para Iza en las charlas virtuales que la plantilla del Cádiz CF está llevando a cabo durante este confinamiento para mantenerse en contacto con su afición. El portuense, que ya en días anteriores había aparecido por las redes sociales del club desde el jardín de su casa pidiendo quedarse en casa estuvo durante media hora respondiendo a preguntas de todo tipo.

El jugador portuense dice estar disfrutando mucho este año en el Cádiz CF y eso, además de a los buenos resultados se debe también al “gran grupo humano” que hay en el vestuario, donde destacó que se lleva mejor con Akapo, Perea, Luismi, Álex, Alejo o el Pacha Espino.

Si ya como aficionado Iza disfrutaba mogollón del ambiente que se respira en Carranza, como jugador ha llegado incluso a soltar alguna lágrima cuando ha escuchado desde la grada salir su nombre a coro. “La última vez que gritó mi nombre (la afición) se me saltaron las lágrimas. Fue cuando marqué el 2-1 ante el Lugo”, recuerda.

Llegaba con la fama de ser un buen lanzador de media y larga distancia, algo que Iza ha entrenado desde hace muchos años. Y sí, últimamente se me da bien y es verdad que siempre lo he trabajado desde la cantera del Betis que me quedaba después de los entrenamientos a ensayar con Valera. Gracias a eso he mejorado bastante” cuenta. De ahí le viene el apodo de bombardero. “Me encanta y está cuajando”, dice.

Como todos sus compañeros, a pesar de los pesares, se muestra optimista de cara al final de temporada. “Pienso que se acabara la Liga jugando y en el caso de que no se juegue que nos dieran por ascendidos”, vaticina con positivismo.

Tiene claro que lo primero que hará cuando acabe el confinamiento es irse a pasear con su perro a la playa de Fuentebravía, su preferida en El Puerto.

Recordó que su debut como profesional fue con el Zaragoza en Segunda, en un estadio, La Romareda, que junto a El Molinón y Carranza son los que más le han impresionado de la categoría.

Iza está haciendo una excelente temporada, pero también lo ha pasado mal sobre el césped cubriendo a rivales. De esos, el más daño recuerda que le hizo fue Mojica, del Girona. “Entro en la segunda parte; subía mucho la banda y me costó muchísimo cubrirlo”, admite.

El pasado verano su fichaje causó extrañeza dado que se trataba de una lateral demasiado ofensivo para los gustos de Cervera. De hecho, del Rayo Majadahonda venía con el cartel de extremo. AL ser preguntado por la demarcación en la que se encuentra más cómodo es claro. “Aquí me encuentro más cómodo como lateral porque como extremo aquí se piden otras cosas que no estaría yo muy acostumbrado a dar”, explica sin profundizar demasiado.

Precisamente, guarda muy buenos recuerdos de su anterior club, con el que descendió a Segunda B el pasado año. “Al Rayo Majadahonda le tengo mucho cariño y le deseo lo mejor; fue una pena que no salieran las cosas a nivel grupal porque en lo personal me fue muy bien. Es una ciudad muy cómoda y que tiene de todo. Yo apenas iba a Madrid”.

Si tiene que elegir un grupo de graciosos dentro del vestuario se mete en el saco junto a Garrido y Alejo. “Estaríamos los tres a la par”, bromea antes de responder que en cuanto a responsabilidad señalaría a José Mari y Cifuentes.

Pasa el confinamiento solo con su perro y por lo que se ve las normas de la rutina las pone él. “Me suelo levantar tarde porque me está costando dormirme por las noches mucho. Hago rutina de deporte, juego con el perro en el jardín, veo series, leo un poco y poco más”.

¿Es tan duro en los entrenamientos Fali como se ve en la competición? Para Iza está claro que es una forma de ser ejemplar para todos. “Fali tiene una manera de ser y es que es un ganador nato. Le da al grupo esa competitividad y es un fenómeno para todo. Se lo toma todo muy en serio”, resume.

Como buen portuense, le encanta el pescaíto frito, la carne guisada y las tortillas de patatas con cebolla. Se encuentra tan bien en Cádiz que no duda que si por él fuera coloraría de amarillo todo su futuro. “Me gustaría quedarme en el Cádiz CF muchos años. Si fuera por mí, me quedaría el resto de mi vida”, promete. Además, dice que ha “venido a una edad perfecta para disfrutar de mi casa y de mi gente”.

Desde El Puerto le llegaron bastante preguntas relacionadas con el fútbol portuense. En este sentido, se le preguntó si se retiraría en el Portuense, algo que no lo vio claro porque ya tiene en su cabeza planes de futuro. “Intentaría hacer del Safa San Luis el equipo base que era el equipo de antaño. Primero ayudaría a ese club porque es desde donde han salido muchos profesionales de El Puerto”. De hecho, su idea es, una vez cuelgue las botas, crear una escuela para potenciar el Safa, donde él comenzó a darles patadas a un balón. “Me entristece mucho ver así al fútbol de El Puerto. Se está dejando de lado mucho de los equipos de antaño”, analiza.

Entre sus aficiones destaca el Carnaval. “Soy juancarlista. Ha sido una pena que se haya ido tan pronto”. Iza incluso dice que en el caso de que haya ascenso y se celebre en Puerta Tierra se animará cantando una letra de Aragón.

Dice tener una “fantástica relación con el míster. Es serio en su trabajo y fuera del campo es un fenómeno”.

Nadie como Iza para describir en estos momentos el pensamiento general en el vestuario. “Lo veo impaciente con la incertidumbre de lo que va a pasar, pero nos estamos preparando para cuando llegue la batalla poder ganarla”.

Iza ha llegado al Cádiz CF sin haber pasado por su cantera, algo que explica de la siguiente manera. “En aquella época el Cádiz CF no pasaba un buen momento y me ofrecieron ir al Betis, que también me pagaba los estudios y por eso me fui a Sevilla”.